Tiempo de lectura: 3 minutos

A lo largo de nuestra vida, nuestras necesidades van cambiando conforme vamos consumiendo etapas. No es lo mismo tener 20 años y abandonar tu hogar paterno que estar al borde de los 30 y pensar en formar tu propia familia. Los estilos de vida son muy diferentes, y exigen adaptar muchos elementos a esta situación, entre los cuales destaca el barrio en el que vamos a vivir.

Si bien cualquier ubicación es a priori válida para cualquier circunstancia personal o familiar, hay zonas más recomendables que otras. Por eso, en ING hemos creado Elige Bien tu Barrio una herramienta con la que tratamos de dar respuesta a esta cuestión tan habitual, analizando cinco de las principales ciudades de nuestro país: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao.

Así que, si estás preguntándote qué barrio es el mejor para ti o si, simplemente, tienes curiosidad por saber cuál es el barrio más caro, el más barato, el que tiene más solteros o mejor acceso a colegios, sigue leyendo.

Te damos las claves para elegir la zona que mejor se adapta a tus circunstancias. ¿Nos acompañas?

Los mejores barrios para disfrutar de la soltería

Los solteros suelen buscar un estilo de vida más animado. Para ello, suelen elegir barrios que cuenten con una amplia variedad de locales de ocio y oferta cultural, sin dar tanta importancia al tamaño de su vivienda. Lo más habitual es que escojan zonas céntricas, bien comunicadas con el resto de la ciudad y que cuenten con todos los servicios que necesitan.

MadridBarcelonaSevillaValenciaBilbao

Las expresiones castizas lo dejan claro: como en Madrid no se vive en ningún sitio. Quizá por eso muchos jóvenes se van a vivir a la capital de España atraídos por la gran oferta cultural y de ocio, su agradable climatología y, por supuesto, sus amplias posibilidades laborales y profesionales. Cada año, miles de personas se instalan en Madrid, y elegir dónde vivir es la primera decisión que tienen que tomar.

En Madrid se observa un patrón claro: los barrios más animados son también los más céntricos, con mayoría de solteros (más del 70 %), edad media inferior a los 45 años, pisos de menos de 60 metros cuadrados y donde predomina el alquiler por encima de la compra (en la mayoría de barrios, más del 70 % de los inquilinos vive en régimen de alquiler).

Barrios como Sol, Embajadores, Cortes, Palacio, Justicia o Universidad son los idóneos para personas solteras. Todos ellos cuentan con la mayor oferta de cultura y ocio de toda la ciudad: bares, restaurantes, pubs, teatros y discotecas llenan las calles de estos barrios, y la vida nocturna está más que asegurada.

Sin embargo, todo lo bueno tiene un precio, y en algunos barrios como Sol o Embajadores, el alquiler puede llegar a suponer la mitad de la renta bruta del hogar (49,64 y 48,30 %, respectivamente). En cualquier caso, el porcentaje de renta bruta destinada al alquiler es superior al 40 % en todos ellos, aunque Universidad es el más barato de todos (1137 € de media).

Arquitectura, vanguardia, modernismo… Para muchas personas, Barcelona es la ciudad más hermosa del mundo, y una de las que mejor calidad de vida ofrece a sus ciudadanos. En una ciudad tan cosmopolita, las personas solteras tienen una importancia muy destacada, pero la oferta de pisos es tan amplia que cuesta encontrar una zona para vivir que se ajuste a nuestras necesidades.

Al igual que Madrid, los barrios idóneos para personas solteras suelen localizarse en el centro de la ciudad. El Barri Gòtic, Sant Pere (más conocido como El Born), La Barceloneta y El Poble Sec están situados muy cerca de los principales locales de ocio y culturales de la ciudad, y en todos ellos predominan las personas solteras de menos de 45 años (más del 60 % de las personas que viven en estos barrios son solteras). Sin embargo, el precio del alquiler ronda los 1000 € o es incluso bastante superior, y en algunos como el Barri Gòtic o Sant Pere, el alquiler se puede llevarse hasta el 60 % de la renta.

