Los negocios online no se van de vacaciones

Estamos en agosto, época en la que muchas personas aprovechan para tomarse unos días de vacaciones y muchos negocios incluso echan el cierre por unos días. Mientras que unos cierran, otros están en el pico máximo de trabajo del año, aprovechando el turismo y el ocio típico de estas fechas.

En esta convivencia de vacaciones y trabajo a destajo, se encuentran los negocios online, los cuales están sometidos a condicionantes similares que los del resto de canales. ¿Qué ocurre con un negocio online durante el verano, puede cerrar por vacaciones o debe permanecer siempre abierto?

Los negocios online, ¿cierran por vacaciones?

Una de las características principales de los negocios en el canal online es su disponibilidad durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, durante los 365 días del año. Al menos, de esta manera se venden muchos de ellos al anunciarse en la red. Al llegar la época de vacaciones de verano, en realidad, ocurre como en el resto de negocios, que en algunos casos la actividad baja tanto que compensa cerrar, o casi, y dejar que se retome la normalidad a la vuelta, en el mes de septiembre.

La clave es pararse a pensar y averiguar si compensa echar el cierre virtual, o bien si tan sólo basta con cambiar un poco algunos parámetros para poder atender unos mínimos. En el caso de negocios que lleva una única persona, algo habrá que hacer para que pueda compatibilizar el negocio con el descanso necesario para cualquier trabajador.

Por ejemplo, en una empresa que venda productos, la solución puede pasar por retrasar el envío de los pedidos hasta una fecha determinada, factor que se puede compensar ofreciendo alguna compensación a los clientes. En el caso de las comunicaciones (reclamaciones, pedidos especiales, etc.), se puede buscar alguna solución para redirigirlas y que sean tratadas por otras personas, o bien, dejarlas en una cola durante un tiempo razonable y que puedan ser tratadas a la vuelta de vacaciones.

En cualquier caso, siempre es conveniente dejar bien claro a los clientes qué cambios puede haber en el nivel de servicio, la fecha de inicio y la fecha de fin de este período especial, para evitar malentendidos y reclamaciones o quejas, que al final no llevan a nada bueno a ninguna de las partes.

¿Qué se hace en un negocio online durante las vacaciones?

Durante las vacaciones, el objetivo más importante es el de siempre: vender productos y servicios para ganar dinero. Sin embargo, no todos los negocios mantienen la actividad por la bajada de interés de los clientes durante las vacaciones, por lo que se puede aprovechar la ocasión para otras tareas que son necesarias y que no son fáciles de llevar a cabo en momentos de actividad normal.

Por ejemplo, se pueden implementar reformas y acciones de mejora necesarias, incluso alguna que obligue a dejar el servicio no disponible durante algún tiempo. Ejecutar cambios en los procesos, en los sistemas y en la organización del trabajo, resulta muy interesante llevarlos a cabo durante un período de muy baja actividad, para que el impacto será mínimo en el negocio.

Otra buena idea para los negocios online durante las vacaciones es aprovechar para sacar ventaja a la competencia. No hay una fórmula secreta para esto, pero sí que se puede pensar cómo llegar a otros clientes que suelen optar por la competencia cuando ésta se ha ido de vacaciones. Por ejemplo, permaneciendo el negocio abierto cuando se va de vacaciones un competidor o apareciendo en búsquedas de pago. La clave es convencer a los clientes que merece la pena comprar en nuestro negocio y no esperar a la vuelta del competidor.

Conclusiones

Los negocios online son como los demás y, por tanto, hay que gestionar los períodos de vacaciones con profesionalidad y sentido común. Una empresa es una empresa y hay que asumir todos los retos que conlleva gestionarla, siendo más complicado encajar vacaciones y trabajo en los casos en los que la lleva una única persona.

Si estás pensando en montar un negocio en el canal online, debes tener en cuenta este requisito de contar con las vacaciones para organizarlo todo y que haya al menos un período para descansar y poder desconectar del trabajo. No siempre es una tarea sencilla, pero siempre existe alguna solución, así que es una cuestión de organización y previsión, como muchas otras de los negocios.

En Naranja | Quiero montar un tienda online: ¿qué opciones tengo?
Imagen | ZERGE

Conversación

  • minue

    Es uno de los mayores engorros de trabajar online, que internet nunca descansa…

  • Mario Cobretti

    Nunca descansa, pero se pueden gestionar horarios de trabajo y sobrevivir. Es cuestión de organizarse bien 😉