Subida o bajada de los tipos de interés
Tiempo de lectura: 4 minutos

En los últimos años nos hemos acostumbrado a vivir con unos tipos de interés inusualmente bajos, tanto en Europa como en Estados Unidos, aunque la situación siempre puede cambiar. Pero, ¿cómo afecta a la economía una subida o bajada de los tipos de interés?

¿Por qué suben o bajan los tipos de interés?

Los tipos de interés marcan el precio del dinero y, más concretamente, el coste que hay que pagar por pedir dinero prestado.

Los bancos centrales de cada país son los encargados de fijar estos tipos atendiendo a la situación económica, la evolución del consumo y la inflación. En los estados miembros de la Unión Europea, los tipos de interés los fija el Banco Central Europeo (BCE), mientras que en Estados Unidos, por ejemplo, lo hace la Reserva Federal.

Esta ha sido su evolución en los últimos años, en la que se puede ver la respuesta de estos dos bancos centrales a la crisis de 2008 y la crisis provocada por el coronavirus.

Pero, ¿qué consecuencias tiene que los bancos centrales apliquen una subida o bajada de los tipos de interés?

Qué pasa si suben los tipos de interés

Esto es lo que ocurre cuando suben los tipos de interés:

A tipos más altos, préstamos más caros

Los tipos de interés afectan a la capacidad de financiación de los bancos y ésta termina trasladándose a los préstamos y al resto de productos financieros. En el caso de los préstamos a particulares, este movimiento es uno de los más directos. A efectos prácticos, una subida de tipos hará que financiarse sea más caro, tanto para las empresas como para los usuarios.

Esto quiere decir que el tipo de interés de los préstamos personales será mayor, como también el de las hipotecas. Y si tienes una hipoteca a tipo variable, es fácil que el euríbor también suba y se encarezca la cuota.

Inflación y tipos de interés: con tipos más altos, la inflación baja

Cuando suben los tipos de interés normalmente la inflación tiende a la baja. Esto ocurre porque, como hemos visto, los tipos más altos aumentan los costes de financiación y, al ser los préstamos más caros, se desincentiva el consumo.

Así, aunque la mayoría de bancos centrales busca que exista una inflación moderada que estimule el consumo y el crecimiento de la economía, si esta se descontrola puede ser necesaria una subida de tipos de interés para frenarla.

Con tipos de interés más altos, los depósitos suben

Esto es más teoría que práctica. Lo que ocurre es que este mayor coste de financiación también se aplica a  la inversa, es decir, en los «préstamos» que los usuarios hacen al banco en forma de depósito. A fin de cuentas, un depósito a plazo fijo es lo más parecido a un préstamo entre el usuario y la entidad financiera.

Aún así, aunque el BCE subiese los tipos, va a ser complicado ver a corto o medio plazo depósitos al 4% de forma generalizada como ocurría en 2008.

Si suben los tipos de interés sube la renta fija

¿Qué ocurre en los mercados con una subida de tipos? Que el dinero puede tender a abandonar la renta variable, como las acciones en bolsa, para dirigirse al mercado de bonos.

La aritmética del movimiento de la inversión es la siguiente: al aumentar el coste de financiación a través de los bancos, las empresas e instituciones (incluyendo la deuda pública) tienden a emitir bonos con mayor rentabilidad, por lo que crecerá el atractivo de la renta fija.

En el lado contrario, las emisiones antiguas pueden verse afectadas de forma negativa, pues su rendimiento sería menor en comparación con las nuevas.

Con tipos más altos, la moneda se fortalece

Este es otro de los efectos más directos. Una subida de tipos suele traducirse en un fortalecimiento de la divisa. Para entenderlo mejor, si la Reserva Federal estadounidense opta por subir los tipos de interés, el dólar aumentará su cotización. Esto afectará a su capacidad de exportar, ya que comprar bienes estadounidenses será más caro.

A nivel global, las empresas europeas se verían beneficiadas, ya que podrían aumentar su cuota de mercado al estar el euro más barato que el dólar. Es decir, sus productos serían más atractivos a la exportación ya que el euro perdería valor frente al dólar, invirtiendo la actual tendencia. Por el contrario, los países emergentes con un alto peso de las materias primas en su economía se verían afectados negativamente, ya que este tipo de bienes se compra y vende en dólares y serían más caros.

Qué pasa si bajan los tipos de interés

Aunque los tipos de interés del BCE llevan al 0% desde marzo de 2016, es interesante entender qué pasa cuando los tipos de interés bajan.

En esencia, ocurre lo contrario que cuando suben. Es decir:

  • Los préstamos son más baratos, por lo que se estimula el consumo y el crecimiento, si bien esta medida puede no ser suficiente en caso de crisis económica.
  • Al crecer el consumo, suele subir también la inflación, aunque por otros factores económicos, puede no aparecer esta inflación.
  • La renta fija pierde interés, ya que la rentabilidad que ofrece es nula o muy baja, por lo que la inversión se desplaza a la renta variable.
  • La moneda se devalúa, lo que facilita la exportación (impulsando el crecimiento) pero encarece la importación (lo que, dependiendo de la balanza comercial, podría implicar una mayor inflación).

Ahora que ya tenemos claro cómo afecta una subida o bajada de los tipos de interés a nuestra economía sólo queda esperar decisiones por parte de la Reserva Federal o del BCE. ¿Quién moverá antes ficha?

Fondos Cartera NARANJA

Te lo ponemos fácil

Con los Fondos Cartera NARANJA accedes a los principales mercados del mundo con un solo producto.

Invierte la cantidad que quieras. Con menos gastos y comisiones.

Encuentra el que mejor se adapte a tu perfil inversor.

En Naranja | Cómo afecta la inflación al dinero guardado debajo del colchón
Imagen | Immo Wegmann


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (33 votos, media: 4,55 sobre 5)
Cargando...