Mención especial merece La Vila de Gràcia, una zona que aunque originalmente no formaba parte de Barcelona, se ha convertido en uno de los barrios más bohemios y carismáticos de la ciudad condal, manteniendo su núcleo rural. Suele ser el lugar elegido para muchos solteros gracias a una oferta cultural envidiable y al menor porcentaje de renta bruta que hay que destinar al alquiler con respecto a otros barrios (tan solo el 38,64 %).

Ya lo decían Los del Río: Sevilla tiene un color especial. Diferente, misteriosa, flamenca y elegante son algunos de los adjetivos que utilizaron para aludir a esta hermosa ciudad. Cuna de muchas de las tradiciones españolas más arraigadas, sus barrios guardan un encanto especial que han atraído a muchas personas solteras, especialmente en las zonas más céntricas.

San Gil, San Bartolomé, El Tardón-El Carmen o Alfalfa son barrios bastante homogéneos donde se concentran personas solteras de entre 25 y 45 años (más del 65 %). La presencia de bares, restaurantes, discotecas y teatros es la más amplia y variada de toda la ciudad. Pero, además, el alquiler no suele ser muy elevado, especialmente si lo comparamos con Madrid y Barcelona. Para vivir en ellos, bastará con destinar en torno al 25 % de la renta del hogar al alquiler.

Buen clima, playa, fiesta y, por supuesto, paella. A orillas del Mediterráneo, Valencia presume de tener 300 días de sol al año, una gastronomía que ha traspasado fronteras y algunas de las playas más bonitas de España. Quizá por eso sea el refugio de muchos jóvenes que han llegado a la ciudad para trabajar o estudiar. Si eres soltero y resides en Valencia, la zona centro es la más idónea, con hasta un 70 % de personas solteras.

El Carme es posiblemente el mejor barrio para este perfil, tanto por oferta cultural y de ocio como por el bajo coste relativo del alquiler (en torno a 786 € de alquiler medio, lo que implica un porcentaje sobre la renta bruta del 25,90 %). El Pilar, La Roqueta y El Mercat son también barrios bastante interesantes por las mismas razones, aunque relativamente más caros. En El Mercat y La Roqueta, por ejemplo, el alquiler es de casi 1000 € y se lleva el 32 % de la renta.

Sin ser una ciudad grande (no llega a los 350.000 habitantes), Bilbao no tiene nada que envidiar a las grandes urbes: teatros, galerías de arte, mercadillos urbanos, salas de conciertos y, como no, el archiconocido Guggenheim. Razones más que suficientes para vivir en esta ciudad si eres soltero.

Los barrios preferidos para los solteros se ubican alrededor de la ría: San Francisco y Bilbao la Vieja, en el este, y el Casco Viejo, en el lado oeste. Alquileres relativamente asequibles (en torno a los 800-900 €), gran presencia de personas solteras (más del 65 % de las personas que viven aquí) y, por supuesto una gran vida nocturna hacen que estos barrios sean ideales para personas que no tienen pareja.

Los mejores barrios para vivir en familia

Para muchos, llega un momento en el que lo que apetece es asentarse y formar una familia. Vivir en el centro ya no es una prioridad, y las circunstancias provocan un cambio en nuestra mentalidad para establecernos en un barrio más tranquilo pero equipado con todos los servicios que necesitamos: colegios, guarderías, mercados o farmacias, entre muchos otros. Además, ya no nos sirve cualquier vivienda; exigimos un cierto tamaño (preferiblemente superior a los 60 metros cuadrados) y, en muchas ocasiones, apostamos más por la compra que por el alquiler.

MadridBarcelonaSevillaValenciaBilbao

Una ciudad con 22 distritos y unos 128 barrios tenía que tener opciones para todos los gustos y circunstancias familiares. Tener hijos no tiene por qué ser un problema en una ciudad grande, y menos en Madrid: colegios, guarderías, parques, mercados y muchos otros servicios están presentes en casi cualquier manzana, y casi todas las zonas de la ciudad ofrecen barrios que se ajustan perfectamente a la tranquilidad que exigen las familias.

