Yo soy de los Reyes Magos, ventajas de regalar en enero y no en Navidad

Reyes magos 2

Yo soy de los Reyes Magos, sobre todo por una cuestión de tradición y recuerdos, pues de pequeño los pajes en persona subían por una escalera a dejar los regalos en mi balcón durante la cabalgata de Ibi, ciudad juguetera por excelencia, pero también por las ventajas de regalar en enero y no en Navidad, que no son pocas.

Es cierto que si en Navidad quieres ahorrar, en noviembre debes comprar, pero el hecho de que cada vez más gente tenga la costumbre de dar los regalos el día de Navidad y que además nuestro país sea de los pocos con un tradición como la de los Reyes Magos nos ofrece oportunidades de ahorro incluso si somos compradores tardíos.

1. Las rebajas de enero

La primera ventaja de regalar en enero y no en Navidad son las rebajas. En muchas localidades españolas las rebajas comienzan el 1 de enero y no el día 7 como se hacía años atrás, lo que nos ofrece la posibilidad de ahorrar en nuestros regalos de moda.

Incluso si somos de los que no discurrimos demasiado y nos decantamos por tarjetas de regalo –nunca he sido muy partidario de esta modalidad de regalo– este hecho se convierte en una ventaja, ya que podrán sacar mucho más partido a la cantidad que hayamos decidido regalar.

2. Más tiempo para cambios y devoluciones

Aunque muchas tiendas y comercios ofrecen un periodo ampliado para cambios y devoluciones pensando precisamente en las compras navideñas, si hacemos nuestras compras en la primera semana del año, aquellos a quienes regalemos tendrán más tiempo para pensarse si les gusta lo que les hemos regalado o simplemente cambiarlo si nos hemos equivocado con la talla.

3. Más tiempo para comprar por internet

La gran ventaja de comprar por internet es que es mucho más fácil buscar y comparar, una de las premisas básicas de todo consumidor inteligente. Además, por lo general los precios suelen ser más competitivos, por lo que esa semana de más nos permitirá apurar nuestro tiempo de compras y que el regalo llegue a tiempo.

Este hecho también nos permite comprar en el extranjero incluso cuando se hayan pasado los plazos de entrega para Navidad y que nuestros regalos consigan su objetivo.

4. Aprovechando la resaca navideña de otras culturas

Como he comentado al principio, lo de los Reyes Magos es muy nuestro, en el resto de culturas anglosajonas los regalos se dan únicamente el día Navidad.

Gracias a esta particularidad podemos aprovechar que en otros países ya no existe esa vorágine navideña y utilizar internet para aprovechar posibles rebajas de precios, restos de stock o incluso encontrar productos que en nuestro país ya se hayan agotado. Eso sí, hay que contar con los mayores tiempos de entrega.

5. Aumentar la expectación

Esta no es una ventaja estrictamente económica, pero siempre he pensado que la expectación es mucho mejor que los regalos en sí mismos, probablemente por el mismo motivo que seguimos jugando a la lotería a pesar de que las matemáticas nos digan que es una tontería: por la ilusión.

Así, si somos de los Reyes Magos crearemos mucha más expectación sobre nuestros regalos, lo que derivará en felicidad –incluso aunque luego decepcionen– y a fin de cuentas ese es el objetivo de regalar.

Como veis, ser de los Reyes Magos y regalar en enero en vez de en Navidad son casi todo ventajas. El único inconveniente que le veo, sobre todo para los más pequeños de la casa, es que tendrán menos tiempo para disfrutar de los regalos, pero es que no hay nada como pasarse las Navidades pensando en qué te traerán los Reyes.

En Naranja | Cinco consejos para ahorrar en Nochevieja

Conversación

  • Diego Lorenzana

    Cuando yo era pequeño, recuerdo que siempre quería los regalos en Nochebuena por una razón muy sencilla: el día después de Reyes empezaba el colegio y ya no podía disfrutar de mis regalos 🙁 Por eso siempre fui más de Papá Noel que de los Reyes.

  • Pingback: ¿Por qué escoger regalos sostenibles esta Navidad?()