Descubre las ventajas del Préstamo NEGOCIOS de ING DIRECT

A lo largo de la vida de un negocio llega un momento en el que es necesaria una inyección de capital, bien para invertir en el crecimiento de la empresa con un nuevo local, un vehículo, maquinaria o mobiliario, bien para pagar los impuestos en pequeños plazos.

El Préstamo NEGOCIOS de ING DIRECT te ayuda a hacer frente a estos pagos importantes que quieres devolver poco a poco, pudiendo escoger tanto el importe (desde 3.000 euros) como el plazo (de 3 a 60 meses), sin comisiones y siempre con un tipo de interés muy atractivo que se mantiene igual desde la primera hasta la última cuota.

¿Qué diferencia hay entre un Préstamo NEGOCIOS y una línea de crédito?

El Préstamo NEGOCIOS sirve para dar respuesta a un gasto concreto,  mientras que la línea de crédito actúa a modo de colchón, evitando la falta ocasional de liquidez, por lo que es ideal para cubrir posibles desfases entre el cobro de un servicios o producto y los pagos que hayamos tenido que realizar, de manera que solo pagaremos intereses por las cantidades que vayamos necesitando.

Así, si necesitamos un nuevo coche para la empresa o cambiar los ordenadores, lo adecuado es recurrir a un préstamo, mientras que si queremos estar cubiertos ante la llegada de un cobro, como el pago a un proveedor o las cuotas de la seguridad social, lo adecuado es disponer de una línea de crédito.

En Naranja | Cómo ayuda una Línea de Crédito ante la falta de liquidez en la empresa

Conversación