¿Y si usáramos Software Libre para ahorrarnos las licencias informáticas?

software_libre_empresas

Cuando pensamos en reducir ciertos gastos prescindibles en nuestro negocio, solemos fijarnos en algunos que, si bien merecería la pena eliminarlos o, cuando menos, reducirlos, no suponen un montante demasiado elevado como para que se deban tener muy en cuenta.

Sin embargo, casi nunca valoramos la posibilidad de recurrir al software gratuito, y disponible en Internet, como forma sustitutiva de muchos programas informáticos por los que estamos pagando licencias muy elevadas y que quizá ya no estemos utilizando o de manera muy residual. De hecho, son ya muchas las empresas que han recurrido a este tipo de software como modo de ahorro empresarial.

Software libre: una alternativa al pago de licencias

Hablar de software libre no implica necesariamente hablar de software gratuito, sino de aquel que, una vez obtenido por el usuario puede ser usado, copiado, modificado o distribuido libremente de diferentes formas. Por tanto, no debemos asociar software libre a software a cero euros, ya que si bien es cierto que la mayoría está disponible de forma gratuita, todavía hay programas que se siguen comercializando bajo la denominación de freeware o software libre.

De este modo, además de tener una mayor libertad en el tratamiento de la información, sin duda el software libre proporciona un importante ahorro con respecto al pago de las licencias de los diferentes programas de los que hacemos uso que, en función del trabajo que desempeñemos pueden suponer un montante importante.

No en vano, en el momento que adquirimos los ordenadores y dispositivos con los que vamos a trabajar, ya estamos empezando a pagar licencias informáticas, desde el sistema operativo hasta los programas ofimáticos, pasando por programas de tratamiento de imágenes, programas de renderizado, software de gestión empresarial, etc. En general, todo ese software propietario que nos han impuesto tiene casi siempre una alternativa gratuita.

Y, de hecho, son alternativas que cada vez tienen más acogida entre las pequeñas y medianas empresas. Ya hay, solo en España, 16.000 empresas proveedoras que han generado 40.000 puestos de trabajo bajo el paraguas de la tecnología libre, siendo casi el 75% de las pymes y grandes empresas y el 51% de las microempresas las que lo han implantado en sus organizaciones.

¿Y cuánto me puedo ahorrar con el uso de estas tecnologías?

La razón principal por la que las empresas deciden dar el salto e implantar software libre es el importante ahorro que supone con respecto a tecnologías propietarias. Y para muestra un botón: ya hay empresas en Estados Unidos, como Suse, dedicadas a prestar servicios de asesoramiento a empresas del Fortune 500 en lo que a software libre se refiere. La razón se debe a un dato demoledor: el uso de software libre puede suponer hasta un 80% de ahorro en los gastos de hardware y software.

Pero este ahorro no se siente solo a nivel empresarial. En la economía europea, el uso de software libre supone un ahorro de 450 mil millones de euros al año (sí, son doce cifras), de los cuales 342 mil millones son derivados del uso del software libre por las empresas; unas cifras mareantes y que, posiblemente, no podamos ni manejar.

Así, cualquier empresa puede ahorrarse varios cientos o miles de euros sustituyendo software propietario por tecnologías libres y gratuitas simplemente descargando los programas de los múltiples portales que existen en Internet para tal fin, como Softonic. .

Por estos motivos, el software libre gana cada vez más adeptos, no solo entre las pequeñas empresas, si no también en los negocios a cualquier escala, aumentando la competitividad de cualquier compañía al ahorrarse todos los costes de licencias informáticas. Una buena idea a la que ya se han sumado multitud de empresas y particulares.

En Naranja | ¿Es el software libre el secreto del éxito de algunas empresas?
Imagen | notfrancois

Conversación

  • juanquijano

    Este artículo está, o mal escrito o el autor está cayendo en la trampa de software libre = software gratis.

    El tomar la decisión de adquirir el software solamente por su precio (en NINGUN sitio del artículo se habla de calidad o de adecuación a las necesidades de la empresa) no es solamente un error, si no una locura.

