Teletrabajo ING
Tiempo de lectura: 2 minutos

Desde el próximo 1 de septiembre, en ING pondremos en marcha una forma de trabajar completamente diferente: vamos a implantar un modelo de teletrabajo completamente flexible. Así, los 1.400 profesionales del banco podremos organizarnos con total libertad, desde casa o en la oficina, conciliando nuestra vida personal con nuestros objetivos profesionales.

Con esta decisión, para la que llevábamos tiempo preparándonos y que hemos podido probar de manera anticipada debido a la situación derivada del COVID-19, nos convertimos en la primera gran empresa en España que implementa un modelo de trabajo tan innovador.

Una medida que no solo beneficia a quienes trabajamos en el banco, sino a la sociedad en su conjunto, pues contribuye a un desarrollo más sostenible, reduciendo los desplazamientos y mejorando la conciliación. 

Este nueva forma de trabajar supone un importante cambio de mentalidad, ya que revoluciona la forma en la que se entiende el trabajo. La flexibilidad y la responsabilidad son las dos palancas clave para que los empleados nos organicemos como mejor consideremos, siempre teniendo en consideración, además de nuestra vida personal y desarrollo profesional, las necesidades de los equipos de los que formamos parte.

Un cambio de modelo innovador

Para facilitar el teletrabajo y lograr que este cambio de modelo sea exitoso, hemos instaurado una serie de medidas para una gestión del tiempo eficaz y el respeto a la vida personal de los profesionales.

Así, por ejemplo, se ha establecido un horario de reuniones (de 10 a 16h) y limitado su duración a 45 minutos. Y para garantizar la desconexión digital, también habrá un horario restringido para las llamadas y el envío de correos electrónicos.

La apuesta clara de ING por la tecnología, clave para ofrecer un servicio 100% digital desde sus orígenes, ha sido fundamental para poner en marcha este nuevo modelo de trabajo de manera cómoda para los empleados, pero manteniendo la seguridad y calidad del servicio a los clientes. Trabajemos desde donde trabajemos.

Este cambio de paradigma es un gran paso para mejorar la conciliación y el bienestar de los profesionales que formamos parte de ING, aunque no el primero. Hace años implantamos el horario flexible de entrada y salida, y también trabajamos con la metodología Agile, en la que la responsabilidad de cada empleado es fundamental.

Así, en ING ya estábamos acostumbrados a tomar decisiones autónomas dentro de un equipo coordinado, por lo que que esta flexibilidad completa era el siguiente paso natural.

Adiós ataduras. Hola libertad.

Imagen | Corinne Kutz en Unsplash


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (85 votos, media: 4,32 sobre 5)
Cargando...

Lo último en Actualidad ING