Compartir mi estudio, compartir mi lugar de trabajo. ¿Cómo funciona el Coworking y qué beneficios nos puede dar?

Los métodos y lugares de trabajo han ido evolucionando a lo largo del tiempo. Hace menos de 30 años, las profesiones se llevaban a cabo en un sitio muy específico que además, tenía que tener todas las herramientas necesarias para ejercer el oficio. Hoy en día, existen numerosos profesionales sin un lugar de trabajo predeterminado que, incluso, necesitan desplazarse de un lugar a otro para poder ganarse la vida.

Con la crisis, han ido surgiendo nuevos espacios que han revolucionado los métodos de trabajo en algunas profesiones. Entre ellas, quizá la más novedosa y exitosa ha sido, posiblemente, el coworking; una práctica en la que varios profesionales pertenecientes al mismo sector o a sectores diferentes se unen para trabajar juntos en un mismo espacio de trabajo. Y que, por cierto, tiene beneficios evidentes para todos sus integrantes.

Varios trabajos, un solo lugar

Una de las decisiones más importantes que tiene que tomar cualquier profesional al abrir o ampliar su negocio es establecer su lugar de trabajo, su oficina o su establecimiento comercial. Esta decisión es de vital importancia puesto que, para algunas profesiones, puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso profesional. Una carnicería localizada en un establecimiento con poca actividad comercial, por ejemplo, estaría destinada al fracaso, al igual que un kiosko, un restaurante o una tienda de zapatos.

Hasta hace poco tiempo no existía un lugar físico determinado donde varios profesionales pudiesen ejercer su profesión de manera conjunta. Tal vez a nadie se le había ocurrido: la disparidad de herramientas y la heterogeneidad en los métodos de algunos trabajos hacían que sentarse a compartir el trabajo de una actividad diferente fuese poco menos que una pérdida de tiempo. Sin embargo, estamos en una etapa en la que quien no comparte no es nadie, y el lugar de trabajo no se iba a quedar atrás.

A día de hoy,  el coworking se ha consolidado como una estrategia de trabajo ideal no solo para reducir costes, sino también para constituir un lugar donde los gestores del trabajo puedan conectar y crear oportunidades profesionales y personales entre sus miembros. En la mayoría de ocasiones, se trata de profesionales que solo necesitan un ordenador y conexión a Internet, como programadores, diseñadores, redactores, consultores…

¿Cómo funciona el Coworking y qué ventajas e inconvenientes tiene?

En un espacio de Coworking toma especial relevancia la figura del gestor, que se encarga de generar el clima de confianza apropiado para que los miembros de este espacio se conozcan mejor, además de acelerar el proceso de dinámica de colaboración que van a propiciar oportunidades de ayuda y trabajo.

Es decir, el Coworking funciona como si estuviésemos trabajando con nuestros compañeros en una oficina, con la diferencia de que el resto de nuestros compañeros son profesionales de diferentes capacidades, habilidades y redes de contactos con los que compartir los nuestros. En este caso, el resto de profesionales con los que compartimos espacio equivaldrían a nuestros compañeros de oficina, mientras que el gestor equivaldría a nuestro jefe (pero sin serlo).

Las ventajas del Coworking parecen evidentes: reducir el gasto que supone tener un lugar de trabajo físico en exclusiva para nosotros, contar con profesionales que pueden generar un buen ambiente de trabajo, aumentar nuestra productividad, conseguir más contactos o conciliar la vida laboral y familiar mejor.

Sin embargo, como cualquier otra estrategia, no es la panacea. Como toda oficina, hay ruidos que pueden dificultar nuestra concentración, la privacidad de nuestras llamadas de teléfono se termina o, directamente, no es una estrategia para nosotros porque preferimos trabajar solos.

¿Es para mi el Coworking?

El Coworking es un método de trabajo novedoso e interesante. Ahora bien, no está hecho para todo el mundo. El mejor modo de comprobarlo es, simplemente, probarlo. Dado que se trata de un nuevo modo de trabajo, la experimentación es el mejor modo de conocer si este modo de trabajo y tú encajáis bien. De hecho, es posible utilizar varios espacios de trabajo al mismo tiempo, aprovechando de esta manera las redes de cada uno al máxmo.

En definitiva, el paradigma de trabajo está cambiando por completo, y la estrategia del Coworking está revolucionando las relaciones laborales. Un modo de trabajo que ha llegado para quedarse.

En Naranja | El Coworking está cambiando las empresas. Descubre cómo en nuevo episodio de nuestra guía #CoolCost

Imagen | Mindaguas Danys

Conversación