El e-mail marketing sigue siendo una herramienta muy potente para tu negocio

Una de las herramientas que los negocios usan para comunicarse con sus clientes es el email. A través de este canal, las empresas pueden lanzar promociones y comunicar su oferta a personas interesadas en sus productos y servicios.

¿Sigue siendo el email una herramienta vigente o ha sucumbido ante la aparición de las redes sociales? ¿Cómo puede el email ayudar a que un negocio venda más?

Qué es el el email marketing y cómo puede ayudar a mi negocio

Las empresas llevan años sacando provecho del email marketing. Se trata de una herramienta que usa el canal del correo electrónico y que sirve como vía de comunicación con personas que voluntariamente han pedido que se les informe de ofertas, novedades, promociones y otra información del negocio.

Lo mejor del email marketing es que se trata de una herramienta de bajo coste, tanto si se realiza mediante un cliente de correo electrónico, como si se hace a través de una potente plataforma especializada. La segunda opción es la ideal, ya que se trata de herramientas profesionales que ayudan a garantizar que todo el proceso salga bien y proporcionan información detallada de los resultados, además de ayudar a evitar errores graves, como exponer las direcciones de email de los destinatarios.

El email marketing es de utilidad para empresas de cualquier tamaño. No importan el volumen de negocio, el sector o el número de empleados, cualquier empresa que se lo proponga, puede crear un canal de comunicación a través de email y comunicarse con las personas de su entorno. Tanto vale para una gran empresa, como para una pyme, incluso para las muy pequeñas. La clave es encontrar la manera de poder ofrecer valor a los clientes a través de este canal.

Con la llegada de las redes sociales, hubo quien pensó que estos canales, por ejemplo, Twitter, Linkedin y Facebook, iban a darle la puntilla al email marketing, cosa que no se ha producido. El email marketing sigue vivo como siempre y es una herramienta muy potente para conseguir objetivos empresariales, que ahora convive con las redes sociales y las campañas que sobre ellas se desarrollan.

El email marketing no es lo mismo que el spam

Una de las premisas que debe tener en cuenta cualquier empresa que quiera tener éxito con el email marketing, es que es algo muy diferente lanzar una campaña de email marketing que enviar correos no deseados o spam.

De nada sirve enviar miles o millones de emails a personas que no han solicitado recibir información de un negocio, siendo ésta una práctica que no conduce a nada y que lo más probable es que logre todo lo contrario a lo que se busca: que la gente no compre y que deje una pésima imagen de la empresa o producto en el destinatario.

El email marketing requiere trabajo y en la primera fase, lo que se necesita es captar direcciones de email de personas que estén interesadas en recibir información periódicamente sobre productos, ofertas y promociones. Este es el único camino para lograr que alguien que reciba una comunicación de la empresa, pueda abrirla con un cierto interés y actuar influenciado por la información que contiene el correo electrónico.

En el email marketing, los detalles cuentan y mucho

Haciendo un símil con la pesca, el email marketing es más de pescar con caña, que de pescar de forma indiscriminada con red. En el email marketing es muy importante saber a quien se le está enviando cada comunicación, por ello se dice que es necesario segmentar los usuarios, es decir, dividirlos en grupos homogéneos, para así poder orientar las comunicaciones y ser más efectivos con los resultados.

Hablando de resultados, las cifras de una campaña de email marketing no suelen ser precisamente alucinantes en cuanto a grandes tasas de apertura de emails y de acciones realizadas. Normalmente, la tendencia es a que sean cifras bajas, pero suficientes. Cuanto mayor sea la cantidad de correos y la calidad de los mismos, mejores resultados se obtendrán, aunque también influyen muchos otros factores como el diseño de la comunicación, la hora de envío, el lenguaje, entre otros.

Analizar los resultados de una campaña de email marketing es una tarea muy importante porque se trata de una de esas tareas en las que es clave la mejora continua. Para que el email marketing siga siendo una herramienta efectiva a lo largo del tiempo, siempre hay que estar revisando los resultados obtenidos en cada campaña y tratando de segmentar mejor. Por ejemplo, para ver qué direcciones de email ya no están operativas, o para ver quien abre y quien no abre los emails, quienes actúan influenciados por el contenido del correo o quienes lo reenvían a otras personas, por ejemplo.

Con toda esta información, la siguiente campaña podrá funcionar un poquito mejor y acercarse más a los objetivos. Y así en cada campaña, ya que la suma de pequeñas mejoras servirá para lograr la excelencia en el medio y largo plazo.

Conclusiones

El email marketing es una buena herramienta para cualquier negocio, siendo una vía interesantísima para llegar a los clientes. Lo mejor de todo es que con muy pocos recursos y un poco de sentido común, se pueden lograr buenos resultados para potenciar cualquier negocio.

Si estás empezando un negocio o si no has hecho ninguna campaña por la vía del email marketing, ya sabes, empieza a captar direcciones cuanto antes y así tendrás a disposición de tu empresa una potente herramienta de comunicación con clientes potenciales y actuales.

En Naranja | “Es caro, sí, pero cuesta cada céntimo que vale”: el placebo del marketing y la publicidad
Imagen | RaHuL Rodriguez

Conversación