Me voy a comprar una vivienda, ¿elijo hipoteca a tipo variable, fijo o mixto?

A la hora de contratar una hipoteca, existe una serie de elementos que todos los clientes deberían tener en cuenta. El más importante es, sin duda, el tipo de interés del préstamo hipotecario, que condicionará el importe de las cuotas que pagaremos cada mes.

Tradicionalmente, el tipo de interés de las hipotecas ha utilizado como referencia un indicador, el euríbor a 12 meses, al que se le añadía un tipo de interés fijo llamado diferencial. A este tipo de hipotecas se las conoce como hipotecas a tipo variable, ya que la cuota mensual variará con la evolución del euríbor.

En los últimos años, a este tipo de préstamo se le han sumado dos nuevas alternativas: las hipotecas a tipo fijo, que mantienen el mismo tipo de interés sin variaciones a lo largo de toda la vida del préstamo, y las hipotecas a tipo mixto, que combinan las características de las dos anteriores. Pero, entonces, ¿cuál de ellas es mejor?

El coste de la financiación, la principal diferencia

Dado que los tipos de interés de los diferentes tipos de hipotecas son diferentes, el importe total que pagaremos también lo será. Sin embargo, mientras en las hipotecas a tipo fijo se puede conocer en el momento de su contratación, habrá que esperar a amortizar completamente el préstamo a tipo variable y a tipo mixto para conocer cuánto pagaremos en concepto de intereses.

Esta circunstancia hace que las hipotecas a tipo fijo tengan un menor riesgo, ya que se conoce en todo momento la cuota mensual que habrá que pagar. En las hipotecas a tipo variable, en cambio, y dado que el euríbor fluctúa, el tipo de interés puede ser mayor en los siguientes meses y años y, por tanto, también la cuota mensual.

Las hipotecas mixtas, por su parte, tienen una parte fija durante un período de tiempo y una parte variable en otro. Por tanto, conoceremos de antemano el importe a pagar en la parte fija sin necesidad de renunciar a un interés menor si el euríbor se mantiene bajo en la recta final del préstamo. La Hipoteca NARANJA MIXTA de ING DIRECT, por ejemplo, tiene un tipo de interés fijo los diez primeros años y un tipo de interés variable los siguientes.

Las hipotecas a tipo variable son hoy más baratas  

Nunca hasta ahora habíamos visto los tipos de interés tan bajos, llegando a alcanzar niveles negativos. Este fenómeno ha provocado que el euríbor se sitúe también en mínimos históricos, alcanzando incluso un nivel por debajo de cero.

euribor

Por esta razón, las hipotecas a tipo variable son, en la actualidad, más baratas que las hipotecas a tipo fijo. Sin embargo, esta circunstancia puede revertirse en los próximos años si el euríbor aumenta considerablemente. Si esto ocurre, puede que acabemos pagando más en el préstamo que en una hipoteca a tipo fijo.

Las hipotecas mixtas salvan en parte este problema, ya que nos garantizan una seguridad los primeros años (al ser su tipo fijo) para beneficiarnos de un euríbor bajo después si las condiciones del mercado se mantienen.

Entonces, ¿qué me conviene más?

Cuando se pregunta a los expertos si conviene más una hipoteca a tipo fijo, una hipoteca a tipo variable o una hipoteca a tipo mixto, la respuesta es siempre la misma: depende. Conviene comparar los diferentes tipos de hipoteca para elegir la que mejor se adapta a nuestras circunstancias.

No obstante, como las hipotecas a tipo fijo tienen un interés mayor que las hipotecas a tipo variable, su interés está relacionado de manera indirecta con la evolución del euríbor. Es decir, si el euríbor aumenta, también lo hará el interés de las hipotecas que lo utilicen como referencia y, por tanto, también el de las hipotecas a tipo fijo y el primer tramo de la hipoteca mixta, que son más caras. En estas circunstancias, puede ser buen momento para contratar una hipoteca fija o una hipoteca mixta ahora, ya que está fijada en mínimos del euríbor.

En cualquier caso, es difícil anticiparse a la evolución del euríbor, especialmente teniendo en cuenta que los préstamos hipotecarios se contratan a muchos años. Cabe esperar que la situación económica mejore en los próximos años, lo que puede ser el anticipo para una posible subida en los tipos de interés (y, por tanto, también del euríbor), que encarecerá la cuota mensual de nuestra hipoteca a tipo variable.

En Naranja | 10 consejos prácticos para elegir tu hipoteca [Infografía]

Hipoteca NARANJA

Desde Euribor +0,99%

Hipoteca NARANJA, sin comisiones para ayudarte a vivir un poco mejor

Desde euríbor +0,99%
1,99% TIN primer año
(1,80% TAEVariable)*.
Sin comisiones.


Conversación