Medidas económicas por el coronavirus
Tiempo de lectura: 8 minutos

El impacto de una pandemia como la del coronavirus va más allá de las repercusiones sanitarias. Las consecuencias económicas del virus y el estado de alerta se han dejado sentir en las bolsas, pero su impacto económico puede ir mucho más allá. Por eso, desde el Gobierno español se han puesto en marcha diferentes medidas económicas para hacer frente al efecto del coronavirus.

Las medidas económicas del Gobierno por el coronavirus se han centrado en los colectivos más vulnerables, como los que están sufriendo más ERTE o los autónomos, y en ayudas para que las pyme puedan mantenerse a flote. La primera tanda llegó por medio del  Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, y las segundas fueron anunciadas el martes 24 de marzo.

Estas son las ayudas por el coronavirus más importantes y todo lo que debes saber sobre ellas:

Moratoria de hipotecas

Una de las principales medidas una moratoria para los hipotecados por la que podrán dejar de pagar la hipoteca durante tres meses (el tiempo que, inicialmente, durará el estado de alarma).

Para poder disfrutar de esta ayuda es necesario que se cumplan los siguientes criterios:

  • Estar en paro o haber perdido un 40% de los ingresos. En este último caso, la carga hipotecaria sobre la renta familiar deberá haberse multiplicado por al menos 1,3.
  • Que los ingresos de la unidad familiar no superasen tres veces el IPREM (1613,52 €) el mes anterior. No obstante, esta cantidad se puede ampliar en función del número de hijos o de personas mayores de 65 años o con discapacidad que convivan con los afectados.
  • La cuota de la hipoteca más los suministros básicos deben superar el 35% de los ingresos netos de la familia.

En este sentido, en ING estamos analizando las medidas extraordinarias que ha anunciado el Gobierno. Vamos a colaborar activamente para cumplir y facilitar la puesta en marcha de dichas medidas con el fin de ayudar a las familias que se encuentran en una situación económica complicada.

Rescate de planes de pensiones

Con motivo de la crisis del coronavirus, y para las personas afectadas, se ha habilitado la posibilidad de rescatar los planes de pensiones parcialmente.

Concretamente, los salarios o ingresos dejados de percibir mientras dura la situación de crisis sanitaria en la que nos encontramos.

Pueden acogerse a esta medida trabajadores afectados por un ERTE, empresarios de establecimientos que no pueden abrir al público y autónomos que hayan cesado su actividad. Sin embargo, incluso en caso de poder hacerlo, conviene ser prudentes a la hora de valorar si rescatar el plan de pensiones.

Moratoria de alquileres

Si, se ha aprobado una moratoria en el pago del alquiler para los inquilinos afectados por un ERTE, una reducción de jornada o que han perdido el empleo como consecuencia del estado de alarma. También para autónomos que no lleguen al límite de tres veces el IPREM (incrementado en caso de tener hijos y dependientes a cargo).

  • Para los inquilinos de grandes arrendadores (10 o más viviendas) se establece una moratoria de 4 meses.
  • Para el resto de inquilinos, se debe llegar un acuerdo con el casero para suspender, aplazar o fraccionar el pago de la renta. Si no se llegara a un acuerdo, el estado ofrecerá créditos ICO sin intereses de hasta 6 años.

Puedes leer en este otro artículo todos los detalles sobre la moratoria de alquileres durante el estado de alarma.

Facilidades para tramitar ERTE y beneficios para los trabajadores afectados

Otra de las medidas económicas adoptadas más importante es la de facilitar los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) agilizando todo el proceso. La parte negativa de esta medida ya se está dejando sentir, con un gran número de este tipo de despidos colectivos temporales.

En el lado positivo, la medida incluye una ayuda a los trabajadores afectados que no cumplan con el periodo mínimo de cotización para poder cobrar el paro. De forma excepcional, el Ejecutivo dará derecho a la prestación por desempleo a los afectados por ERTE que no cumplan el requisito de días cotizados (3 meses si se cuenta con cargas familiares y 6 en caso contrario).

Además, el paro que se cobre estos días no se descontará de los derechos adquiridos. En otras palabras, ese paro no se restará del acumulado hasta ese momento para posteriores cobros de la prestación por desempleo. Eso sí, no olvides que el paro cuenta como un segundo pagador en la declaración de la renta.

La Joya no Joya y…
La Cuenta NÓMINA
Del Banco no Banco

Sin comisiones, con tarjetas gratis ¡y mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

Por su parte, las empresas menores de 50 empleados que se acojan a un ERTE no tendrán que hacer frente al pago de las cotizaciones sociales durante el tiempo que este dure. Las grandes empresas estarán exoneradas de forma parcial, aunque solo tendrán que hacer frente al 25% de las cotizaciones.

Ahora bien, el Gobierno ha condicionado la concesión de estos ERTE a que no se produzca ningún despido durante los seis meses posteriores, so pena de tener que devolver las cotizaciones bonificadas y las prestaciones de los trabajadores acogidos.

Compensación por reducción de jornada para el cuidado de familiares

La Seguridad Social se encargará de compensar el pago de los salarios a los trabajadores que se tengan que quedar en casa o reducir su jornada para cuidar a familiares.

Esta medida está más encaminada a que tanto trabajadores como empresas puedan atender sus obligaciones sin que suponga un problema económico para ninguno.

Subsidios por desempleo

El SEPE mantendrá el pago del subsidio por desempleo transcurridos los 6 meses sin necesidad de solicitar la prórroga. Además, a los perceptores mayores de 52 años se les tramitará el subsidio sin tener que aportar su declaración anual de rentas, aunque se comprobará después si tenían o no derecho a percibirlo.

