Ya no tendrás que esperar a tu jubilación para rescatar el dinero de tu Plan de Pensiones

El pasado viernes se aprobaba la reforma fiscal, siendo los planes de pensiones uno de los productos financieros con novedades en sus principales aspectos, tanto en el límite anual de sus aportaciones que se pueden realizar como en las condiciones en las que se puede retirar el dinero.

Si tienes abierto un plan de pensiones al que ya estás realizando aportaciones o tienes en mente contratar uno en un futuro próximo, te interesará conocer cuáles son los principales cambios de esta reforma fiscal sobre los planes de pensiones. Unos cambios muy importantes que es conveniente tener en cuenta.

Se podrá rescatar una parte del dinero del Plan de Pensiones a los diez años

Una de las principales causas por la que los Planes de Pensiones no resultaban atractivos en comparación con otros productos de ahorro e inversión, como los fondos de inversión, era la imposibilidad de rescatar el dinero acumulado hasta el momento de la jubilación, o si se producía algún tipo de invalidez permanente que impidiese trabajar al empleado.

Con la nueva reforma, se establece un nuevo supuesto gracias al cual se podrán rescatar las aportaciones a los Planes de Pensiones cuya antigüedad sea superior a los diez años, junto con sus rendimientos obtenidos (lo que se conoce como derechos consolidados).

En cualquier caso, las aportaciones realizadas antes del 1 de Enero de 2015, fecha en la que entrará en vigor de la reforma, junto con los rendimientos obtenidos por las mismas, solo se podrán rescatar a partir del 1 de Enero de 2025. Es decir, no se tiene en cuenta la antigüedad de estos derechos consolidados.

Por ejemplo, si a 1 de Enero de 2015 los derechos consolidados de nuestro plan de pensiones suman un capital ahorrado de 20.000 euros, hasta el 1 de Enero de 2025 no podremos retirar esos 20.000 euros, aunque lleváramos haciendo aportaciones más de 10 años.

Se modifican los límites en las aportaciones

La otra importante novedad fiscal que afecta a los planes de pensiones es la reducción en el límite de las aportaciones. El Gobierno ha limitado la aportación anual a los planes de pensiones a 8.000 euros anuales, independientemente de la edad del partícipe, cuando antes el límite estaba establecido en 10.000 euros anuales para los menores de 50 años y 12.500 para mayores de 50 años.

En cuanto a su tratamiento fiscal, las aportaciones al Plan de Pensiones son deducibles a la hora de realizar la Declaración de la Renta, y tienen como límite la menor de las siguientes cantidades:

  • 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.
  • 8.000 euros anuales.

En el caso de Planes de Pensiones que se constituyan en favor del cónyuge, el límite de reducción se incrementa en hasta 2.500 euros anuales.

Por ejemplo, Juan de 42 años, con unos rendimientos netos del trabajo de 24.000 euros, es titular de un Plan de Pensiones al que aporta un total 8.500 euros anuales. ¿Cuál es el importe máximo que podría deducirse en el IRPF? El límite máximo que Juan podrá deducirse en el IRPF será la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o el 30% de 24.000 euros, que son 7.200 euros. Por tanto, Juan podrá deducirse, como máximo, 7.200 euros en la base imponible de su IRPF.

Si Juan tuviera un mayor rendimiento neto del trabajo mayor, pongamos 30.000 euros anuales, entonces podría deducirse 8.000 euros, ya que el 30% de 30.000 euros son 9.000 euros, y uno puede deducirse, como máximo, la menor de esas dos cantidades.

En definitiva, las condiciones y el tratamiento fiscal de los planes de pensiones cambia a partir del 1 de Enero de 2015 y esto supone una modificación para todos aquellos que sean titulares de uno o estén pensando en contratarlo.

En Naranja | Los Planes de Pensiones de ING DIRECT siguen siendo de los más competitivos del mercado

Imagen | bluegum

Conversación