¿Todavía sigues pasando calor en verano? Cinco ventajas del aire acondicionado que quizás no conozcas

Se acerca el verano y, con él, las altas temperaturas. Llega un momento en el que, aunque existen maneras de mantener la casa algo más fresca, el calor resulta insoportable, hasta el punto de no poder dormir por las noches si no tienes aire acondicionado en casa.

La refrigeración doméstica se popularizó en los años 60 en Estados Unidos -aunque los primeros modelos se remontan a finales de los años 20- pero desde entonces, la tecnología ha evolucionado mucho. Si todavía sigues pasando calor en verano, atento a estas cinco ventajas del aire acondicionado que quizás no conozcas.

1.   El aire acondicionado es más eficiente que nunca

La inmensa mayoría de los nuevos aires acondicionados incluyen la tecnología inverter, que permite regular la potencia de funcionamiento a la temperatura deseada. Antes, los aparatos se apagaban al alcanzar la temperatura de confort, y se encendían de nuevo cuando ésta subía. Así, el aparato estaba continuamente poniéndose en marcha, que es la parte más ineficiente del proceso.

Ese gran avance, unido a una continua mejora de la tecnología, ha elevado la ya de por sí alta eficiencia del aire acondicionado, capaz de extraer de una vivienda tres veces más  energía -es decir, calor- de la que consume.

2. El aire acondicionado es más silencioso que nunca

La implantación generalizada de la tecnología inverter junto con otros avances, ha hecho que los aires acondicionados sean mucho más silenciosos. Como no tienen que funcionar a máxima potencia, con todo el ruido que ello supone tanto en la unidad exterior como interior, se regulan automáticamente para ofrecer el máximo confort térmico con la mínima molestia.

Muchos modelos incluso ofrecen modos silenciosos especialmente diseñados para esos momentos en los que queremos máxima tranquilidad. Ya sea por la noche al dormir, viendo una película o simplemente leyendo relajadamente.

3. El aire acondicionado está más conectado que nunca

El aire acondicionado está más conectado que nunca

Aunque no todos los modelos incorporan la tecnología WiFi, cada vez es más habitual encontrarla, lo que permite un control absoluto de nuestro aire acondicionado desde el teléfono móvil, incluso si no estamos en casa.

Gracias a esta tecnología, podemos apagar el aire a una hora determinada o encenderlo de camino a casa para que, cuando lleguemos a nuestro hogar, ya esté el ambiente a la temperatura deseada.

4. El aire acondicionado es también un gran sistema de calefacción

Si bien para mucha gente el calor que proporciona no es tan agradable como un radiador o una estufa, el aire acondicionado es un sistema de calefacción muy eficiente, con un rendimiento del 300%. Es decir, que es capaz de convertir en calor (energía térmica) más de tres veces la energía que consume.

Comparado con cualquier otro sistema, ya sea eléctrico, gas o gasoil, con rendimientos entre el 90 y el 109%, la diferencia es sustancial. Eso sí, conviene recordar que la eficiencia del aire acondicionado se ve reducida con temperaturas exteriores por debajo de 5º, por lo que solo sería adecuado para climas templados.

5. El aire acondicionado es más limpio que nunca

El aire acondicionado es más limpio que nunca

Los nuevos equipos ya vienen con filtros antialérgicos especiales y sistemas de purificación de aire incorporados, que hacen que los sistemas de aire acondicionado sean más limpios, mejorando la calidad del aire del hogar.

Algunos modelos incluso incluyen sistemas para evitar que se reduzca en exceso la humedad del ambiente, ayudando a mantener unos niveles de confort adecuados.

En Naranja | ¿Cuánto gasta el aire acondicionado del coche?


Conversación