Tiempo de lectura: 4 minutos

television

¿Nunca os habéis planteado cómo se conocen las audiencias de los programas de televisión? ¿Acaso va una persona puerta por puerta revisando qué es lo que está viendo cada familia? Evidentemente, no. Las audiencias se obtienen mediante la extrapolación de una muestra representativa de la población que tiene instalados una serie de dispositivos denominados audímetros en sus televisores. En concreto, en 4.625 hogares.

Este sistema de medición se lleva utilizando con éxito en España desde 1986 y es, precisamente, el criterio que utilizan las cadenas televisivas para fijar el precio de la publicidad. Sin embargo, a medida que avanza la tecnología, aparecen nuevos sistemas que desplazan a los anteriores. En concreto, las redes sociales están jugando un papel cada vez mayor en la obtención de datos, no solo de audiencia, sino también de los gustos y preferencias de los televidentes, en el que su participación y retroalimentación son factores vez más importante. ¿Nos encontramos ante un nuevo modo de ver la televisión?

El valor de un tuit: ¿te gusta nuestro programa?

En la actualidad, son pocos los programas que no reservan un espacio en Twitter para que sus espectadores lo comenten. Normalmente, el hashtag utilizado suele estar formado por el nombre del programa y el número de capítulo de manera secuencial para identificarlo de forma inequívoca y no confundir los comentarios de ese capítulo con los del anterior.

Las redes sociales han convertido la actividad pasiva de ver la televisión en un fenómeno interactivo que está redefiniendo la forma en la que se realizan los programas con el fin de responder a las expectativas de los espectadores y, en último término, ser termómetros de la audiencia de los programas. Nadie quiere quedarse fuera de la conversación en Internet. Objetivo: ser uno de los Trending Topics del momento.

Una dinámica que se ha consolidado como una buena vara de medir el éxito de un determinado contenido en la pequeña pantalla, y que serviría como forma de complementar los tradicionales índices de audiencia que contabilizan el número de espectadores que están viendo un programa en un momento de tiempo, en función del número de tuiteos. Aún así, los datos pueden llegar a ser contradictorios.

Por ejemplo, el final de series americanas de éxito, como Breaking Bad, lideró la clasificación televisiva de Twitter en EEUU en la semana del 23 al 29 de Septiembre por delante de The Voice, por un millón de Tuiteos. Sin embargo, estos datos no se tradujeron en número de espectadores, puesto que, aunque Breaking Bad obtuvo muy buenos datos con 10,3 millones de espectadores, fue superada por The Voice de manera clara, con 14,6 millones.

Pero también Facebook se ha sumado a la moda. La red social por excelencia ha comenzado a enviar de forma privada a varias cadenas televisivas, entre ellas NBC, CBS, ABC y FOX, sus propios análisis sobre cuantos Me gusta y comentarios generan sus contenidos en esta red social, en un claro pulso con Twitter por ser la red social de referencia.

Midiendo la audiencia social en España: tuitele

En todo caso, la audiencia social no es un fenómeno exclusivo de Estados Unidos. En Abril de este mes, nuestros compañeros de Bloggin Zentith hacían una entrevista a Carlos Sánchez, cofundador de Tuitele, plataforma que se dedica al análisis de datos televisivos en redes sociales para complementar las audiencias tradicionales.

En ella, Carlos comentaba que los comentarios en Facebook y Twitter no eran solo importantes para determinar el número de espectadores de un determinado programa ya que, a diferencia de los audímetros tradicionales que se encargan de proporcionar elementos solo cuantitativos, analizar las conversaciones que suscitan los programas de televisión entre los espectadores permite acceder a información de gran valor sobre los contenidos que mejor funcionan o qué invitados o colaboradores tienen mayor interés.

Analizar los datos de audiencia social es escuchar las conversaciones típicas de oficina y cafetería que de forma espontánea se producen en cualquier oficina o cafetería el día después de emisión del programa, pero en tiempo real.

Desde luego, parece que el share social ha venido para quedarse en España y, aunque ya es un modo de medición consolidado, se busca seguir el referente de EEUU en este campo. Se está empezando a ver mucho interés por parte de las cadenas en investigar alrededor de los datos de audiencia social para llegar a la monetización de este fenómeno en términos publicitarios y se está viendo también interés por parte de anunciantes, que quieren entender qué significa para sus marcas asociarse a programas de televisión de mayor éxito social.

Todo cambia, y la medición de audiencias no iba a ser menos

Todo pasa y nada queda y, en este sentido, la forma en la que se medían las audiencias televisivas mediante el uso de aparatos como los audímetros se está empezando a quedar obsoleta. Los anunciantes ya no buscan únicamente un dato, una cifra que les despierte el interés por anunciarse en uno u otro espacio televisivo, sino los gustos y preferencias de las personas que ven ese programa para, de esta manera, adaptarse a la demanda.

Las redes sociales se han convertido en un poderoso instrumento que, bien analizado, puede proporcionar un alto valor añadido a las marcas y un elevado potencial a las cadenas de televisión pero, ahora también, a todos aquellos interesados en las audiencias televisivas.

En Naranja | Y tú… ¿qué red social habitas y qué dice de tu mundo y de tu economía? [Infografía]
Imagen | Aleng

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…