Atentos autónomos: estos son todos los cambios fiscales que te afectarán en 2016

Los trabajadores autónomos son uno de los activos más importantes de cualquier país. Se trata de un colectivo que tiene una forma de trabajar diferente a la de cualquier asalariado, con unas necesidades diferentes y que, por tanto, tiene una consideración distinta a los ojos de Hacienda y la Seguridad Social.

Por esta razón, los cambios a nivel fiscal de los autónomos son diferentes a los que afectan al resto de ciudadanos. 2016 trae novedades bastante importantes que tiene incidencia directa sobre los más de tres millones de trabajadores autónomos que hay en España.

Aumento de la base mínima de cotización

Al igual que ocurrió en 2015, los Presupuestos Generales del Estado traen consigo un aumento de la base mínima de cotización. En concreto, la base mínima de 2016 será de 893,10 euros, un 1% más que en 2015, que era de 884,40 euros. Esto implica un aumento en la cuota mensual a pagar de 266,14 euros al mes, frente los 263,55 euros de 2015; dicho de otro modo, esta subida tendrá un sobrecoste para los trabajadores autónomos de unos 31 euros al año.

La gran mayoría de trabajadores autónomos, en torno al 85%, cotiza en la actualidad por la base mínima, lo que quiere decir que esta medida tiene un impacto directo sobre las finanzas de casi todos ellos.

Nuevas bonificaciones

A pesar de que la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo ya está en vigor desde octubre de 2015, son muchos los autónomos que todavía no conocen las bonificaciones que pueden obtener, y que difieren con respecto al mismo periodo del año pasado:

  • Tarifa plana para autónomos: se podrán beneficiar de una tarifa plana de 50 euros los nuevos autónomos, con independencia de la edad, durante los seis primeros meses, así como los autónomos que tengan alguna discapacidad o sean víctimas de violencia de género o terrorismo, los cuales podrán, además, ampliar esta bonificación durante medio año más.
  • Las nuevas altas de los autónomos colaboradores, es decir, aquellos que trabajan en el negocio de un familiar con consanguinidad directa (padres e hijos, por ejemplo), podrán seguir beneficiándose de una bonificación en la cuota del 50% durante los primeros 18 meses y, ahora, se amplía seis meses más al 25%.
  • La conciliación laboral y familiar ha sido otro de los aspectos que han cambiado. Consiste en una bonificación en la cuota que permite acogerse a una reducción de jornada para ocuparse del cuidado de un hijo menor de siete años o un familiar dependiente de hasta segundo grado.

Cambios en la forma de tributar

Uno de los cambios más relevantes que nos ha traído la reforma fiscal ha sido el cambio en la tributación de una gran cantidad de autónomos, ya que se modifican los límites máximos que daban el derecho de acogerse a la tributación por estimación objetiva, también conocidos con el nombre de módulos.

En concreto, y con carácter general, se establece un volumen máximo de rendimientos íntegros del trabajo del año anterior de 250.000 euros anuales o de 125.000 euros si el destinatario es un empresario o profesional y, por tanto, el autónomo está obligado a expedir factura. Además, algunos módulos, como la construcción o la fabricación (en los que hay casi 300.000 autónomos registrados), quedarán directamente excluidos de este régimen con independencia de su facturación.

Por ejemplo, un trabajador autónomo que haya obtenido una facturación de 175.000 euros y que haya expedido facturas a empresas por 50.000 euros, podrá seguir acogiéndose al régimen de módulos, ya que no supera ninguno de los límites máximos establecidos. Sin embargo, si sus clientes son, exclusivamente, otros empresarios o profesionales y factura 175.000 euros al año, no podrá acogerse al sistema de módulos y tendrá que tributar por el régimen de estimación directa.

Cambios para casi todos los autónomos y sectores

En definitiva, aunque se trata de cambios menores, tienen impacto directo sobre la facturación y administración de la mayor parte de trabajadores autónomos. Por esta razón, es importante conocerlos y saber cómo gestionarlos para no llevarnos sustos innecesarios durante este año que empieza.

En Naranja | ¡Atentos autónomos! Nueve frases para detectar que un cliente no tiene intención de pagar

Imágenes | Drew Patrick Miller, Craig Garner

Conversación