Consultas médicas, hacer la compra… Nueve acciones cotidianas que ahora se pueden hacer desde el móvil (y que nos ayudan a ahorrar)

Han pasado casi 10 años desde que Steve Jobs presentara el iPhone, el teléfono que sentaría las bases de lo que hoy conocemos como smartphone. Una auténtica revolución que cambió radicalmente la forma en la que nos comunicamos y, también, nuestras vidas. ¿O acaso hace una década te imaginaste que podrías hacer la compra o realizar una consulta médica con el móvil?

Y es que las posibilidades que ofrecen los teléfonos inteligentes son cada vez mayores. Como ejemplo, hemos preparado una selección de nueve acciones cotidianas que ahora se pueden hacer desde el móvil.

1.   Hacer la compra

Hacer la compra con el móvil

Hacer la compra en el supermercado, quizás la acción más cotidiana de todas, es algo que cada vez hacemos más con nuestro móvil, ya sea porque paguemos con el teléfono en la caja o porque, directamente, hagamos la compra cómodamente desde el móvil.

Así ahorramos tiempo, porque la podemos hacer mientras volvemos del trabajo o mientras esperamos a que los niños salgan del colegio.

2. Pagar la ORA

Lo de pagar la ORA siempre ha sido un engorro: buscar el parquímetro escondido en la otra punta de la calle, rebuscar en los bolsillos en busca de algo de cambio, tener que volver a las dos horas para ponerle más tiempo…

Con aplicaciones como TelPark eso es cosa del pasado. Basta con registrarse, introducir la matrícula de nuestro coche y la ubicación en la que está aparcado para poder pagar cómodamente con nuestra tarjeta.

3. Apagar las luces…

Apagar las luces con el móvil

…programar el aire acondicionado, cambiar de canal en la televisión, controlar el consumo eléctrico o incluso hablar con nuestra lavadora. Los electrodomésticos se vuelven cada vez más inteligentes y nuestro teléfono es el centro neurálgico del hogar domótico, permitiéndonos un uso más eficiente de la energía y haciéndonos la vida más cómoda.

4. Sacar dinero

Ya sea en el supermercado o en la gasolinera, con aplicaciones como Twyp Cash podemos aprovechar que hacemos la compra en Día o El Árbol, o que repostamos en Galp o Shell para sacar dinero cómodamente y sin comisiones.

5. Hacer consultas médicas

Hacer consultas médicas con el móvil

Ir al médico siempre supone un trastorno para nuestras apretadas agendas. La hora de la cita nunca nos viene bien y perdemos mucho tiempo yendo y viniendo. Pero ahora, con aplicaciones como Vida, podemos hacer una consulta por videoconferencia con un doctor que valorará nuestros síntomas telemáticamente. Ideal para ahorrar tiempo en pequeñas consultas o dudas médicas.

6. Controlar nuestras tarjetas

Controlar nuestras tarjetas con el móvil

Con la aplicación móvil de ING Direct puedes encender y apagar tus tarjetas (por si crees que las has perdido, por ejemplo), activar y desactivar las compras online e, incluso, desactivar el pago contactless si así lo prefieres. Todo el control de tus tarjetas desde la palma de tu mano.

7. Pedir un taxi

Pedir un taxi con el móvil

Cada vez hay más opciones para ahorrar en movilidad urbana. Pedir un taxi con el móvil es muy fácil gracias a aplicaciones como MyTaxi, pero también puedes viajar con Uber o Cabify. Indicas tu ubicación y enseguida llega uno a recogerte, también puedes pagar el trayecto con el móvil y dejar la propina directamente en la aplicación.

También con el móvil podemos localizar alguno de los coches eléctricos Emov, un servicio colaborativo de vehículos en el que pagamos por los kilómetros que hacemos, sin los costes de tener un coche en propiedad.

8. Llevar todas nuestras tarjetas de fidelización

Tarjetas de fidelización en el móvil

La de la gasolinera, la del supermercado, la de la tienda de deportes, varias de tiendas de ropa, de cadenas de restaurantes… Es increíble la cantidad de tarjetas de fidelización que llegamos a acumular en la cartera. Y aun así, siempre nos dejamos en casa justo la que necesitamos ese día.

Para evitarlo, y no perder ese descuento o los puntos de esa compra, lo mejor es utilizar aplicaciones como Stocard, que permiten digitalizar todas nuestras tarjetas de fidelización y llevarlas siempre encima sin tener que cargar con ellas.

9. Pedir comida a domicilio

Pedir comida a domicilio con el móvil

Puede que sea una de las acciones cotidianas que más hacemos con el móvil. Y eso que con esta no se ahorra más que el gesto de llamar por teléfono, porque la comida casera es mucho más económica, pero sin duda es un extra de comodidad y sencillez. Aplicaciones como Just Eat recuerdan nuestros pedidos favoritos y en pocos pasos está la comida en camino.

En Naranja | La nueva aplicación para dar partes de accidentes con el móvil y otras siete que nos hacen la vida más fácil con el coche

 

Conversación