Madre trabajadora
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ser madre es toda una alegría, pero también una auténtica odisea, especialmente durante los primeros años de vida. A todos los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo durante este bonito momento se le suma la fuente inagotable de gastos que supone tener un hijo.

Por suerte, las madres trabajadoras tienen un tratamiento especial en la declaración de la renta. Si has sido madre en los tres últimos años o vas a serlo próximamente, tienes doble premio, porque aparte de toda la alegría que rodea a este momento, pagarás menos impuestos.

La deducción por maternidad

Todas las madres trabajadoras con hijos menores de tres años pueden beneficiarse de una deducción de 1200 € al año en su declaración de la renta. Esta ayuda está disponible tanto para mujeres autónomas como para mujeres asalariadas, siempre y cuando estén dadas de alta en la Seguridad Social.

La ayuda se puede solicitar hasta los tres primeros años de vida del menor, salvo que haya sido adoptado, en cuyo caso se podrá solicitar durante los tres años siguientes a su inscripción en el Registro Civil, sin tener en cuenta su edad.

Hay dos formas de formalizar este trámite: directamente a través de tu declaración de la renta o de forma anticipada.

Cómo solicitar la deducción por madre trabajadora a través de tu declaración

En este caso, se aplica una reducción de la cuota diferencial de 1200 €. Es decir, se resta esta cantidad a lo que tengamos que pagar a Hacienda o se suma a lo que haya que devolver. Por ejemplo, si el resultado de nuestra declaración es a pagar 200 €, Hacienda nos devolverá 1000 € después de aplicar la deducción; y si nos sale 200 € a devolver, Hacienda nos abonará 1400 €.

¿Tienes miedo al compromiso?

La HIPOTECA NARANJA del Banco no Banco tiene todo para que se te quite: sin comisiones

Desde euríbor + 1,11 %
1,99 % TIN primer año
(1,60 % TAE Variable)¹.

¹Consulta las condiciones en ing.es

La deducción se aplica desde el mes de nacimiento del menor y hasta el mes anterior a que cumpla tres años. Por ejemplo, si el menor nació el 15 de septiembre de 2017, la ayuda se aplicará durante cuatro meses en esta declaración (desde septiembre hasta diciembre, 400 € en total), y ocho en la declaración de 2020 (desde enero hasta agosto, 800 € en total).

Esta deducción se tiene que cumplimentar en las casillas 551 y 552 del programa Renta Web, indicando el periodo en que se ha desarrollado una actividad por cuenta propia o ajena.

De forma anticipada: cómo rellenar el modelo 140 de la AEAT

Existe una opción más para solicitar esta ayuda de forma anticipada, a lo largo del año y a razón de 100 € al mes. Para ello, tendremos que rellenar el modelo 140 de la Agencia Tributaria. Este documento se podrá presentar de forma telemática, por teléfono, por correo ordinario o mediante entrega directa en cualquier Delegación o Administración de la Agencia Tributaria.

La ayuda se podrá solicitar desde el mes del nacimiento del menor y hasta el mes anterior a que cumpla tres años.

El mínimo por descendientes

Tener un hijo también reduce nuestros mínimos personales y familiares en la declaración de la renta, tanto para los padres como para las madres, y hasta que el menor cumple 25 años. Dicho de otro modo, aumenta el mínimo de nuestra renta que está exento del pago de impuestos, de manera que se reduce lo que efectivamente pagamos por IRPF.

Los mínimos por descendientes se aplican en función del número de hijos y de si es menor o mayor de tres años, con las siguientes cuantías:

Mínimo Tipo Cuantía
Mínimo del contribuyente General 5500 €
Mínimo por descendientes Primer hijo 2400 €
Segundo hijo 2700 €
Tercer hijo 4000 €
Cuarto hijo y siguientes 4500 €

Estas cuantías se incrementan en 2800 € si el menor tiene menos de tres años, y deberá dividirse entre dos si convive con sus dos padres o computarse por entero si solo convive con uno de ellos.

Por ejemplo, para una familia con dos hijos con edades de 6 y 2 años, el mínimo de cada uno de los contribuyentes será de 9500 € en tributación individual, que se calcula de la siguiente forma:

  • 2400 € por el hijo de 6 años.
  • 5500€ por el hijo de dos años, que es el resultado de sumar 2700 € por el segundo descendiente y 2800 € por tener menos de tres años.
  • El resultado, 7900 €, se divide entre dos (3950 €) y se le suma el mínimo del contribuyente (5550 €).

El aumento de este mínimo tiene una repercusión significativa en el resultado de nuestra declaración. Así, para un contribuyente que tenga unos ingresos de 23.000 € con dos hijos de 6 y 2 años, el ahorro fiscal es de unos 700 € anuales, de acuerdo a los cálculos realizados a través del servicio de retenciones de la Agencia Tributaria.

Estos mínimos se calculan de forma automática cuando registramos nuestros descendientes en la aplicación Renta Web. Normalmente, la Agencia Tributaria ya dispone de estos datos cuando el trabajador rellena el modelo 145, donde el contribuyente comunica al pagador el cambio de sus circunstancias personales.

Entre la deducción por madre trabajadora y el aumento del mínimo del contribuyente, una madre se podría ahorrar cerca de 2000 € anuales en su declaración del IRPF. Una buena ayuda para todos los gastos que como madres hay que asumir en esta bonita etapa de nuestra vida.

En Naranja | ¿Madre trabajadora? Estas son todas las ayudas y deducciones
Imagen | Katie Emslie on Unsplash


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…