Media docena de retos deportivos con los que aprender a trabajar en equipo

Saber trabajar en equipo, colaborando con los demás y aportando lo que mejor sabemos hacer, es una de las características más demandadas por las empresas hoy en día. Se trata sin duda de una de las virtudes a destacar en una entrevista de trabajo, y también es importante para los emprendedores, que necesitan trabajar de forma conjunta con otros profesionales para sacar adelante su negocio.

¿Cómo podemos dar valor a esa capacidad de team work o incluso motivar a la plantilla para que trabaje en grupo? El deporte puede ser una buena manera de dar impulso a esta forma de trabajo, y para ello os hemos preparado media docena de retos deportivos con los que aprender a trabajar en equipo.

Spartan Race

trabajo-equipo-6

La Spartan Race es una de las carreras de obstáculos más conocidas en nuestro país y estandarte del trabajo en equipo para conseguir saltar la fogata final y alcanzar el arco de meta. Por supuesto, es una carrera que podemos realizar solos, pero hacerla en equipo será mucho más sencillo.

Las distintas pruebas que aparecen en la Spartan Race requieren de distintas habilidades físicas, por lo que un equipo formado por diferentes personas con diversas habilidades será lo ideal para terminarla. Obstáculos como el salto de muros (algunos de más de dos metros) se hacen mucho más fáciles si tenemos a alguien que nos echa una mano desde el otro lado.

Maratón por relevos Sanitas Telva Running

Las carreras por relevos son el ejemplo más claro de trabajo en equipo. Y es que no es lo mismo pensar “voy a correr un maratón”, que posiblemente nos venga muy grande a la mayoría de los mortales, que “voy a correr 10 kilómetros junto a otras cuatro amigas”, que es mucho más asequible.

Este próximo fin de semana se celebra el II Maratón por relevos femenino Sanitas Telva Running, y para participar solo necesitamos a otras tres amigas (o alguna más, ya que los relevos se pueden hacer de cinco o diez kilómetros) que estén dispuestas a correr contigo. Una carrera en la que unir el trabajo de todo el equipo es lo que nos hace más fuertes.

Triatlón súper-sprint por relevos

trabajo-equipo-5

Un triatlón es una competición seria: tres disciplinas, muchos kilómetros, mucho entrenamiento… Pero lo podemos hacer más ligero si elegimos una distancia más corta, como el triatlón súper-sprint, y si lo realizamos en colaboración con dos amigos.

¿Qué es lo que mejor se nos da? ¿Correr, montar en bicicleta o nadar? Quizás corramos muy rápido pero para nadar necesitamos los manguitos… ¡No hay problema! Basta con buscar un compañero que pueda suplir aquello en lo que fallamos y trabajar en equipo para llegar a la meta. Se trata de un buen ejemplo de que no es necesario ser los primeros en todo, ya que es más importante rodearse de un buen equipo que pueda complementar nuestras virtudes.

Carreras de orientación por equipos

Imaginemos que vamos a la montaña y que debemos orientarnos para llegar a la meta. Quizás seamos muy buenos guiándonos por las estrellas, pero todavía no ha caído la noche, así que nuestro punto fuerte no vale de mucho, al menos de momento.

Ahora imaginemos que esta carrera la realizamos en equipo, y que dentro de nuestro grupo hay una persona que sabe guiarse perfectamente para encontrar el norte mediante el crecimiento del musgo, o que contamos con otro integrante del equipo que sabe leer a la perfección las señales de las sendas y caminos de la montaña. ¿No sería todo mucho más fácil? Las habilidades de todos los integrantes del equipo pueden hacer que lleguemos a meta de forma segura, e incluso que ganemos la carrera.

Rogaine: montaña, raid y orientación

trabajo-equipo-4

Una Rogaine es una vuelta de tuerca más a las carreras de orientación por equipos. En este caso disponemos de una brújula y un mapa para poder orientarnos en la montaña, pero tenemos la dificultad añadida de que durante el recorrido tendremos que ir recogiendo balizas para obtener la mayor puntuación posible.

Este tipo de carreras deben contar con una estrategia previa, en la que el trabajo en equipo es fundamental. El recorrido es libre, por lo que es necesario trazar un plan previo que nos permita recoger tantas balizas como sea posible. Podemos atravesar el monte a nuestro antojo, pero deberemos tener siempre en cuenta las características de los integrantes de nuestro equipo para hacerlo de la forma más segura posible.

Powerade Non-Stop Madrid-Lisboa

trabajo-equipo-2

Una de las carreras más duras a las que podemos hacer frente, en este caso en bicicleta, es la Powerade Non-Stop Madrid-Lisboa: en la que deberemos recorrer los 770km que separan ambas capitales. Podemos hacerla solas, si somos unos valientes, pero a nosotros nos parece mucho más interesante realizarla en equipo, repartiendo el esfuerzo de forma equitativa entre todos los integrantes del grupo.

La parte más original de esta carrera es que se realiza sin ningún tipo de descanso: los 770 kilómetros se hacen “del tirón” entre los integrantes de cada equipo. Para formar un equipo eficiente necesitaremos conocer el perfil de los tramos que va a recorrer cada participante, para algunas etapas será mejor un velocista, para otras alguien que esté acostumbrado a pedalear en la montaña… Así, un equipo variado y bien estructurado será el que nos lleve a buen puerto.

raquel-rodriguezRaquel Rodríguez es entrenadora personal en Madrid, especializada en entrenamiento funcional y Pilates. Además, es editora de contenidos de fitness en Vitonica.com y TrendenciasBelleza.com, y puedes seguirla en su blog personal www.FitAndFab.es

Imágenes | Spartan Race, Saludando, Pixabay, Coca-Cola

Conversación