Nuestra selección no se concentra en una única zona. Los Rosales, en el sur, ofrece una vivienda relativamente asequible, con un precio de compra de 133.216 € y un esfuerzo para la compra (años necesarios para comprar una vivienda destinando el 100 % de la renta bruta) de 4,69 años, muy por debajo de la media de la ciudad. Encontrar una vivienda de tamaño mediano no debería suponer un problema, ya que casi el 70 % de los inmuebles tienen más de 60 metros cuadrados. Además, el barrio tiene muchos colegios, guarderías y mercados cercanos.

Comillas y Portazgo tienen características similares. En ambos barrios, la mayoría de viviendas tiene más de 60 metros cuadrados y servicios más que suficientes para este perfil de  comprador, aunque sin llegar a la concentración de Los Rosales. Tanto el alquiler como la compra son bastante asequibles, y son barrios bastante tranquilos, pues muchas familias con hijos y personas jubiladas viven allí.

En el norte de Madrid también hay ejemplos de barrios interesantes para familias con hijos. En Alameda de Osuna, el precio de las viviendas es bastante más elevado que en el caso anterior (unos 450.000 € de media), pero es ideal si lo que buscas es una vivienda grande, de más de 90 metros cuadrados. También cuenta con bastantes servicios incluyendo mercados, guarderías y colegios, y numerosas zonas verdes que harán las delicias de los más pequeños.

Aunque Barcelona es administrativamente más pequeña que Madrid, ya que cuenta con 10 distritos y 73 barrios, es una ciudad que nada tiene que envidiar a la capital, al menos si hablamos de formar una familia. Casi la totalidad de sus barrios cuentan con equipamiento y servicios suficientes como para criar a tus hijos cómodamente, aunque hay algunos que son mejores que otros.

Empezamos con La Verneda i La Rau, un barrio bien comunicado con el resto de la ciudad, con casas grandes (casi el 80 % de las mismas tiene más de 60 metros cuadrados de superficie) y relativamente asequibles (la vivienda media cuesta 198.218 € y el esfuerzo para la compra es de 6,73 años). Además, cuenta con muchos servicios y es bastante tranquilo, ya que hasta el 36 % de las viviendas están formadas por familias con hijos y un 28 % por jubilados.

Nuestra segunda elección es La Teixonera, cercano al conocido Parque Güell. Las viviendas son de tamaño medio (casi el 60 % tienen una superficie superior a los 60 metros cuadrados), el precio de los pisos no es excesivamente elevado (213.659 €) y tiene una concentración bastante grande de colegios, guarderías y mercados municipales.

Otros barrios que cumplen estas condiciones son El Carmel y La Sagrera. El primero de ellos está muy cerca de La Teixonera, y su principal atractivo es el precio asequible de sus viviendas (178.096 € de media). La Sagrera es más caro (299.107 €), pero hay más viviendas grandes, ya que tres de cada cuatro tiene más de 60 metros cuadrados.

Sevilla es bastante más pequeña que Madrid y Barcelona en extensión, y esta es una ventaja para quienes buscan una ciudad donde criar a sus hijos. Si a ello le sumamos que, en líneas generales, las viviendas son más grandes y más baratas, vivir en familia en Sevilla supone mejorar tu calidad de vida y, por qué no, también tu bolsillo.

En La Florida, por ejemplo, la práctica totalidad de las viviendas tienen más de 60 metros cuadrados (99,95 %), y más de la mitad (el 57,60 %), superan los 90 metros cuadrados. Sin embargo, el precio de las casas es relativamente asequible (de unos 260.223 €) y el esfuerzo de solo seis años. Además, es un barrio bastante tranquilo donde viven mayoritariamente jubilados (29 %) y otras familias con hijos (27 %).

