fiscalidad alquiler vacacional
Tiempo de lectura: 3 minutos

El alquiler de la casa durante las vacaciones, principalmente en los destinos de playa, ha sido una fuente de ingresos para las familias desde hace tiempo. Sin embargo, con el auge de las plataformas de alquiler vacacional, se ha convertido en algo cada vez más normal alojarse en casas particulares.

Debido a la creciente demanda de este tipo de alojamientos, se han incorporado algunas novedades en la regulación de estos impuestos con el fin de evitar los alquileres en negro.

Así que, si quieres alquilar tu casa por vacaciones, te explicamos qué impuestos debes declarar si alquilas tu vivienda en vacaciones para no tener problemas con la Agencia Tributaria.

Cada comunidad regula el alquiler turístico de modo diferente

Lo primero que debes saber antes de alquilar tu casa en vacaciones es que la regulación de este alquiler depende de las comunidades autónomas, al quedar fuera de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 2013. Por este motivo, no existe un marco estatal que regule esta actividad, ni homogeneidad en las normativas autonómicas, aunque el Gobierno ha anunciado una futura reforma de la LAU donde se establecerá un marco general de las viviendas vacacionales y del alquiler turístico.

Por tanto, debes comprobar si tu vivienda cumple los requisitos establecidos en tu comunidad autónoma para poder destinarla al alquiler turístico. Estos requisitos se refieren a limitaciones en el número de días de alquiler, exigencia de licencias y registro de las viviendas, entre otros.

¿Tienes miedo al compromiso?

La HIPOTECA NARANJA del Banco no Banco tiene todo para que se te quite: sin comisiones

Desde euríbor + 1,11 %
1,99 % TIN primer año
(1,57 % TAE Variable)¹.

¹Consulta las condiciones en ing.es

Pagas impuestos cuando está alquilada y cuando está vacía

La vivienda que se alquila como alojamiento turístico solo durante algunos meses al año tiene que estar amueblada y dispuesta con todo lo necesario para ser utilizada por los inquilinos. Con estas condiciones puedes alquilarla siempre que pagues los correspondientes impuestos que gravan al alquiler, tanto si está alquilada como si está vacía.

Durante el periodo de tiempo que la vivienda está alquilada debes declarar los ingresos obtenidos como rendimiento del capital inmobiliario, una vez descontados los gastos que se pueden deducir. Entre estos gastos están los intereses de la hipoteca, el IBI, la comunidad, la tasa de basura, el seguro del hogar, los suministros y la amortización del inmueble que es un 3 % del valor catastral de construcción, pero solo en la parte proporcional a los meses o días en los que la vivienda está alquilada. A estos gastos también puedes sumar el coste total de anunciar el apartamento y de la agencia si optas por delegar la gestión del alquiler.

Los meses en los que la vivienda no está alquilada, se tienen que declarar como segunda vivienda. En el cálculo de la cantidad a declarar se toma como referencia el 1,1 % del valor catastral de la vivienda, o el 2 % si la revisión catastral es anterior a 1994, y el resultado se divide entre los doce meses del año. El rendimiento que se tiene que incluir en la declaración del IRPF es el resultado de multiplicar el valor mensual por los meses que está vacía la vivienda.

Cómo calcular cuánto tengo que declarar: un ejemplo práctico

En el caso de un apartamento con un valor catastral de 100.000 € que se alquila 4 meses al año por 1000 € mensuales, estos son los cálculos que debes realizar:

Cuando la vivienda está alquilada
Ingresos: 1000 € x 4 meses = 4000 €.
Gastos: IBI 420 € / año (140 € sería lo que corresponde a 4 meses); Tasa basura 216 € / año (72 € por 4 meses); Gastos comunidad 30 € / mes (120 €); seguro de la casa 180 € / año (60 €); suministros 120 € / mes (480 €); gastos agencia 200 € y amortización vivienda 3 % de 100.000 € que son 3000 € / año (1000 €).

Total: 2072 €

Durante los 8 meses que la vivienda no está alquilada

* 1,1 % del valor catastral x 100.000 € = 1100 €.
* Esta cantidad se divide entre 12 meses: 1100 : 12 = 91,6.
* Este resultado se multiplica por los meses que la vivienda está vacía: 91,6 x 8 = 732,8 € que es la cantidad que se incluye en la declaración.

Por último, debes saber que desde este año la Agencia Tributaria obliga a declarar los ingresos procedentes del alquiler turístico tanto a los particulares como a las plataformas que facilitan este alquiler. Estos intermediarios deben informar a Hacienda de los alquileres de viviendas turísticas o del alquiler de temporada a través del modelo 179 donde deben constar todos los datos de la vivienda, inquilinos y propietarios.

No olvides que si no se declaras estos ingresos, Hacienda puede sancionarte con multas que van desde el 50 % al 150 % de la cantidad no declarada.

En Naranja | Siete formas de viajar en las que no tendrás que pagar alojamiento

, , , ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…