Alexander Hamilton
Tiempo de lectura: 5 minutos

El 4 de julio de 1776, Estados Unidos declaró su independencia de las colonias británicas, convirtiéndose de esta manera en el primer país americano en lograrlo. Ese mismo año se publicaba La Riqueza de las Naciones, de Adam Smith, al que se le considera el libro con el que nace la economía moderna.

Estos dos acontecimientos impulsaron el comienzo de una nueva era económica en Estados Unidos. Uno de sus padres fundadores, Alexander Hamilton, fue quien sentó las bases de esta nueva realidad económica y social, impulsando algunas importantes instituciones que, a día de hoy, siguen teniendo una importancia significativa en el comercio nacional e internacional. Pero, ¿quién fue exactamente Alexander Hamilton y por qué ha tenido tanta importancia en la historia económica de este país?

¿Quién era Alexander Hamilton? Sus orígenes

Alexander Hamilton nació en San Cristóbal y Nieves, la capital de un pequeño archipiélago en medio del Mar Caribe, en 1757 (aunque otras fuentes datan su nacimiento en 1755). Perdió a sus padres muy joven, y después al primo que se había ocupado de él tras la muerte de éstos.

En 1771 se quedó a cargo de la compañía Beekman y Cruger, una firma local de importación y exportación de bienes que comerciaba con Nueva York y Nueva Inglaterra, mientras el propietario estaba en el mar. En 1772 llegó al continente americano y empezó a completar su formación.

Gracias a su talento, consiguió ingresar en el King´s Collegue de Nueva York (la actual Universidad de Columbia), y allí se identificó rápidamente con la causa revolucionaria. Durante esta época siguió siendo un ávido lector, y más tarde desarrolló un interés por la escritura, esbozando sus primeros escritos políticos y económicos.

El papel de Alexander Hamilton en la Independencia de los Estados Unidos

A comienzos de 1775, Hamilton se unió a una compañía de milicia voluntaria llamada The Corsicans (Los Corsos). Participó de manera destacada y activa en la Guerra de Independencia de Estados Unidos, y llegó incluso a trabajar para el mismo George Washington en tareas de espionaje, política o diplomacia, además de exhibir una gran habilidad e inteligencia en sus deberes con la artillería.

Esta experiencia en el campo de batalla despertó en él un profundo sentimiento nacionalista, que estuvo presente en todas las decisiones que tomó años después como secretario del tesoro de Estados Unidos. De hecho, Hamilton se mostraba insatisfecho con un gobierno nacional débil, lo que le llevó a liderar la Convención de Annapolis, influyendo decisivamente en la Convención de Filadelfia que, a su vez, sirvió para crear una nueva Constitución. De hecho, Hamilton firmó esa Constitución, a pesar de no estar de acuerdo con todos sus postulados.

Tras la firma del tratado de París en 1798, en el que Gran Bretaña reconocía la soberanía de Estados Unidos de América, Hamilton regresaría a Nueva York para trabajar como abogado y, al mismo tiempo, fundar el Bank of New York, el actual Bank of New York Mellon, uno de los principales bancos de inversión del mundo.

La Economía de Estados Unidos con Alexander Hamilton

Alexander Hamilton es considerado el padre de la economía de Estados Unidos. Y no por haber fundado el primer banco de inversión del mundo, sino por haber sentado las bases para fundar y construir las primeras instituciones económicas del país.

Secretario del Tesoro

El 11 de septiembre de 1789, el presidente George Washington nombró a Alexander Hamilton como el primer secretario del Tesoro de Estados Unidos. Tenía la responsabilidad de orientar la política económica y financiera del país, para lo cual creó una moneda nacional, el dólar, que en la actualidad es la principal moneda de reserva a nivel mundial.

Bajo su mandato, también fundó el primer Banco Federal y una administración tributaria eficaz. Además, saneó el crédito del nuevo Estado en los mercados internacionales, y orientó la política comercial en un sentido fuertemente proteccionista, asentando el futuro desarrollo de la revolución industrial en el país.

El primer Banco Central

En 1791, se estableció legalmente el Primer Banco de los Estados Unidos (First Bank of United States). Se trataba de una institución ideada para saldar las deudas contraídas por la Guerra de la Independencia y establecer una moneda estable. Fue creada tomando como modelo el Banco de Inglaterra, que Hamilton había estudiado en profundidad, y se considera como la precursora de la Reserva Federal, que no se crearía hasta más de un siglo después.

Hamilton creía que un banco nacional era un instrumento fundamental para estabilizar la deuda gubernamental. Además, consideraba que era la mejor institución posible para gestionar las finanzas públicas del Gobierno bajo esa nueva Constitución.

La importancia de los impuestos como elemento cohesionador

Hamilton era consciente de que la base sobre la que se asentaba un estado era la recaudación tributaria como elemento cohesionador de toda la nación. Por esta razón, creó un pequeño sistema fiscal a través de diversos aranceles e impuestos, algunos de los cuales fueron muy controvertidos.

Este fue el caso del impuesto sobre el whisky, un tributo creado en 1791 que gravaba el consumo de esta bebida alcohólica. Tenía la finalidad de que lo recaudado sirviera para reducir la considerable deuda nacional que se arrastraba desde la revolución.

El impuesto al whisky se convirtió en el primer impuesto a nivel federal de un estado recién creado. Fue la base de un nuevo sistema fiscal que tenía un objetivo recaudatorio y cohesionador del conjunto de estados de Estados Unidos.

Lucha contra el contrabando

En aquella época, el contrabando estaba muy extendido, y la economía sumergida hacía un enorme daño a las arcas públicas de los Estados Unidos. Como la mayor parte del transporte de mercancías se realizaba en barco, Hamilton propuso crear un cuerpo naval para vigilar las costas y reducir el contrabando.

Así nació en 1790 el Revenue Cutter Service, el antecesor directo del Servicio Guardacostas actual. Estaba formado de diez barcos patrulleros armados para vigilar la costa y ayudar a los recaudadores de aduanas a confiscar el contrabando. De esta manera, logró poner coto a un problema que azotaba a las cuentas públicas.

Fin de su mandato como secretario del Tesoro

Hamilton dimitió como secretario del Tesoro en 1795, pero esta decisión no le apartó de la vida pública. Continuó estando cercano a Washington como asesor y amigo e incluso llegó a presentarse a la presidencia de Estados Unidos en las elecciones de 1800, compitiendo con John Adams como líder del partido Federalista. El 27 de junio de 1804, Hamilton murió batido en duelo con Aaron Burr.

En cualquier caso, el legado de Alexander Hamilton en la economía de Estados Unidos es indiscutible. Sus decisiones y las instituciones que se crearon bajo su mandato han tenido una influencia decisiva en el actual contexto económico del país. De hecho, algunas de ellas, como la creación del dólar, tuvieron (y tienen) un impacto notable en el comercio y la economía internacional.

La Joya no Joya y…
La Cuenta NÓMINA
Del Banco no Banco

Sin comisiones, con tarjetas gratis ¡y mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

En Naranja | Standard & Poor’s 500, Nasdaq, Dow Jones… ¿sabes qué significa cada índice en Estados Unidos?
Imagen | Ryan Quintal

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…