¿Planes de pensiones o fondos de inversión? Esto es lo que pagarás (y te ahorrarás) en impuestos en función de lo que elijas

En un mercado con multitud de opciones de inversión, hay dos que destacan sobre el resto: planes de pensiones y fondos de inversión. Son los que más tiempo llevan entre nosotros y a los que más acostumbrados estamos. Por eso mismo es habitual preguntarse cuál elegir para tus ahorros.

Tanto los fondos de inversión como los planes de pensiones pueden utilizarse para invertir a largo plazo. Sin embargo, existen importantes diferencias entre ellos, empezando por su fiscalidad. Los impuestos que pagarás por invertir en fondos de inversión o planes de pensiones son bien diferentes.

Fiscalidad de los planes de pensiones

Si hay un producto tocado por la varita fiscal este es el plan de pensiones. Al hablar de los impuestos de los planes de pensiones hay que distinguir entre la fiscalidad de las aportaciones y la fiscalidad del rescate.

El dinero que inviertes en tu plan de pensiones te permite pagar menos impuestos en la declaración de la renta cada año. Y es que las aportaciones anuales reducirán tu base imponible en el IRPF. A modo de ejemplo, si tu base imponible (no confundir con tu salario) es de 35.0000 € e inviertes 5000 € en un plan de pensiones, esta se quedará en 30.000 €. Teniendo en cuenta que el IRPF es un impuesto progresivo, cuanto mayor sea tu renta mayor será también el ahorro.

Además, no pagarás impuestos hasta recuperar el dinero, por lo que aprovecharás al 100 % el poder del interés compuesto.

Estos beneficios fiscales durante la vida del plan tienen su contraprestación en el rescate. En otras palabras, al recuperar el dinero, la fiscalidad de los planes de pensiones funciona de forma diferente al resto de productos de ahorro e inversión y te pasará factura.

Al jubilarte o pasados 10 años desde la primera inversión, la totalidad de los derechos consolidados del plan, que comprende tanto las aportaciones como la rentabilidad obtenida, se incluirá dentro de los rendimientos del trabajo, tributando según los tipos generales y no los del ahorro.

Aquí puedes ver la diferencia.

Tramos de IRPF Tramos del Ahorro
Desde Hasta Tipo impositivo Ganancias Tipo impositivo
0 € 12.450 € 19% Hasta 6000 € 19%
12.450 € 20.200 € 24% Entre 6000 € y 50.000 € 21%
20.200 € 35.200 € 30% Más de 50.000 € 24%
35.200 € 60.000 € 37%
Más de 60.000 € 45%

Fiscalidad de los fondos de inversión

Los fondos de inversión tributan de forma diferente a los planes de pensiones y no cuentan con beneficios fiscales para las aportaciones. Dicho de otra forma, no podrás desgravar el dinero que inviertas en el fondo.

Lo que sí podrás es diferir el pago aprovechando también el interés compuesto que generen tus ahorros. Los fondos cuentan con una importante ventaja fiscal: están exentos de tributar en el IRPF siempre que reinviertas el beneficio en contratar otro fondo.

¿Qué impuestos pagan los que invierten en fondos de inversión? Al recuperar tu dinero sí pagarás impuestos en la renta y lo harás en función de la ganancia que obtengas aplicando las tablas del ahorro que ya has visto antes.

Fondos de inversión

0% comisión de suscripción o reembolso

Los Fondos NARANJA con los que podrías conseguir un extra de rentabilidad seas del tipo de inversor que seas

Potencial de rentabilidad. Invierte desde 1€ y siempre con tu dinero disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo NARANJA en la web.

Ventajas y desventajas de planes y fondos a corto y medio plazo

La principal ventaja de los planes de pensiones a corto y medio plazo es la deducción en la renta. Si inviertes en planes de pensiones, ahorrarás cada año en el pago de impuestos. Como ya hemos mencionado, cuanto más aportes, mayor será el ahorro fiscal. Además, los planes son bastante más flexibles en lo que a las aportaciones periódicas se refiere.