Tampoco se tendrán en cuenta los retrasos a la hora de presentar la prestación por desempleo o para demandarla tras quedarse en paro. Este plazo es de 15 días, pero ahora se extenderá. Igualmente, reanudar el paro no reducirá la duración del derecho a la prestación.

Para los trabajadores temporales, se ha establecido un subsidio excepcional de 430 €, de un mes de duración ampliable, sin requisitos de carencia, para aquellos trabajadores temporales que no puedan acceder a otras prestaciones o subsidios.

También se amplia la prestación por incapacidad temporal a aquellos trabajadores por cuenta ajena o propia que no se puedan desplazar a la localidad donde trabajaban (en servicios esenciales) debido al confinamiento de la población.

Finalmente, se ha creado un subsidio por desempleo temporal para las empleadas del hogar que hayan perdido su empleo o visto reducidas sus horas de trabajo.

Adelanto del pago del paro

Aunque el Gobierno no ha aprobado ninguna medida para adelantar el pago del paro (que normalmente se realiza en torno al día 10 de cada mes), los principales bancos del país han acordado adelantar el cobro de la prestación por desempleo una semana. En ING haremos el ingreso en la cuenta de nuestros clientes el día 3 de abril.

Pago de suministros

El Gobierno ha aprobado también la prohibición de cortar los suministros básicos de agua, luz o gas en los hogares vulnerables. En principio los afectados no deberán hacer nada para beneficiarse de la medida, aunque sí tienen que avisar a las autoridades si efectivamente les cortan estos suministros.

Además, el bono social se prorrogará de forma automática hasta septiembre a todos los hogares que disfruten de él ahora mismo, y se ampliará para que las personas que han quedado en situación de vulnerabilidad puedan acogerse a él. También autónomos y pymes podrán adaptar sus contratos sin penalización para ajustarlos a la realidad de su consumo actual.

Cese de actividad para autónomos

Los autónomos están siendo uno de los colectivos más castigados por el coronavirus y unos de los primeros para las que se prometieron ayudas específicas. Al final, gracias a este paquete de medidas económicas, los autónomos afectados podrán disfrutar de la prestación por cese de actividad, que supondrá el pago del equivalente al 70% de la base reguladora.

Estos son los requisitos:

  • Que la facturación haya descendido un 75% este mes respecto a la media del semestre anterior.
  • Hallarse al corriente del pago en la Seguridad Social o subsanar sus deudas en un plazo de 30 días. El plazo para solicitar la ayuda se extenderá hasta el próximo 14 de abril.
  • Si el cese de la actividad es por causa mayor, la documentación debe incluir una declaración jurada. Cuando el cese es por descenso de la facturación, habrá que aportar la información contable que avale la caída de ingresos.

Durante el tiempo que se perciba la ayuda, los autónomos no tendrán que hacer frente al pago de la cuota a la Seguridad Social, aunque seguirán dados de alta y se contabilizará el periodo como cotizado.

Por otro lado, en caso de seguir con tu actividad, si estás aislado o contagiado por el coronavirus, será considerado accidente laboral en vez de enfermedad común, con el beneficio que ello supone.

Moratoria de cotizaciones e hipotecas a pymes y autónomos

Además de la posibilidad de acogerse al cese de actividad, el Gobierno también ha aprobado la moratoria del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social a autónomos y pymes durante 6 meses. Así como un aplazamiento del pago de deudas hasta el 30 de junio de 2020 sin intereses.

Igualmente, podrán solicitarla autónomos cuya actividad haya sido suspendida por el estado de alarma o la facturación se haya visto gravemente reducida.

Complementariamente, el Gobierno también ha incluido a los autónomos en la moratoria de hipotecas, que se extiende de la vivienda habitual a los locales y oficinas.

Avales para pymes, autónomos y empresas afectadas por el coronavirus

El Gobierno ofrecerá avales públicos de 100.000 millones de euros a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para las líneas de liquidez de las entidades financieras, de los que ya se ha liberado un primer tramo de 20.000 millones de euros.

De este primer tramo, un 80% está específicamente destinado a pymes y autónomos. El resto se repartirá entre nuevos créditos y renovaciones de avales y préstamos ya concedidos.

Aumento del plazo para el pago de deudas tributarias

Hacienda ha aprobado una ampliación del plazo para los procedimientos tributarios ya iniciados y los que se vayan a iniciar este mes. En realidad, esto afecta a las deudas con Hacienda, pero no al plazo de las autoliquidaciones y demás presentaciones de impuestos.

En otras palabras, el coronavirus no va a afectar a la renta  2019 que se presenta a partir del 1 de abril, ni al resto de plazos para pagar impuestos, como el IVA de los autónomos.

Ampliación del plazo de devolución de artículos

Durante el estado de alarma se interrumpen los plazos para devolver cualquier artículo que hayas comprado. Este plazo, normalmente de un mes en la mayoría de productos, volverá a activarse y a seguir corriendo cuando termine el estado de alarma.

Nuevas medidas económicas frente al coronavirus

Además de las medidas económicas ya confirmadas, se siguen estudiando otras medidas concretas, como una renta mínima temporal para quienes estén en situación de vulnerabilidad y no puedan acogerse al resto de ayudas.

Actualizaremos este artículo con las nuevas medidas que se vayan promulgando.

En Naranja I Los mejores libros, juegos y películas para entender mejor la economía y cómo afectará el estado de alarma


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (36 votos, media: 3,69 sobre 5)
Cargando…