Recuperación económica coronavirus
Tiempo de lectura: 4 minutos

Normalmente, las predicciones económicas son simplemente eso, predicciones. Pero en esta situación cambiante de crisis sanitaria, en la que intervienen tantas variables, lo más adecuado ante la pregunta de cómo será la recuperación económica tras el coronavirus, es hablar de diferentes escenarios.

Los analistas de Think ING han desarrollado cuatro escenarios de recuperación en función de la evolución del virus, de cómo será la vuelta a la normalidad y las particularidades de cada economía. Ni que decir tiene que estos escenarios son meras hipótesis que no pueden predecir con exactitud lo que ocurrirá en los próximos meses y años, pero son un buen punto de partida de lo que esperar en cada situación.

Escenario 1: modelo base

El escenario base planteado analiza la evolución de las principales economías del mundo sobre la premisa de que las medidas de aislamiento consiguen frenar al virus. Así, antes del verano, las principales economías comienzan a reducir gradualmente el confinamiento, aunque el distanciamiento social se mantiene al menos durante todo el verano.

Un amplio porcentaje de quienes pueden teletrabajar lo siguen haciendo. Al mismo tiempo, los locales de ocio (cines, restaurantes, centros comerciales…) comienzan a abrir paulatinamente con estrictas normas de aforo y seguridad. Los viajes internacionales siguen estando muy restringidos.

Cuando llegue el invierno, se podrá evitar una nueva cuarentena gracias a la combinación de una mayor capacidad de realizar pruebas y seguimiento de contagiados, así como una mejor atención sanitaria para tratar a posibles contagiados, lográndose avances en el tratamiento, si bien la vacuna no llegaría hasta 2021.

Como resultado, la recuperación económica tras el coronavirus tendrá forma de U. Aun así, la mayoría de países sufrirá una contracción de la actividad económica más severa que la de la crisis económica de 2008.

Escenario 2: el aislamiento vuelve con la llegada del invierno

Se trata de una pequeña variación del escenario base. Comienza de la misma manera, con una relajación del confinamiento en mayo y junio. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos por realizar un seguimiento de los nuevos contagiados, el virus rebrota según nos acercamos al invierno. Este nuevo brote empuja a la mayoría de las economías a un nuevo aislamiento.

Aunque la experiencia adquirida permitiría medidas más ajustadas, manteniendo a algunos sectores y regiones con una mayor actividad económica, la salida gradual de esta nueva cuarentena no comenzaría hasta abril de 2021. Esta sería una recuperación económica en W.

El crecimiento del PIB sería menor en 2020 que en el escenario base, pero mayor en 2021. Sin embargo, probablemente la mayor parte de las economías no recuperarán el nivel previo a la crisis hasta hasta finales de 2022.

Escenario 3: el mejor de los casos

En el mejor escenario posible, las economías occidentales siguen los pasos de China y finalizan sus cuarentenas tan pronto como la curva de contagiados se aplana. Una vuelta rápida a la normalidad se materializa en mayo.

Este escenario asume también que el virus no vuelve en invierno, bien gracias a que un gran porcentaje de la población ha pasado el virus y es inmune, bien porque las medidas de control y seguimiento son muy efectivas.

Incluso en este caso, la recuperación económica no será inmediata, pero las medidas de los gobiernos, como los avales y el apoyo de la liquidez, impulsan una crecimiento rápido y fuerte. Esta sería una recuperación en V.

En este escenario, la mayoría de economías sufrirían un recesión del 2-3 % en 2020, pero el crecimiento en 2021 sería mayor, volviendo a los niveles previos a la crisis.

Escenario 4: el peor de los casos

En el peor de los escenarios posibles, el grueso de las medidas de aislamiento se prolongarían hasta el final del año. La economía no volvería a la normalidad hasta el segundo trimestre de 2021, cuando se consigue desarrollar una vacuna o un tratamiento efectivo frente al COVID-19.

La recuperación económica tras el coronavirus en este escenario sería un poco más rápida y pronunciada, pues el virus estaría completamente bajo control. Es lo que se conoce como una recuperación en L.

Se trata de un escenario poco plausible, pero que conllevaría una situación social, económica y política muy inestable.

En este caso, las economías sufrirían una contracción histórica de casi el 50 % en el último trimestre. 2020 pasaría a la historia como el año con la mayor recesión registrada, con pérdidas anuales de doble dígito en el PIB.

El repunte en 2021 sería tímido, y las principales economías mundiales no se recuperarían completamente hasta 2023.

Y, ahora mismo, ¿cómo está afectando el coronavirus a la economía y a la bolsa?

Coronavirus economía

Estos son cuatro escenarios hipotéticos sobre cómo puede evolucionar la crisis sanitaria y la economía, pero, ¿cómo está afectando el coronavirus a la ecomonía y a la bolsa ahora mismo? 

Francisco Quintana, director de Estrategia de Inversión de ING, responde a esta y otras preguntas en este otro artículo.

En Naranja | Las iniciativas de ING para facilitar tu día a día durante la cuarentena

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (16 votos, media: 3,75 sobre 5)
Cargando…