Cambiar hipoteca de banco

Cuando firmas una hipoteca te vinculas con el banco durante mucho tiempo, de media más de 20 años. Sin embargo, es posible que durante ese tiempo cambien tus circunstancias o aparezcan en el mercado ofertas con mejores condiciones. En estos casos es cuando conviene valorar la posibilidad de cambiar la hipoteca de banco.

¿Por qué cambiar de banco la hipoteca?

La razón para cambiar de banco la hipoteca es buscar una oferta que te interese más, ya sea por pagar unos menores intereses, mejores condiciones o porque prefieras tener tus productos en esa entidad.

Cómo cambiar la hipoteca de banco paso a paso

Con la nueva ley hipotecaria, el proceso de subrogar la hipoteca ha cambiado y ahora tienes más facilidades para cambiar la hipoteca de banco. Estos son los pasos que debes dar:

Cambiar hipoteca de banco: buscar 1. Busca la mejor hipoteca para ti

El primer paso es analizar las ofertas que hay en el mercado para ver la que más te interesa.

Solicita la subrogación hipotecaria 2. Solicita una subrogación hipotecaria.

Cuando encuentres la hipoteca que quieres, tienes que solicitar al nuevo banco la subrogación para que este te haga una oferta vinculante con las condiciones de la operación.

Espera a que el nuevo banco comunique la subrogación 3. Espera a que el nuevo banco comunique a tu entidad la subrogación

El nuevo banco tiene que comunicar a tu entidad que quieres hacer una subrogación hipotecaria. A partir de ahí se abre un plazo de 7 días para que tu banco emita un certificado con el importe del préstamo pendiente.

Valora la contraoferta 4. Valora la contraoferta

Tu banco dispone de 15 días para presentar una contraoferta, pero con la nueva ley hipotecaria no estás obligado a aceptarla aunque iguale las condiciones de la propuesta del nuevo banco. Si aceptas la contraoferta tienes que firmar una novación con tu banco con las nuevas condiciones. Si no la aceptas, el proceso sigue adelante.

Firma la subrogación 5. Firma la escritura de subrogación

El último paso es formalizar la subrogación con tu nuevo banco en escritura pública ante notario.

¿Puedo cambiar la hipoteca de banco y ampliarla?

En esta operación es posible modificar:

Tipo de interés El tipo de interés

Ya sea para cambiar de una hipoteca de interés variable a fijo (o viceversa) o para modificar el precio.

Capital préstamo hipotecario El capital

En caso de querer modificar el capital, será necesaria, además de la subrogación, una novación con el nuevo banco.

Seguro de vida hipoteca Reducir la vinculación

Eliminando alguno de los productos contratados con la hipoteca.

Plazo amortización El plazo de amortización

Ya sea para ampliarlo o reducirlo

¿Cuánto cuesta cambiar la hipoteca de banco?

El coste de cambiar la hipoteca de banco depende principalmente de las comisiones, pues la mayoría de los gastos administrativos los asume el banco.

Comisión subrogación

Comisión de subrogación o de cancelación total

Si tu hipoteca la tiene, deberá estar recogida en la escritura de tu hipoteca y se aplica sobre el capital pendiente. Está limitada por ley, y su máximo puede oscilar entre el 0,15 % y el 2 % dependiendo del tipo de hipoteca y de la fecha que se fijó.

Comisión de apertura

Comisión de apertura

En caso de que la cobre el banco al que llevas la hipoteca.

Gastos cambiar hipoteca de banco

Gastos administrativos

La escritura de subrogación genera unos gastos de notaría, registro, gestoría, tasación e Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Sin embargo, estos gastos corresponden al banco, a excepción de la tasación de la vivienda, que paga el hipotecado. Aunque en ING, por ejemplo, este gasto también corre de parte del banco.

Coste de cambiar la hipoteca de banco: un ejemplo

Para un piso de 100 m2, con un capital pendiente de 100.000 euros y una comisión de subrogación del 0,25%, esto es lo que tendrías que pagar por cambiar la hipoteca de banco:

Coste Importe
Tasación 400 €
Comisión de subrogación (0,25 %) 250 €
Total 650 €

Como ves, son gastos muy bajos, lo que hace que cambiar la hipoteca de banco sea más sencillo e interesante que nunca. Y es que hacer una subrogación hipotecaria es siempre más económico que cancelar la hipoteca y abrir una nueva en otra entidad.

“Prefiero pensar en mi hipoteca que en mi futura casa”. Dijo nadie, nunca.

        Las Hipotecas NARANJA, sin quebraderos de cabeza:

            100 % online hasta la firma.

            Con un gestor personal siempre a tu lado

Además, sabrás si es en principio viable en solo 5 minutos.

En Naranja | Cómo y cuándo se hace la revisión de una hipoteca
Imagen | Freepik

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,17 sobre 5)
Cargando...