San Roque y El Fontanal son barrios también bastante interesantes para familias con hijos. Viviendas grandes (más del 80 % tienen más de 60 metros cuadrados), donde mayoritariamente viven parejas jóvenes y donde el esfuerzo para comprar vivienda es relativamente bajo (entre cinco y seis años).

Valencia sigue un patrón similar al de Sevilla: una ciudad de tamaño mediano, bien comunicada y con viviendas amplias. A todo ello hay que sumarle la gran presencia de parques y espacios verdes y un precio medio de compra más barato, por debajo de la media española.

La Torre y Torrefiel, por ejemplo, son dos barrios cuyas viviendas tienen un precio medio inferior a los 80.000 € (67.705 y 79.187 €, respectivamente, con esfuerzos para la compra de tan solo 2,67 y 3,39 años), y una superficie superior a 60 metros cuadrados en la práctica totalidad de los casos (más del 90 %). La presencia de mercados, colegios y guarderías está asegurada, y en ellos viven de forma mayoritaria otras familias con hijos (35 y 37 %, respectivamente).

Otra opción es Ciutat Universitaria, un barrio donde conviven personas de mayor poder adquisitivo (la renta bruta media de este barrio es de casi 50.000 €), pero con viviendas que mayoritariamente son más grandes (tres de cada cuatro tienen más de 90 metros cuadrados).

La comunicación en Bilbao es uno de sus principales atractivos. Se puede ir caminando a cualquier parte de la ciudad y su red de transporte público es una de las mejores y más cuidadas del país. Esto hace que elegir un barrio tranquilo y alejado del centro no sea un problema, ya que casi cualquier lugar está a tiro de piedra.

Basurtu y Ameztola son los barrios más recomendados para formar una familia en Bilbao. Son zonas bastante similares, con viviendas grandes (en ambos, casi el 85 % de las viviendas tienen más de 60 metros cuadrados), tranquilos (en ellos hay mayoría de familias con hijos), y con muchos servicios cercanos. Y lo que quizá es más importante: a menos de 20 minutos andando del centro de la ciudad. Todo un lujo.

Los mejores barrios para una jubilación tranquila

¡Por fin! Después de tantos años trabajando, llegó el momento de disfrutar de nuestra jubilación. En ese instante, nuestra vida da un giro de 180 º; se acabaron los madrugones, los largos desplazamientos para acudir al trabajo y una jornada laboral fija. Ahora solo queda disfrutar y descansar. Pero quizá por eso, puede que nuestra residencia actual no sea la más adecuada. Las personas jubiladas buscan barrios más tranquilos, alejados del mundanal ruido y, sobre todo, cercanía a los servicios que necesitan, como farmacias u hospitales.

MadridBarcelonaSevillaValenciaBilbao

A pesar de que en todos los barrios de Madrid coexisten personas de todas las edades y condiciones posibles, existen algunos que, gracias a su oferta de servicios para personas mayores, su precio y su tranquilidad son ideales para personas que están a punto de jubilares (o que ya lo han hecho).

En Aluche, por ejemplo, la mayoría de personas tienen más de 65 años y se encuentran en unas circunstancias similares a las de cualquier otro jubilado. El alquiler es relativamente bajo (un esfuerzo del 28,1 % con respecto a nuestra renta bruta), y está cerca de mercados, hospitales, farmacias y servicios de alimentación.

Algo similar ocurre en Fontarrón, Vinateros y Los Ángeles, tres barrios del sur de Madrid que destacan por su asequible coste del alquiler (en las tres, el porcentaje destinado al alquiler ronda el 30 %), por la disponibilidad de servicios para personas jubiladas y, por supuesto, por su tranquilidad, pues son mayoritariamente residencias de familias con hijos y otras personas jubiladas.

A pesar de ser una de las ciudades más cosmopolitas, jóvenes y dinámicas de Europa, existen algunos barrios en los que todavía se instalan personas de más de 65 años.

