Siete razones por las que financiarte con un préstamo bancario te ayudará a hacer crecer tu negocio

La financiación bancaria para las empresas es una herramienta que permite a los negocios crecer y avanzar más rápido y con menor riesgo que si lo hicieran utilizando exclusivamente sus recursos propios. El préstamo bancario para empresas es una vía de financiación para empresa que puede ayudar así a nuestro negocio:

1 Compra de inmovilizado

Con la ayuda de un préstamo bancario, una empresa puede comprar nuevos elementos de inmovilizado (maquinaria, una nave o centro de trabajo más grande, una patente, etc.) que le ayudarán a producir más, a expandir el negocio a nuevas áreas geográficas, a aplicar un nuevo modelo de producción y otras vías que le permitan aumentar los ingresos.

2 Pago a proveedores

Hay negocios que requieren el pago de cantidades importantes a los proveedores, mucho antes de que lleguen los ingresos esperados por una venta. Para estas situaciones en las que hay un importante salto en el tiempo entre ingresos y gastos, un préstamo bancario puede actuar como puente para la financiación de las compras, hasta que se cobra la venta y se recupera el gasto anticipado.

3 Crecimiento de la rentabilidad del negocio

Cuando se presenta una oportunidad para aumentar la rentabilidad del negocio, por ejemplo, incorporando nuevos recursos especializados para poder ejecutar un trabajo a tiempo, un préstamo bancario puede ser la ayuda que se precisa para conseguir el soporte financiero necesario.

4 Aumentar el fondo de maniobra

Un préstamo bancario puede ayudar a mejorar el fondo de maniobra de la empresa, que actúa como colchón para hacer frente a imprevistos y riesgos. Cuando el presupuesto del negocio se lanza con una alta incertidumbre, una manera de cubrir los escenarios de gasto mayor del esperado es a través del incremento del fondo de maniobra, que permitiría disponer de liquidez y tener bajo control la tesorería.

5 Financiar impuestos

El pago de impuestos de la empresa no siempre llega en el mejor momento para la tesorería, así que para liquidarlos con la Agencia Tributaria, es posible que se necesite una inyección de dinero en efectivo. En este caso, un préstamo bancario resulta una ayuda perfecta para tener bajo control la tesorería y tener recursos con los que pagar los impuestos y otras obligaciones del momento, como las nóminas, compromisos con proveedores, etc.

6 Invertir en innovación

Un préstamo bancario puede servir de gasolina para los proyectos innovadores que requieren un soporte financiero considerable. Por ejemplo, para el desarrollo de la patente de un nuevo producto, proceso que requiere gastar en investigación durante un período de tiempo largo para conseguir un producto innovador que permita generar nuevos ingresos.

7 Transformar la empresa

Los proyectos de transformación de la empresa pueden ser llevados a cabo gracias a la financiación bancaria. Un nuevo sistema de información, una mejora de procesos a fondo, una reorganización, son ejemplos de proyectos para hacer más eficiente el negocio y que se pueden financiar a través de un préstamo bancario.

En conclusión, un préstamo bancario puedes ser la vía para que el negocio avance viento en popa a toda vela, actuando como soporte, para compensar los momentos del ejercicio en los que se necesita tesorería, o como palanca, cuando la empresa quiere abordar un proyecto que le va a permitir mejorar el negocio y generar nuevos ingresos o ser más eficiente.

En Naranja | Ocho grandes empresas que empezaron con un pequeño préstamo
Imagen | Firmbee

Conversación