Tiempo de lectura: 3 minutos

volar en compañías low cost

Volar en compañías low cost será un poco más agradable, o al menos no tan angustioso como hasta ahora, gracias a las sentencias en contra de cláusulas abusivas en los contratos, lo que ha obligado a estas compañías a suavizar ligeramente sus estrictas exigencias a la hora de embarcar,reducir el coste que supone facturar una maleta o imprimir una tarjeta de embarque en el aeropuerto.

Las sentencias son el resultado de demandas de la OCU contra varias compañías, entre las que se encuentran Ryanair y Vueling, y son bastante contundentes al respecto, aunque existe el temor por parte de la Organización de Consumidores de que no se respete la sentencia y se sigan aplicando algunas de las cláusulas.

Las sentencias contra Ryanair y Vueling

Las cláusulas de Ryanair declaradas nulas por el Juzgado Mercantil nº6 de Madrid son las siguientes:

  • El sometimiento a la ley y tribunales irlandeses
  • La exigencia de documentación conforme a los reglamentos internos de Ryanair, que exigía una documentación más estricta que la legal.
  • El cobro de 40 euros por la impresión de la tarjeta de embarque en el aeropuerto (que ahora ya eran hasta 70 euros)
  • La condición por la que la compañía aérea exigía el pago en el aeropuerto con tarjeta
  • La condición que permite libremente a la empresa rechazar el transporte del pasajero
  • Se declara nula la condición que prohibía transportar en el equipaje determinados objetos, como dinero, llaves, cámaras, ordenadores, medicamentos, gafas, lentes de contacto, relojes, teléfonos móviles, cigarrillos, pasaportes y otros documentos.
  • La condición que permite a la compañía cobrar un importe indeterminado en concepto de almacenamiento si no se recoge el equipaje
  • La condición que permite su modificación unilateral del contrato por parte de Ryanair

Asimismo, la compañía Vueling también ha visto como la Audiencia Provincial de Barcelona ha resuelto las siguiente ocho cláusulas de sus contratos son abusivas:

  • La cláusula que eximía a Vueling de responder ante el pasajero en caso de cancelación del vuelo
  • La cláusula por la que Vueling, sin mayor concreción, se reserva el derecho a rechazar el equipaje
  • La cláusula por la que el personal de la aerolínea puede inspeccionar manualmente el equipaje del pasajero sin la presencia de un agente de la autoridad
  • La cláusula que rechazaba el transporte en la aeronave a más de 6 niños de entre 5 y 8 años
  • La cláusula de exoneración de responsabilidad del transportista por abolladuras, rasguños, asas y ruedas rotas en el equipaje.
  • La cláusula que prohibe al pasajero resolver el contrato ante un incremento de las tasas
  • La cláusula que no permitía la resolución del contrato ante una intervención quirúrgica o defunción de familiares del pasajero.
  • La exoneración de la responsabilidad de Vueling en caso de posibles perjuicios que el pasajero pudiera sufrir si el vuelo se cancela o no llega a la hora.

Lo que va a cambiar

Aunque Michael O’Leary, presidente de Ryanair, ya dijo que recurrirá la sentencia, su compañía ha decidido suavizar las exigencias y condiciones que imponía a sus viajeros. Entre las mejoras en su servicio al cliente, tal como señala el comunicado de la compañía, y que se aplicarán a partir del 1 de diciembre, encontramos las siguientes:

  • Se permite un segundo bulto a bordo, como un bolso o una bolsa pequeña del Duty Free, pero de tamaño no superior a 35×20×20
  • Imprimir la tarjeta de embarque en el aeropuerto costará 15 euros en vez de 70, siempre que hayamos hecho el check-in online.
  • Facturar una maleta costará 30 euros si se hace con antelación en el mostrador y 50 si no nos permiten subirla al ir a embarcar, antes costaba 60.
  • También se permite corregir las erratas durante las 24 horas desde la emisión del billete, siempre que se haya adquirido en su página web
  • Se retira la publicidad en los vueles antes de las 8 de la mañana y después de las 9 de la noche.

Desde luego, no son las medidas que todos querríamos, y habrá que esperar a ver cómo se aplican, pero sí es un pequeño paso para que viajar en compañías low cost sea un poco más agradable.

En Naranja | ¿Por qué es más barato volar a Múnich que coger el AVE a Madrid?


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…