Invertir en todo el mundo con fondos indexados
Tiempo de lectura: 5 minutos

Invertir no es divertido. Si preguntas a tus amigos si siguen los mercados, qué fondos tienen en cartera o cómo están planificando su jubilación, lo mejor que puede pasar es que pongan los ojos en blanco y bostecen y lo peor, que directamente se den la vuelta.

Tenemos muy interiorizado que invertir es algo complicado, reservado solo para unos pocos y que requiere mucho tiempo y dedicación. En realidad, esto es solo uno de los muchos mitos financieros, como que hace falta mucho dinero para invertir. La tendencia a asociar inversión con bolsa y compra de acciones tiene buena parte de la culpa.

Para escoger una acción hay que dedicar tiempo a analizar su balance, a mirar los gráficos, estar pendiente de las noticias económicas y, por supuesto, a formarse. En resumen, parece que si inviertes tienes que vivir casi para tus inversiones. Nada más lejos de la realidad. Invertir ocupa tiempo, pero solo porque la mayoría lo hace de la forma tradicional. Con la gestión indexada no tendrás que dedicar prácticamente nada de tiempo a gestionar tus inversiones.

Qué es la inversión indexada

¿Para qué decidir en qué acciones invertir cuando puedes tenerlas todas y encima obtener mayor rentabilidad a largo plazo? Este podría ser un resumen de lo que es la gestión pasiva y la inversión indexada.

Frente al trader que trata de buscar las acciones que mejor se podrían comportar del mercado y que, además, necesita dedicar tiempo al análisis, la inversión indexada se limita a replicar el comportamiento de todo un índice o mercado. En lugar de invertir en Telefónica, BBVA o Repsol, estarías comprando todo el Ibex 35, las 35 empresas con mayor capitalización bursátil del país. Ahora deja de pensar solo en España y piensa en cualquier país, incluso en el mundo entero.

Y todo con una mejor fiscalidad, mayor diversificación y menor coste.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Cómo se invierte en todos los continentes y en muchos países

La forma de comprar el mundo entero para ahorrar tiempo, costes y complicaciones en tu inversión tiene nombre propio: fondos indexados.

Los fondos indexados son fondos que se dedican a replicar lo que hace un índice concreto como el Ibex 35, el S&P 500 o el Dow Jones, aunque también los hay más amplios y que engloban acciones de sectores o emisiones de renta fija. En estos casos pueden utilizarse ETFs, un producto similar a los fondos indexados pero con importantes diferencias.

Invertir en muchos países no es difícil. Solo necesitas dar tres pasos para empezar a hacerlo.

Decide cómo quieres componer tu cartera

¿Qué porcentaje de la inversión quieres dedicar a renta variable y a renta fija? Esta es la primera pregunta que debes hacerte al pensar en la distribución de activos y el punto de partida de tu cartera.

Como norma general, la renta variable es más volátil y se asocia con mayor riesgo, pero también con más rentabilidad. La bolsa sufre más vaivenes que los bonos, de ahí que se considere que cuanto mayor es el porcentaje de renta variable en una cartera de fondos indexados, mayor es también el riesgo, pero más potencial de rentabilidad.

¿Qué peso dedicar a la renta variable o a la renta fija en la cartera? Todo dependerá de la aversión y el perfil de riesgo de cada inversor. De ahí que para quienes busquen una cartera más conservadora, tengan un mayor porcentaje de renta fija, mientras para aquellos que busquen una mayor rentabilidad asumiendo más riesgo, tendrán que incorporar más renta variable.

El siguiente paso para invertir en muchos países es elegir en qué zonas del mundo quieres estar y el peso o porcentaje de cada una. Actualmente existen fondos indexados que abarcan el mundo entero como el MSCI All Countries World Index. Y para bonos y renta fija existen alternativas como el Bloomberg Barclays Global Aggregate Total Return Index Value. Sin embargo, hay carteras «todo en uno» que replican el comportamiento de la economía mundial con un solo fondo de fondos. Es el caso de los Fondos Cartera NARANJA, adaptadas, además, a cada perfil inversor.

Revisa y rebalancea tu inversión

Por último quedará la parte del mantenimiento. A diferencia de una cartera de acciones, un fondo indexado no necesita atención constante. Como en la mayoría de casos inviertes a largo plazo, se supone que eres capaz de asumir cierto grado de volatilidad en el corto plazo.

El mantenimiento de los fondos indexados se concentra en los rebalanceos de cartera. Es decir, en volver a poner tu inversión en su sitio cumpliendo tus criterios de partida. Para que lo entiendas mejor, si tu cartera tenía un 90 % de renta variable y un 10 % de renta fija, pero después de un año la bolsa ha subido mucho y los bonos no tanto, ese balance será diferente y se tendrá que equilibrar con las nuevas aportaciones que hagas. No obstante, servicios como Inversión NARANJA+ realizan estos ajustes de forma automática, de manera que tú solo te tienes que preocupar de realizar aportaciones periódicas a la cartera.

Beneficios y ventajas de invertir en todo el mundo

Invertir de forma global tiene muchos beneficios, casi tantos como las ventajas de la inversión pasiva. Esto es lo que conseguirás si lo haces.

Gran diversificación

Una cartera que invierte en Estados Unidos, la Unión Europea y los países en desarrollo siempre será más estable que una que lo haga en un solo país, de la misma manera que un fondo que sume todas las empresas del S&P 500 estadounidenses lo será más que si nos limitamos a invertir en dos acciones del mismo.

Los fondos indexados son una forma de acceder a grandes mercados a precio limitado y de forma muy sencilla.

Ahorrar en costes e impuestos

La inversión en fondos indexados es más barata que la inversión a través de fondos de gestión activa, ya que en esta última, el gestor tiene que estar constantemente monitorizando el mercado para decidir qué comprar y cuándo vender, lo que conlleva bastante trabajo por el que cobran una comisión más alta. Por contra, en la gestión pasiva, los costes son más bajos ya que el gestor se limita a comprar el índice entero.

Esta rebaja de comisiones tiene un efecto directo en la rentabilidad de tu inversión a largo plazo.

También es mejor su fiscalidad frente a la de las acciones. Con los fondos indexados podrás aprovechar el diferimiento fiscal, ya que las ganancias están exentas de tributar si se reinvierten en otro fondo. Así, gracias al interés compuesto, tu inversión crecerá mucho más rápido.

Tiempo para ti

Otra de las ventajas de la gestión pasiva es que prácticamente no tienes que dedicar tiempo a gestionar tu inversión. Es más, hay servicios como el de Inversión NARANJA+, que se encarga de hacer todos los rebalanceos de tu cartera y de decidir su composición en función de tu perfil de riesgo, por lo que solo tendrías que preocuparte de realizar aportaciones periódicas.

En Naranja I ¿Qué son los fondos indexados y por qué son una alternativa interesante de inversión?

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…