¿Qué tipo de tienda online es la mejor para mi negocio?

Si tienes un negocio y has decidido comenzar a vender a través de internet, seguro que te asaltan las dudas: ¿merecerá la pena la inversión? ¿conseguiré ventas? ¿esta mi negocio preparado? y, probablemente también: ¿qué tipo de tienda online es la mejor para mi negocio?

Las primeras preguntas las respondimos en un artículo anterior, en el que repasamos las consideraciones previas antes de montar una tienda online, así que hoy nos vamos a centrar en repasar los diferentes tipos de tienda online que existen y cuál se adapta mejor a cada negocio o situación.

E-Marketplace: empezando con pies de plomo

Cuando alguien me pregunta por las opciones que tiene para vender sus productos online, y no veo detrás  una estrategia clara de negocio online que justifique una mayor inversión inicial, mi recomendación siempre es comenzar a vender en un e-marketplace.

Los e-marketplace son un tipo de comercio electrónico cuyo símil podría ser el de un mercadillo: un montón de pequeñas tiendas agrupadas. Cada una por separado no podría atraer al usuario, pero juntas son una opción interesante, ya que ofrecen al visitante una amplia y variada selección de productos en un único lugar. Ejemplos de estos e-marketplaces hay muchos, pero los más conocidos seguro que os suenan: eBay, Amazon o Etsy, esta última centrada en artesanía y artículos vintage. También ha crecido en popularidad la española Ezebee, muy enfocada a autónomos y pequeños negocios que ofrecen productos singulares.

Ejemplo de tienda en Etsy
Ejemplo de tienda en Etsy

Para el nuevo vendedor los e-marketplace tienen ventajas muy interesantes, como una baja o nula inversión inicial (ya está todo diseñado, solo hay que subir el inventario a su plataforma y listo) y, sobre todo, una exposición mayor de sus productos, que aparecerán cuando el usuario haga una búsqueda dentro de estos portales, que visitan cada mes millones de personas.

La mayor desventaja de los e-marketplace es que sus tarifas suelen ser más elevadas: en todos los servicios (salvo en Ezebee) hay comisiones por venta significativas, que añadidas a la comisión de la plataforma de pago pueden llegar a suponer hasta un 10% del precio de venta. Además, algunas plataformas como Amazon cobran también una tarifa mensual y una tarifa por cada referencia que subamos.

A pesar de ello, son una buena opción para comenzar a vender online y explorar nuevos mercados, aunque sea con un margen de beneficio menor. Como hemos comentado, la inversión inicial es nula y podemos ganar una exposición que no lograríamos montando nuestra propia tienda online independiente.

Usar una plataforma de venta online de terceros

Una de las mayores barreras con la que se encuentran los negocios a la hora de montar una tienda online es la barrera tecnológica. Crear una plataforma de venta online propia conlleva una inversión significativa que es complicado amortizar y, además, es un riesgo que asumimos si al final el negocio, o la incursión online de nuestro negocio, no acaba de cuajar. Es por eso que usar una plataforma de venta online de terceros se plantea como una buena opción para aquellos que tengan una estrategia clara pero prefieran evitar los quebraderos de cabeza y el coste que implica desarrollar una plataforma propia (informáticos, servidores, mantenimiento…)

Ejemplo de tienda creada con Shopify
Ejemplo de tienda creada con Shopify

Estas plataformas ofrecen al cliente la posibilidad de crear una tienda online con solo unos pocos clicks, ya que basta con registrarse, elegir alguna de las muchas plantillas que ofrecen, personalizarla con nuestra imagen gráfica (logos, colores… ) y subir nuestros productos. El resto ya esta hecho: control de stock, gestión de pagos, carritos de compra…  todo lo que hace falta implementado desde el primer día y sin problemas, poco más complicado que abrirse una cuenta en Facebook.

Existen varias plataformas que ofrecen estos servicios, a continuación vamos a revisar las más relevantes y comentar sus puntos fuertes y su desventajas:

  • Prestashop: Es probablemente la plataforma más popular en España actualmente, y juega a su favor con no tiene cuotas ni comisiones de venta más allá de la inevitable comisión de la plataforma de pago. En su contra, que no es completamente gratuita al comenzar (las plantillas y muchos módulos para completar la plataforma también son de pago) y que requiere algo más de conocimiento técnico que otras opciones.
  • Shopify: Lo que destaca de Shopify, que ha ido creciendo en los últimos años, es su diseño y sencillez. Con muy poco esfuerzo tendremos nuestra tienda online lista y funcionando, con un aspecto atractivo y sin complicaciones.  En su contra, que además de una cuota mensual (que comienza en 14$, aunque lo normal son 29$ y las más avanzadas 179$) cobra una comisión del 2% por transacción,  sin olvidarnos de la ya mencionada comisión de la plataforma de pago.
  • Squarespace: Esta empresa comenzó siendo una plataforma de diseño web, pero recientemente ha incorporado una solución de comercio electrónico que está en fase inicial en España. A su favor, un diseño exquisito tanto de la plataforma como de las plantillas disponibles y unos precios muy competitivos (desde 8$ al mes, 16$ para la opción más común y 24$ para el plan más completo) sin comisiones por venta. El inconveniente, que está en inglés y que solo trabajan con una plataforma de pago, Stripe, aunque es muy similar a PayPal en funcionamiento y comisiones.
  • eTienda: Es la plataforma que ING DIRECT pone al servicio de sus clientes y que destaca por ser extremadamente sencilla de configurar, tanto en la parte de diseño como en lo que respecta a las pasarelas de pago. En menos de cinco minutos tendremos nuestra tienda online en marcha. Permite una amplia personalización y configuración y no cobra ninguna comisión por venta. Además, los clientes de ING DIRECT disfrutan de ventajas exclusivas con eTienda, como un descuento permanente del 20% sobre la tarifa contratada y un servicio telefónico gratuito para resolver cualquier duda desde el primer día.
Ejemplo de tienda online creada con eTienda en 5 minutos
Ejemplo de tienda online creada con eTienda en 5 minutos

Desarrollar una plataforma de venta online propia

Desarrollar una plataforma de venta online propia es un paso arriesgado que personalmente solo recomiendo a quienes tengan un plan de negocio muy definido y ambicioso o a quienes las plataformas anteriores se les hayan quedado pequeñas, ya que los costes y tiempos de desarrollo son significativamente mayores, requiriendo los servicios de terceras personas.

A favor tiene que tendremos un mayor control sobre nuestra plataforma y que la personalización puede ser mayor, pero como hemos comentado, esto es solo interesante para grandes negocios  que requieren ese grado de control y personalización.

Confiamos en tras este repaso a las diferentes opciones ahora tengas más claro que tipo de tienda online es la mejor para tu negocio y mucha suerte con tu nueva andadura comercial.

En Naranja | Elige bien el TPV de tu negocio, puedes ahorrar más de 1.000 euros al año

Conversación