    Es como decir que no me voy a comprar una lavadora porque cuesta dinero, que prefiero un barreño para lavar a mano porque me es Lavado Libre.

    Y no, no sale tampoco grátis el Software Libre, como bien dice en el artículos Suse cobra, y muy bien, sus servicios de mantenimiento ya que el Software Gratis comúnmente es bastante opaco para el resto de los mortales.

    Y si no que se lo pregunten a Murcia, que ha tenido que dejar de “jugar” con Linux porque la cosa se puso color hormiga siendo cautivo de la empresa de mantenimiento.

    Un ejemplo de lo erróneo del artículo, MS tiene sus principales tecnologías de desarrollo bajo licencia Open Source, y es el principal productor de software con licencias de uso de pago.

    Y para otra muestra, a ver quien es el guapo que deja de pagar una licencia de Excel para trabajar con Google Sheet 😉

    El argumento de que algo es mejor porque es más barato, al menos en la informática, es una falacia.

    • minue

      Es todo relativo, en el caso de la Suite de Office, no hay grandes diferencias si usamos Open Office en vez de la de Microsoft. O por ejemplo usar GIMP en vez de Photoshop si no queremos darle un uso exhaustivo. Luego hay otros casos en el que el software libre acaba saliendo caro a pesar de ser gratuito, todo es cuestión de hacer un estudio de viabilidad.

      • juanquijano

        Exacto, a esto me refería en mi comentario inicial. No es buena práctica empresarial medir el software ofimático solamente por su precio.

        Es mucho más importante tener en cuenta las expectativas de productividad y el ecosistema en el cual se va a trabajar.

        De nada sirve trabajar en Gimp, si tus clientes y proovedores utilizan el formato de Photoshop. Si, te has ahorrado un dineral en licencias, pero lo pagaras con creces por los problemas de intercambio o de formación.

        O de nada sirve ahorrar dinero en una licencia de Office 386 si no puedes utilizar los “trucos” y la experiencia de años de tus compañeros con el PowerPoint o tienes que migrar tus cuentas de correos y contactos al nuevo sistema (por muy gratis que salga la licencia, la migración será costosa)

        Y eso sin olvidar que el efecto de “cliente cautivo” es mucho mayor en el software gratuito, no por el tipo de licencia, si no porque está muy atomizado (hay mil productos que hacen lo mismo y todos dicen que lo hacen mejor que nadie) y cuando escoges uno, no hay forma de no “casarte” con la empresa de servicios que lo respalda.

        Insisto, los ejemplos están en la Red. Y todos indican que el precio de la licencia, con el tiempo, es lo que menos cuesta.

    • Diego Lorenzana

      Hola Juanquijano, soy consciente de que el software libre no siempre es gratis y en ocasiones la implementación del mismo en muchas ocasiones puede ser más caro que el comprar una licencia. Además, sé perfectamente que para algunos trabajos no existe una alternativa viable que esté disponible gratis. Ahora bien, existen multitud de empresas que han comenzado a trabajar con Linux desde hace bastante tiempo como sistema operativo o con OpenOffice como herramientas ofimáticas. Evidentemente, estoy de acuerdo contigo que un Google Spreadsheets o el equivalente al Excel del OpenOffice están a años luz del Excel, pero el uso de estas herramientas dependerá de las necesidades de la empresa, ya para realizar presupuestos o contabilidades de pequeñas empresas no es necesario adquirir una licencia carísima de un ERP o licencias de Microsoft por ejemplo. Como digo, casi siempre el software de licencia es mejor que el software libre, pero todo dependerá de las necesidades de cada uno.
      De todos modos, muchas gracias por tu apreciación.
      Un saludo.

    • Diego Lorenzana

      Por cierto, disculpas por el párrafo que he escrito sin separación de ningún tipo.
      Lo veo ahora una vez escrito y se lee fatal 🙂

    • 7824

      “Free as in freedom,not as in free beer”. Es cierto, no es lo mismo software libre que software gratis, pero ojo, tampoco es lo mismo siempre software libre que “open source”, se puede tener software de código abierto, pero que no cumpla la GNU GPL (libertad de copiar, distribuir, estudiar y modificar).

