El “otro” apagón análogico: en 2017 todos los contadores de la luz serán inteligentes

Estos días, hemos vuelto a oír hablar de los nuevos contadores eléctricos, gracias a la petición de la Comisión Nacional de Energía de que se acelere el cambio de todos los antiguos para poder aprovechar así todas las ventajas del nuevo sistema.

Este proceso, similar en cierto modo al del apagón analógico gracias al que comenzamos a ver en nuestras casas la TDT, no sólo va a imponer nuevos modelos de contadores de la luz, sino que además nos beneficiará a los usuarios. Porque el cambio nos permitirá diferentes funciones con las que ahorrar más en electricidad. ¿Vemos cómo?

¿Por qué hay que cambiar los viejos contadores de la luz?

Las compañías electricas estiman que tienen que sustituir, antes de 2017, hasta ocho millones de contadores antiguos, de los mecánicos o “de rueda”. En las nuevas viviendas ya se instalan los contadores de la luz digitales, aunque su utilidad completa llegará con el siguiente paso: el de conectarlos a otros medios de control para que, por ejemplo, podamos saber en cualquier momento en que tengamos conexión a internet, qué gasto real estamos haciendo en casa.

Los cambios vienen impuestos por ley y, en última instancia, buscan un mejor uso de la electricidad. Siguiendo la máxima de que “pequeños ahorros hacen uno muy grande”, los nuevos contadores eléctricos permitirán la máxima eficiencia energética.

¿Cómo son los nuevos contadores de luz?

Contador interno

No es casualidad que las compañías eléctricas hayan popularizado el término del “contador inteligente” para ir promocionando el cambio que van a hacer. Gracias a su tecnología novedosa, usan la red eléctrica para recibir y transmitir datos y puede operarse con ellos a distancia. ¿Qué provoca esto? Varios aspectos muy ventajosos:

  • Acabarán con las lecturas estimadas: pagarás por lo que consumas mes a mes, no un mes por lo que consumas y otro por lo que la compañía crea que gastarás.
  • Toda operación y cambio en tu contrato puede hacerse de manera inmediata, sin necesidad de que un operario tenga que desplazarse hasta nuestro hogar.
  • Puede estar escondido: no se necesita que estén en la fachada de las vivienda al ser controlado a distancia.
  • Gracias a eso, podremos saber de manera exacta si estamos en el periodo valle o no, de manera que podremos aprovechar ese horario para poner en marcha aquellos electrodomésticos que más consuma.

Los inconvenientes son dos:

  • Menor vida útil: duran menos que los tradicionales. De hecho, es tan sencillo como preguntarte si alguna vez has tenido que cambiar de contador de la luz… Con los inteligentes responderás que “sí, varias veces” a esa pregunta.
  • Un mayor precio de alquiler del aparato. Viene regulado por el Gobierno, pero en principio el aumento fue de 20 céntimos más al mes.

En todo caso, muchas de las ventajas de estos nuevos contadores inteligentes pasa por convertirnos nosotros también en consumidores inteligentes de electricidad. ¿Cómo? Seguiremos hablando en En Naranja al respecto en próximos posts.

En Naranja | Estás pagando más de electricidad de la que debes, pero tiene solución

Conversación