Viajar sin gluten es posible: siete consejos para irse de vacaciones con alergias o intolerancias alimentarias

Cuando viajamos en vacaciones, rompemos los hábitos de nuestra vida diaria para desconectar de la rutina y descansar. Un nuevo lugar con sus costumbres es protagonista de nuestras vidas durante los días de ocio, las cuales hay que encajar con nuestras limitaciones personales, como es el caso de las alergias o intolerancias alimentarias.

Un caso particular es el de las personas que padecen intolerancia al gluten y celiaquía, que limitan los alimentos que pueden ingerir. Estas personas, al variar sus costumbres cotidianas, deben tomar algunas precauciones extra para evitar cualquier tipo de problema, como las siguientes que te comentamos:

No te confíes: no todos los restaurantes están adaptados (pero están en ello)

Aunque la legislación actual vigente obliga a informar de los alérgenos en los platos que sirven los bares y restaurantes, hay que evitar confiarse y pensar que en todos los restaurantes a los que vamos están adaptados para producir comida sin gluten. Al salir de nuestro entorno habitual, siempre hay que identificar cuales son los restaurantes y comercios que sirven productos sin gluten y cuales aún no están adaptados para poder hacerlo.

Las apariencias a veces engañan, no te olvides de la posibilidad de la contaminación cruzada

Hay restaurantes y comercios que ofrecen comida sin gluten pero no tienen en cuenta la contaminación cruzada, que es la que se produce cuando un producto sin gluten entra en contacto con otro que sí lo tiene. Este es el caso de unas patatas (libres de gluten por naturaleza) que son freídas en un aceite en el que previamente se han cocinado unas croquetas (producto que suele llevar gluten por el pan rallado y otros ingredientes).

Para evitar consumir un producto contaminado por otro, hay que informarse de cómo preparan los platos en cocina, preguntando a la persona que nos atiende, y, en caso de duda, siempre optar por otra opción más segura.

Tu smartphone puede ser de gran ayuda

Hay algunas apps que te ayudan a comer “sin gluten”, bien identificando si está entre los ingredientes de productos envasados, o localizando restaurantes especialistas “sin gluten” en una zona en concreto. Entre las más populares están las siguientes:

  • SinGLU10: informa sobre el contenido de gluten en productos envasados, escaneando el código de barras o introduciendo la marca y nombre en el buscador | Más info y descarga | SinGLU10
  • CeliCity: informa de restaurantes y comercios especialistas en productos “sin gluten” a partir de la información que suministran sus más de 9.000 usuarios en 16 países. Más información y descarga | CeliCity

En caso de que no encuentres lo que buscas en una app, recuerda que siempre puedes recurrir a Google.

Lleva a mano un kit de medicamentos e instrucciones para usarlos en caso de emergencia

Cuando se viaja y se padecen alergias o intolerancias alimentarias, es muy importante llevar preparado de casa un kit especial para emergencias, además de informar a los acompañantes de las instrucciones a seguir en caso de emergencia. Estas instrucciones deben incluir los procedimientos a seguir, las dosis a suministrar y toda indicación que pueda ayudarnos a superar una crisis, por lo que mejor aún si las dejamos por escrito junto con la medicación.

Planifica tus comidas

En nuestro día a día, planificar las comidas ayuda a ahorrar. Cuando vamos de viaje, también, y más aún cuando se padecen alergias o intolerancias alimentarias. Si se planifican los itinerarios o se investiga un poco las zonas que vamos a visitar, es posible encontrar comercios y restaurantes especialistas en comida “sin gluten”. En caso de que en algún lugar no haya ninguno disponible, podremos anticiparnos y llevar nuestra propia comida o variar nuestra ruta.

En caso de duda, la norma debe ser “no consumir”

En caso de duda, lo mejor es no consumir un alimento que no se pueda garantizar que está libre de gluten. Por mucho que nos apetezca o tenga una pinta increíble, si no podemos confirmar que un alimento está libre de gluten, es preferible evitar ingerirlo para no padecer las consecuencias y arriesgarse a estropear las vacaciones.

Si dominas el tema, ¿por qué no te planteas montar un negocio?

El asunto de la comida sin gluten es un problema de salud que está teniendo gran incidencia en los últimos años. La UE se ha puesto manos a la obra y ha lanzado normativa que ya está vigente en España desde finales de 2014 y se prevé que sea revisada en un corto plazo de tiempo. Los negocios sin gluten en el sector de la alimentación pueden ser una salida profesional muy atractiva para aquellas personas que quieran iniciar una empresa.

En Naranja | ¿El principio del fin de las alergias?

Imagen | iStock

Conversación