Una buena pasarela de pagos para cerrar las compras online

En cualquier servicio de comercio electrónico, el proceso de pago es clave para que la intención de compra de una persona se transforme en una venta real. Sin pago, no hay negocio, por muchas visitas que tenga la página web o por muy bien que posicione en buscadores todos sus productos.

Para garantizar que el proceso de pago resulta efectivo, las tiendas online deben contar con una buena pasarela de pagos, que es la pieza de tecnología que se encarga de todo lo relativo a la gestión de los pagos. La pasarela la ofrecen habitualmente como servicio las entidades bancarias y empresas de software de gestión, siendo muy importante elegir una que encaje bien con el servicio online en el que va a gestionar pagos.

¿Para qué sirve la pasarela de pagos en una tienda online?

Una pasarela de pagos es un software que se implanta en una tienda online para gestionar los pagos de los clientes. Su misión se divide en varias etapas, que se pueden resumir en los siguientes pasos:

* Ofrecer a los clientes diferentes medios de pago (tarjeta de débito, de crédito, ¡upay!, Paypal, etc.).
* Identificar al cliente (a través de sus datos personales y del medio de pago elegido).
* Comprobar con la entidad emisora del medio de pago la autenticidad del mismo y verificar la disponibilidad de fondos para pagar el importe del carrito de la compra elegido. Si estos controles resultan satisfactorios, se procede a ejecutar el pago.
* Ofrecer un justificante de pago al cliente y otro al comercio.

Estas tareas y otras más que el cliente no ve y son más complejas, son ejecutadas por la pasarela de pagos cada vez que se quiere comprar algún producto o servicio a través de Internet, sea en una página web o en una aplicación móvil en un smartphone o un tablet. El objetivo es transformar la intención de compra de un cliente en una venta, pasando de esta manera los fondos del medio de pago del cliente a una cuenta bancaria del negocio, para lo que se requiere la ayuda de la entidad bancaria.

¿Por qué se necesita una buena pasarela de pago y no sirve una cualquiera?

La pasarela de pago es un sistema clave en el éxito de un negocio de comercio electrónico, ya que de ella depende que los pagos sean seguros y cómodos para el cliente. Si una empresa ofrece una pasarela de pagos que no esté bien integrada en sus sistemas o que tenga problemas de usabilidad, lo más probable es que vaya perdiendo oportunidades de venta justo en el último momento, dado que sus clientes tendrán dificultades para saber qué tienen que hacer para continuar con el pago y algunos de ellos desistirán. Estos últimos, además, lo más probable es que se vayan a la competencia, lo que agrava aún más la situación.

Si la pasarela de pagos no ofrece confianza a los clientes que pasen por el proceso de compra de un comercio online, puede despertar dudas sobre la seguridad de introducir los datos de la tarjeta de crédito y otros datos personales. Si esto sucede, las personas que no confíen en el sistema de pago del comercio también es probable que no compren y que decidan acudir a la competencia.

Además, para el comercio es muy importante contar con una pasarela de pagos que se pueda configurar para evitar el fraude online, ya que el negocio puede decidir qué tipo de operaciones se aceptan y cuales no. Por ejemplo, se puede bloquear el pago con determinadas tarjetas desde países que suelen ser origen de pagos fraudulentos, evitando así el hecho de enviar mercancía a un falso cliente que en realidad es un delincuente que ha usado un medio de pago robado.

En resumen, una pasarela de pagos es un engranaje más del sistema que permite que una tienda online funcione. Siempre deben tenerse presentes los aspectos de seguridad, para el cliente y para el comercio, y de usabilidad e integración en el sistema de la tienda online, siendo ideal integrarlo al máximo para que el cliente no se sienta incómodo justo en el último momento, a la hora de pagar.

La pasarela de pago como oportunidad para generar más ventas

La pasarela de pagos es hoy en día una oportunidad de generar ventas. Si se implementa una buena pasarela de pagos que permita que el proceso de pago sea realmente sencillo para los clientes, será mayor la probabilidad de que vuelvan a comprar y de que le cuenten a otras personas lo fácil que es hacerlo en ese negocio.

Por eso la pasarela de pagos va más allá de permitir pagos con tarjeta de débito y crédito y ya está. Hoy en día deben ser más completas y abarcar más opciones, como es el pago con sistemas como ¡upay!, por ejemplo. Se trata de ponerse en la piel del cliente y de los servicios que usan las personas para hacer su vida más fácil y uno como ¡upay! lo consigue, al permitir llevar toda una cartera online en su smartphone y no tener que memorizar los datos de las tarjetas o llevarlas siempre encima.

La pasarela de pagos del futuro tal vez aproveche tecnología avanzada, como los lectores de huellas digitales que Apple y Samsung han incorporado a sus últimos modelos de smartphone, pero igualmente tendrá que trabajar bajo estas premisas de servicio al cliente y al negocio. Hay muchas empresas trabajando para que los medios de pago evolucionen y permitan hacer los pagos más eficientes, sobre todo los que suponen pequeñas cantidades, así que en este sentido seguro que nos espera un futuro apasionante.

En Naranja | Quiero montar un tienda online: ¿qué opciones tengo?
Imagen | PublicDomainPictures

Conversación

  • Josep Camós

    Un aspecto que a veces no se contempla de forma suficiente en las pasarelas es la posible debilidad de la señal en conexiones móviles. Si el proceso es demasiado largo y complejo, se puede interrumpir con facilidad, con el consiguiente incordio para el consumidor.

  • minue

    Aunque sus comisiones no son las más competitivas, me gusta especialmente PayPal por lo fácil que es de implementar y la seguridad que da al usuario, amén de que tiene interfaces adaptadas a móviles y tablets, para que una interfaz inadecuada no eche a perder la transacción.