Siete aspectos a tener en cuenta a la hora de montar nuestra startup

Montar nuestra primera empresa es como tener un hijo. Cuando nace, nuestra ilusión es enorme, lo cuidamos y mimamos con el máximo cariño pero, si no le prestamos la suficiente atención o le damos la espalda, puede que al final acabemos fracasando en nuestro cometido como padres.

Por este motivo, los inicios son importantes, y pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso a la hora de criar nuestra startup. Existen una serie de aspectos clave a los que debemos prestar especial atención. Te presentamos siete de ellos.

Utiliza un nombre atractivo y regístralo

El nombre de nuestra empresa es el nombre de nuestro hijo. Si a nuestro bebé nunca le pondríamos un nombre demasiado extravagante, tampoco deberíamos hacerlo con nuestra startup. Éste ha de ser, a ser posible, corto, fácil de recordar y relacionado con la actividad que va a llevar a cabo.

Antes de nada, deberías comprobar que el nombre que has escogido para tu empresa no esté ya registrado en el Registro Mercantil. Si no lo está, el siguiente paso es solicitar tu registro de forma electrónica en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OPEM), pagando las tasas correspondientes.

Infórmate sobre ayudas y subvenciones para crear tu empresa

Es posible que existan más ayudas al emprendimiento que proyectos que financiar. Por falta de comunicación, muchas ayudas se pierden en el camino, y quedan sin ser aprovechadas por muchos emprendedores que, sin duda, podrían haber dado un buen empujón inicial a nuestra nueva startup.

La Dirección General de la Industria y de la Pyme ofrece información totalmente gratuita de las ayudas e incentivos convocados por las Administraciones Central, Autonómica y local y por el resto de organismos públicos.

Obtén las licencias necesarias para comenzar el negocio

La licencia o comunicación de actividad o de apertura es el documento que acredita que el local cuenta con las condiciones de habitabilidad y uso adecuadas para acoger la actividad económica a la que se le destina, sin causar molestias a terceros.

La licencia es, por tanto, un documento imprescindible para el inicio de nuestra actividad. En función de los daños que pueda causar nuestra actividad a terceros, mayor será la burocracia administrativa necesaria para obtener estos permisos. En cualquier caso, debemos tener esta restricción en cuenta ya que, sin las licencias correspondientes, no podremos iniciar nuestra actividad.

Promociona tu startup

De nada sirve ofrecer un producto o servicio novedoso y de calidad si nadie nos conoce. Los primeros pasos como empresa son siempre difíciles, ya que tendremos que realizar un esfuerzo extra para dar a conocer nuestra empresa a los potenciales clientes.

Sin embargo, nunca ha sido tan fácil y barato promocionar nuestra marca. Internet, y más concretamente, las redes sociales, han abierto un mundo de posibilidades nunca vistas hasta ahora en lo que a publicidad se refiere. Una empresa no es nada si no tiene presencia en Internet, por lo que esta tarea es casi igual de necesaria como la obtención de licencias o el registro de nuestra marca.

¿Necesitas ayuda para gestionar tu empresa?

Son muchas las obligaciones que nuestra empresa tendrá con la Administración mientras esté en funcionamiento. Entre ellas, destacan tareas tan complejas como la presentación de cuentas o la liquidación de impuestos, por lo que quizá sea más conveniente contratar los servicios de un profesional que haga este trabajo por nosotros.

En muchos casos, estos profesionales proporcionan, además, servicios de asesoría legal para no tener problemas en el futuro. Es una opción muy interesante de cara a evitar problemas legales en el futuro.

Prepara un plan de negocio para tu empresa

Aunque parezca irrelevante, el plan de negocio es una de las tareas más importante que hay que realizar cuando damos nuestros primeros pasos. Se trata de un resumen ejecutivo que contiene todos los aspectos relevantes del negocio que vamos a comenzar..

En él, debemos reflejar, al menos, si nuestra empresa es viable desde el punto de vista financiero apoyado por un estudio de mercado, cuáles serán las estrategias de proveedores y clientes y cómo gestionaremos nuestras obligaciones con la Administración.

Echa un vistazo a los servicios que te puede ofrecer tu banco

El banco es, posiblemente, nuestro proveedor de servicios más importante. Son muchas las operaciones que tendremos que llevar a cabo con las entidades financieras por lo que, cuanto más tiempo pasemos revisando los productos que nos ofrece y sus condiciones, mejor que mejor.

Todas las empresas necesitan, por lo menos, una cuenta bancaria en la que llevar a cabo todas sus operaciones, como por ejemplo, la Cuenta NEGOCIOS de ING DIRECT. Además, y para efectuar los pagos de manera electrónica, puede ser interesante contratar algún servicio de TPV.

En definitiva, montar una empresa es algo que no se debe realizar a la ligera, en especial cuando estamos poniendo un especial cuidado en que todo vaya sobre ruedas. Son muchas las cosas que debemos tener en cuenta; nosotros hemos dado estos siete consejos para que nuestros primeros pasos sean mucho más llevaderos.

En Naranja | Compartir mi estudio, compartir mi lugar de trabajo. ¿Cómo funciona el Coworking y qué beneficios nos puede dar?

Imagen | Hebi65

 

Conversación