  • Somos Beta Blog

    No se puede usar software libre (tal como lo conocemos) en el ámbito empresarial, porque:

    1. El software cerrado casi siempre es mejor. Aunque uses Excel en su mínima parte, puede que algún día necesites todas sus funcionalidades, y siempre es mejor tenerlas y no usarlas que no tenerlas, necesitarlas y solo disponer de un software básico, como suele ser el software libre.

    2. La compatibilidad entre programas. Por mucho que digan que Open Office es capaz de abrir los archivos de MS Office, no los reproduce bien, siempre hay errores, y la mayoría de la gente usa MS Office, ¿qué necesidad hay de ir contracorriente?, es buscarse problemas a lo tonto.

    • 7814

      No creo que se pueda afirmar de forma tan categórica que no se pueda usar software libre en las empresas porque todo depende de las necesidades de cada una o incluso usuarios dentro de éstas. Muchos no van a usar nunca las funciones avanzadas de excel o word más allá de algunas sumas o gráficos. Seguro que muchos no necesitan tampoco tener windows instalado. Pienso que cada uno tiene que conocer sus necesidades y saber que pueden haber alternativas dentro del software libre y que si en un momento dado necesita privativo puede cambiar pero hasta entonces habrá retrasado el gasto en licencias.

      • Somos Beta Blog

        Coincido contigo en que ante todo está el dinero, y cada uno sabrá hasta dónde puede gastar en software, pero si lo piensas, me estás dando la razón afirmando que “muchos no van a usar nunca las funciones avanzadas de excel”… hasta que las usan o necesitan usarlas, y por mi experiencia personal, siempre terminas usando alguna función que te simplifica el trabajo.

        Si una herramienta se ha convertido en un estándar, siempre es mejor usarla para no atomizar el mercado ni tu trabajo. Por ejemplo, un diseñador gráfico puede usar Gimp en vez de Photoshop, pero el formato .PSD de Photoshop lo admite cualquier otro programa, aunque no sea de Adobe, sin embargo el .XCF de Gimp solo lo abres con Gimp, y te limitas a una sola herramienta haciendo más dificil tu trabajo.

  • xzer0x

    Me parece increíble que el autor del artículo recomiendo hacer descargas desde softonic en vez de descargar desde las webs oficiales.

    En vez de hacerle un bien al software libre le hacen un mal, porque luego la gente se descarga el programa lo instala y se da con la sorpresa que se le ha metido un montón de adware, barras por todos lados etc, y al que vana culpar es al programa descargado no a la web (softonic) de donde se lo descargan

    Por lo demás, apoyo el software como medida de ahorro

  • 7824

    ¡Ojo! Freeware no es lo mismo que “open source”, y por supuesto tampoco es lo mismo que “free software”. Free Software o software libre es una filosofía creada en los 80 por Richard Stallman, y que implica cumplir con la licencia GPL creada por la FSF, o sea, que el software bajo la GPL debe cumplir las libertades de usar, compartir, estudiar y modificar el software. Open source es un término más moderno, y que no implica cumplir con la filosofía de Stallman, es algo más de tipo instrumental y económico (esto último está más cercano a la política de Microsoft). Freeware por otra parte, sí que se refiere a software gratis, y no implica nada de lo anterior, no tiene por qué ser software con código abierto ni cumplir las libertades de la GPL. Hay que tener cuidado en no confundir estos 3 términos, que aunque parecidos, guardan filosofías muy distintas.

  • 7824

    Como último comentario, recomendar que mejor que Softonic, si lo que buscamos es software libre en el sentido de software con licencia GPL, lo mejor es hacerlo a través de sourceforge, o de los repositorios correspondientes a cada distribución GNU/Linux, que cuentan en muchos casos con las versiones más estables de los programas ya compiladas (y en el mejor de los casos, en paquetes deb o rpm listos para instalar) junto con el código fuente.

  • Pingback: ¿Estamos ante el fin de los sistemas operativos de pago? - En Naranja, ING Direct()

  • Pingback: El mejor antivirus eres tú - En Naranja, ING Direct()

  • Pingback: El mejor antivirus eres tú()