Tiempo de lectura: 5 minutos

ley_de_emprendedores

Todas las leyes que están en vigor han pasado por un proceso parlamentario previo a su aprobación definitiva. Se redacta el anteproyecto de Ley con todas las medidas que van a llevarse a cabo, se somete a su discusión en el Parlamento, se discuten las modificaciones o enmiendas y por último, se procede a su aprobación.

Pues bien, después de muchas discusiones y tiempo transcurrido desde que allá por el mes de Mayo explicásemos cómo se iba a articular la Ley y cuáles iban a ser las principales medidas, el pasado Jueves se ha aprobado, por fin, la tan esperada Ley de Emprendedores, después de haberse debatido las seis enmiendas que se incorporaron tras su paso por el Senado y que, previsiblemente, entrará en vigor a principios de 2014. Repasemos cuáles son las principales medidas de esta ley.

1. El IVA se cobrará cuando se cobre la factura

Ésta era, quizá, una de las peticiones más esperadas por las pymes y los autónomos. Hasta ahora, el IVA se pagaba mediante el criterio de devengo, es decir, se realizaba la liquidación de IVA trimestral no cuando se ingresaba en caja el dinero recibido por el producto vendido o el servicio prestado, sino en el momento en el que se emitía la factura.

Este criterio conduce a situaciones injustas en las que la empresa que ha vendido el producto o prestado el servicio tiene que pagar el IVA de facturas no cobradas. No solo eso, sino que, además, la empresa que recibía el producto o servicio podía deducirse el IVA soportado por lo que, al aplicarse este criterio, los clientes eran los más beneficiados mientras que los proveedores salían perdiendo.

A partir de 2014, se cambian las tornas con la posibilidad de aplicación del criterio de caja. Si la empresa así lo elige, no se liquidará el IVA de las facturas mientras éstas no se hayan cobrado. Además, los clientes tendrán incentivo para pagar, ya que no se podrán deducir el IVA soportado mientras no paguen la factura. Con esta medida se intenta evitar que existan facturas impagadas, tratando de disciplinar al máximo posible a las empresas o Administraciones en el pago con sus proveedores.

2. Objetivo, atraer talento

Otra de las cuestiones que aborda la Ley de Emprendedores es la atracción de talento e inversión, facilitando el permiso de residencia a aquellos extranjeros que realicen una inversión económica significativa en nuestro país, a los extranjeros que se desplacen a España para llevar a cabo una relación laboral o los profesionales altamente cualificados.

Además, esta medida pretende también facilitar el permiso de residencia a aquellas personas que realicen inversiones inmobiliarias por encima de 500.000 euros o compras de deuda pública por importe superior a dos millones de euros.

3. Tarifa plana para autónomos sin límite de edad

Ha sido una de las medidas en las que más hincapié se ha hecho entre los diversos colectivos de autónomos y también una de las que más modificaciones ha recibido. En un principio, la tarifa plana para autónomos solo se aplicaba a los trabajadores por cuenta ajena menores de 30 años pero, tras la aprobación de las enmiendas, el abanico se ha ampliado para cualquier rango de edad.

Es decir, cualquier individuo que desee establecerse por su cuenta podrá hacerlo a un coste de 50 euros al mes, independientemente de su edad, en lugar de los 250 euros que, como mínimo, tienen que hacer frente hasta ahora.

4. Creación de la figura del autónomo de responsabilidad limitada

La Ley de Emprendedores crea la figura del autónomo de responsabilidad limitada, una figura jurídica que permite al autónomo no tener que responder de sus deudas con su vivienda habitual, siempre y cuando el valor de la misma no supere los 300.000 euros.

5. Todos tenemos que tener una segunda oportunidad

Con la aprobación de la Ley de Emprendedores, nace también un mecanismo de negociación extrajudicial similar a los existentes en otros países para garantizar la segunda oportunidad a aquellos empresarios que estén ahogados por las deudas, evitando que sus bienes puedan ser embargados en el futuro por no haber pagado sus deudas.

Lo que pretende esta medida es, entre otras cosas, que el individuo que constituye una empresa no quede condenado de por vida por las deudas que ha contraído, como sucedía hasta ahora, y que pueda remontar las dificultades que supone la insolvencia del deudor.

6. El capital social ya no será tan importante

La Ley de Emprendedores crea una nueva estructura societaria llamada la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva, que trata de equiparar las sociedades limitadas con las sociedades anónimas, y que servirá para constituir una empresa con una aportación mínima, aunque más adelante haya que aportar el resto del capital necesario para garantizar la solvencia de la entidad.

7. Incentivos para los accionistas

Se amplía desde los 200.000 hasta los 400.000 euros el límite de recursos propios de las empresas en las que inviertan los business angels para poder optar a deducción en el IRPF.

El inversor tendrá un doble beneficio fiscal: por un lado, una deducción del 20% en la cuota de IRPF hasta un importe máximo de 20.000 euros anuales y, por otra, cuando venda su participación temporal en el negocio tendrá una exención total de la ganancia siempre que reinvierta en otra nueva empresa.

8. Incentivos por reinversión de beneficios

Aunque en una primera ocasión, se limitaba esta medida a aquellas empresas con un volumen de negocio inferior a diez millones de euros, con las nuevas bonificaciones se abrió el abanico para que cualquier empresa pudiese disfrutar de beneficios fiscales en caso de reinversión de beneficios, siempre y cuando lo hagan en el año inmediatamente posterior al que lo sobrepasaron.

9. Los discapacitados también cuentan

Todas aquellas personas con discapacidad que decidan establecerse por cuenta propia podrán disfrutar de unas bonificaciones y reducciones en la cuota mucho más atractivas que las que estaban vigentes hasta ahora. Además, se amplían desde 3.000 hasta 9.000 euros la deducción por creación de empleo a personas con discapacidad.

10. Facilidades para la contratación pública

Esta medida pretende eliminar los obstáculos a la contratación pública. De esta manera se permite a los empresarios darse de alta en el Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Estado. Asimismo, se elevan los umbrales para la exigencia de la clasificación en los contratos de obras y servicios.

En particular, en los contratos de obras la cuantía se eleva en 150.000 euros y en 80.000 euros en los contratos de servicios. Para luchar contra la morosidad, se reduce de ocho a seis meses el plazo de demora para solicitar la resolución del contrato en caso de que la empresa adjudicataria sea una pyme.

Estas son las principales medidas de la nueva Ley de Emprendedores recién aprobada y que, previsiblemente, entrará en vigor el 1 de Enero de 2014. Una Ley muy esperada por las pymes y los autónomos y que debería servir para facilitar la creación y mantenimiento de empresas en nuestro país.

En Naranja | Diez claves para entender mejor la nueva Ley de Emprendedores, Autónomos a 50 euros o ángeles con más alas: ¿conoces las modificaciones de la Ley de Emprendedores?
Imagen | rjhuttondfw


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…