Este es el caso de Montbau o La Guineueta, dos barrios a las afueras de Barcelona que, sin ser excesivamente caros (el alquiler es de unos 850 € o inferior y se destina poco más del 30 % de la renta bruta a pagarlo), cuentan con el equipamiento que todas las personas jubiladas necesitan: hospitales, mercados, farmacias y supermercados, entre otros. Además, la presencia de otras personas jubiladas en el barrio y de familias con hijos hacen que sean bastante tranquilos.

Otras opciones son Sant Genís dels Agudells o Canyelles, de similares características a los dos anteriores. Sin embargo, en el primero de ellos el alquiler es bastante caro (se destina hasta el 67 % de la renta a pagar el alquiler) y el segundo no cuenta con tantos servicios como los dos anteriores.

Además de todo el encanto que ofrece la ciudad, Sevilla es un lugar ideal para planificar nuestra jubilación. Precios reducidos, un clima envidiable durante el invierno, tranquilidad y ambiente a partes iguales y una amplia variedad de servicios a lo largo de la ciudad son motivos más que suficientes para plantearnos disfrutar de nuestro retiro en la capital andaluza.

Entre los barrios más interesantes destacan Hermandades-La Carrasca y Santa María de Ordás-San Nicolás. En estos barrios predominan las personas mayores de 65 años ya jubiladas (en torno al 30 % del total) y las familias con hijos (hasta el 43 % en Santa María de Ordás); además, el alquiler es relativamente asequible (ya que se lleva menos del 30 % de nuestra renta), y cuenta con muchos servicios, como farmacias, hospitales o mercados.

También merecen atención el barrio de León XIII – Los Naranjos y La Barzola que, sin ser tan tranquilos como los anteriores, al haber más concentración de gente joven, ofrecen servicios de similares características y un alquiler igualmente asequible.

La Comunidad Valenciana es uno de los destinos preferidos para los jubilados españoles. Benidorm se lleva la palma, pero Valencia no le va a la zaga. Un clima suave durante todo el año, los precios reducidos con respecto a las grandes ciudades y, por supuesto, su gastronomía, son motivos más que suficientes para asentarse en la capital del Turia.

Sant Isidre, La Petxina o L´Hort de Sanabre son los barrios más interesantes. Son zonas tranquilas donde se instalan mayoritariamente familias con hijos (más del 30 % y hasta el 40 % en L´Hort de Sanabre) y personas jubiladas (cerca del 30 % en todos los casos). El alquiler se lleva en torno al 25 % de la renta bruta y todos ellos cuentan con servicios suficientes para hacer más llevadera la tercera edad.

Terminamos nuestro particular repaso con Bilbao. La capital vizcaína no es muy diferente de las otras ciudades de tamaño medio, especialmente en lo que a accesos a servicios para personas mayores se refiere.

Begoña, Zurbarán y Diseminado Uribarri son tres barrios tranquilos en los que un tercio de la población son personas jubiladas, donde el alquiler se lleva un 30 % de la renta bruta y con un acceso bastante aceptable a algunos servicios, especialmente farmacias, mercados y hospitales.

Los datos han hablado. Aunque todas las ciudades tienen sus particularidades, todas ellas ofrecen barrios para diferentes estilos de vida y circunstancias personales y familiares, algo que se aprecia mejor en grandes urbes que en ciudades de tamaño mediano. Los jóvenes tienden a concentrarse en el centro de las ciudades; las familias con hijos buscan barrios más alejados y que tengan acceso a colegios y guarderías; y las personas jubiladas tienden a buscar tranquilidad para disfrutar de su merecido descanso.

Ahora te toca a ti, ¿qué barrio crees que sería el mejor para tus circunstancias personales?

Entra en Elige Bien tu Barrio y averígualo.

* Todos los datos recogidos en este artículo han sido extraídos de la herramienta Eligebientubarrio.com
Estos datos se actualizan periódicamente, por lo que es posible que existen ciertas discrepancias con los datos actuales. Entra en Eligebientubarrio.com para ver las últimas actualizaciones de datos.


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (14 votos, media: 2,79 sobre 5)
Cargando…