que es una donación
Tiempo de lectura: 5 minutos

Hace poco saltaban todas las alarmas en los grandes medios de comunicación: Hacienda estaba investigando a una pareja por los gastos de boda y podía llegar a hacerles pagar impuestos por los regalos al considerarse como una donación.

La propia Agencia Tributaria tuvo que salir a aclarar su intervención, como ya había hecho en ocasiones anteriores respecto al mismo tema. El requerimiento del fisco no estaba tan relacionado con los regalos como con los gastos y las actividades económicas alrededor de la boda.

En otras palabras, Hacienda quería cerciorarse de que todos los servicios contratados iban a declarar sus ingresos y lo hacían por el importe adecuado (fotógrafo, DJ, restaurante, floristería…). Sin embargo, eso no quiere decir que no pudiese pedir cuentas a los novios por los regalos.

Pero, entonces, ¿cuándo se considera que ha existido una donación? En este artículo vamos a intentar aclararte por qué y el resto de aspectos claves que hay que saber sobre las donaciones.

Qué es una donación

Lo primero que debes tener claro es en qué consiste una donación. Es fácil que pienses que ya lo sabes, pero también que la confundas con un donativo. De hecho, es normal utilizar ambos términos como sinónimos cuando no lo son.

Se puede definir la donación como la entrega de bienes o servicios a una persona de forma gratuita, voluntaria sin esperar nada a cambio. Por su parte, un donativo es la entrega de un bien, económico o no, a una entidad sin recibir ningún tipo de prestación a cambio que, además, permite desgravar en el IRPF. Por eso mismo Hacienda entiende que las cuotas de los colegios concertados o los pagos especiales no son donativos por más que se hagan a través de sus fundaciones.

Las donaciones en el Código Civil

El Código Civil recoge de forma explícita las donaciones en su título II con los artículos que van desde el 618 hasta el 656. Así es como las define como punto de partida:

Artículo 618. La donación es un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta.

Artículo 619. Es también donación la que se hace a una persona por sus méritos o por los servicios prestados al donante, siempre que no constituyan deudas exigibles, o aquella en que se impone al donatario un gravamen inferior al valor de lo donado.

Cuándo se considera que hay una donación

Desde la óptica fiscal, hay una donación cada vez que se entrega un bien o se presta un servicio profesional sin recibir una contraprestación a cambio. Ahí es donde entran los regalos de boda, el dinero que dan padres a hijos para comprar casa o el coche que muchos padres regalan a sus hijos cuando se sacan el carnet, por ejemplo.

Además, Hacienda también considera que es una donación vender algo por debajo de su valor real de mercado. Para entenderlo mejor, piensa en una familia con dos hijos y unos padres que quieran donar una vivienda de su propiedad a uno de ellos. La primera solución podría ser que el hermano pague a los padres la mitad del valor de la casa y que estos, después, le donen ese dinero al otro hijo. Parece lógico, ¿verdad? Pues lo cierto es que Hacienda podría considerar que los padres están donando al hijo que compra la diferencia entre lo que ha pagado por la casa y su valor real.

También es una donación perdonar deudas a otra persona. Así es como Hacienda evita que se hagan préstamos entre particulares para evitar pagar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y que después nunca se devuelva este dinero. Y es que por un préstamo no hay que pagar impuestos, pero por una donación sí.

El Código Civil recoge una importante excepción en este punto a través del artículo 143 y la obligación de “darse alientos en toda su extensión” entre padres, hijos y cónyuges. Estos alimentos, definidos en el artículo 142 del mismo texto, incluyen: “todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica”, así como “la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable”. Este tipo de entregas no serían consideradas una donación, sino una obligación.

Cuál es el importe mínimo para declarar una donación

En contra de la creencia popular de que existe un mínimo para las donaciones, lo cierto es que técnicamente hay que pagar por cualquier entrega, por pequeña que sea.

El mito más extendido al respecto es que no hay que pagar por las donaciones inferiores a 3000 €. La razón es que esta es la cifra a partir de la cual los bancos informarán a Hacienda por entregas y retiradas de dinero en efectivo. Además, también lo harán si realizas un traspaso por más de 10.000 €. Sin embargo, esta cantidad es irrelevante a efectos de pagar el impuesto. Da igual la cantidad que recibas, tendrás que tributar por ella.

Lo que sí existe es un máximo al dinero que te pueden donar. Por un lado, nadie te podrá donar más de lo que después necesites para vivir según se marca en el artículo 634 del Código Civil. Por otro lado, el artículo 636 establece que “ninguno podrá dar ni recibir, por vía de donación, más de lo que pueda dar o recibir por testamento”. El motivo es que una donación no deja de ser un adelanto de la herencia en vida. Si te donan más de lo que te corresponde y hay otros herederos, estos podrán reclamártelo después.

Con la Cuenta NÓMINA todo 
es sencillo

Sin comisiones ni condiciones. Sin coste de tarjetas a débito o crédito. 0€ en transferencias* y mantenimiento. Sin domiciliar recibos.

Indicativo

Cuándo se considera un regalo y cuándo una donación

La lógica de Hacienda en este punto no es la misma que la del ciudadano de a pie. Lo que para ti es un regalo, para el fisco es siempre una donación. Recuerda la definición del Código Civil y verás que no deja lugar a duda alguna porque no establece diferencias ni aplica ningún criterio lógico

Cuántos impuestos pagas por las donaciones

La razón por la que las donaciones son tan polémicas tiene que ver con los impuestos. Para empezar, pagar dinero por recibir un regalo es totalmente contraintuitivo. A esto se suma la repetida crítica de que cualquier persona puede hacer lo que quiera con su dinero que, por otra parte, ya estaría sujeto a otros tributos por el IRPF.

La cuantía depende de cada comunidad. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones está transferido a las comunidades autónomas, que pueden establecer tarifas diferentes a las estatales y también bonificaciones diferentes. Lo que no cambia es el funcionamiento básico del tributo.

Para calcular cuánto hay que pagar por una donación se tiene en cuenta el grado de parentesco entre las partes (cuanto más cercanas, menos se paga) y el patrimonio preexistente de quien recibe la donación, es decir, cuánto dinero tiene ya a quien se le dona.

Además, el impuesto es progresivo, de manera que se paga más cuanto más dinero se recibe.

Al final, más que la cuantía, a pagar que puede ser elevada, la clave está en que cuando un padre dona dinero a un hijo es porque éste no tiene suficiente para el objetivo que se ha marcado y este pago de impuestos supone un menoscabo a lo que recibe, ya que es el donatario quien está obligado a abonar el tributo.

En Naranja I 7 impuestos que tienes que declarar por algunas acciones cotidianas (y que quizá no lo sabías)

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, media: 2,63 sobre 5)
Cargando…