Por el contrario, su gran inconveniente a medio plazo es que no podrás recuperar tu dinero cuando quieras. Los planes de pensiones están pensados para ahorrar a largo plazo y deberás esperar por lo menos 10 años hasta rescatar el dinero, salvo que se dé alguno de estos supuestos.

Por su parte, los fondos de inversión destacan por su absoluta liquidez. En otras palabras, puedes disponer de tu dinero en cualquier momento. En la mayoría de casos bastará con dar un preaviso a tu banco y en dos o tres días podrás disponer del dinero. Hay una excepción y es cuando el fondo incluye determinadas ventanas de liquidez o cuando se trata de un fondo garantizado. En este caso, si quieres que se aplique la garantía deberás respetar el plazo de la inversión.

Además, fondos y planes de pensiones de pensiones comparten dos características positivas: son productos diversificados y cuentan con diferimiento fiscal. Por un lado, al estar compuestos por cestas de productos (acciones, bonos, materias primas), tanto planes como fondos implican cierta grado de diversificación. Por otro, sólo pagarás impuestos al rescatar tu dinero y no al cambiar de plan o fondo. Esto es una gran ventaja en comparación a las acciones, donde cada vez que compras o vendes debes tributar en la declaración de la renta.

Fondos o planes: ¿Qué es más interesante cuando se incluyen los impuestos?

Esta es la pregunta del millón. ¿Es mejor invertir en planes o en fondos desde un punto de vista fiscal? La respuesta dependerá en buena medida de la situación de cada persona. Con un plan de pensiones vas disfrutando de deducciones durante toda la vida del plan, pero la cuantía de estas depende sobre todo de tu base imponible, es decir, de lo que ganas, y de tu tipo marginal (el tipo máximo que te aplicarán en el IRPF según las tablas generales).

La siguiente tabla resume cómo afectaría una aportación de 2000 € anuales al plan sobre diferentes cantidades.

Base imponible Tipo marginal Ahorro fiscal aproximado
16.000 € 24% 480 €
18.000 € 24% 480 €
20.000 € 24% 480 €
25.000 € 30% 600 €
30.000 € 30% 600 €
40.000 € 37% 740 €
50.000 € 37% 740 €
75.000 € 45% 900 €

Este sería el resultado si la elevamos hasta 5000 €:

Base imponible Tipo marginal Ahorro fiscal aproximado
16.000 € 24% 1200 €
18.000 € 24% 1200 €
20.000 € 24% 1200 €
25.000 € 30% 1500 €
30.000 € 30% 1500 €
40.000 € 37% 1850 €
50.000 € 37% 1850 €
75.000 € 45% 2250 €

Esta ventaja tiene su prestación al rescatar el plan. En ese momento pagarás impuestos en función de los tipos generales de IRPF. Puedes elegir recuperar tu plan como capital o como renta. Es decir, en un solo pago, como una renta (mensual, trimestral, anual…) o como una combinación de ambas. En caso de optar por un pago periódico, este dinero se sumará a tu pensión.

Con un fondo de inversión no existen deducciones por la inversión. A cambio pagarás menos impuestos al recuperar tu dinero (casi siempre). En cualquier caso, siempre tendrás claro lo que vas pagar por tus beneficios. La siguiente tabla con ejemplos puede servir como orientación para planificar la mejor forma en la que cobrar tu fondo de inversión para pagar menos impuestos.

Ganancias obtenidas Impuestos a pagar
25.000 € 5130 €
50.000 € 10.380 €
75.000 € 16.130 €
100.000 € 21.880 €
150.000 € 33.380 €
200.000 € 44.880 €
250.000 € 56.380 €

Ahora que ya tienes la respuesta, sólo resta decidir. Eso sí, recuerda que planes de pensiones y fondos de inversión no son excluyentes. Una buena diversificación debe incluir diferentes tipos de productos de ahorro. Haz tus números.

En Naranja I Aportaciones periódicas a un fondo de inversión, tu mejor propósito para este año

Conversación