elegir hipoteca
Tiempo de lectura: 3 minutos

Encontrar la pareja ideal con la que compartir la vida no es fácil, aunque es el deseo con el que iniciamos las relaciones. Eso sí, que no sea fácil no significa que sea imposible; muchas parejas lo logran porque han elegido bien. De hecho, la clave para que una relación funcione en el tiempo es elegir bien la pareja.

La importancia de elegir bien es clave también cuando hay que tomar decisiones. Y una de las decisiones más importantes que tomamos en la vida es comprarnos una casa porque exige una gran inversión. Por eso, cuando buscamos una hipoteca con la que poder financiar la compra de nuestra vivienda es fundamental elegir bien, porque va a ser una larga relación.

Una hipoteca es una relación a largo plazo

¿Tienes miedo al compromiso?

La HIPOTECA NARANJA del Banco no Banco tiene todo para que se te quite: sin comisiones

Desde euríbor + 1,11 %
1,99 % TIN primer año
(1,60 % TAE Variable)¹.

¹Consulta las condiciones en ing.es

La duración media de las hipotecas en España es de 24 años, según los últimos datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Esa duración varía según el tipo de hipoteca, ya que las hipotecas de tipo fijo tienen normalmente un plazo menor que las variables, que pueden llegar hasta los 40 años, dependiendo de la edad de los solicitantes. En cualquier caso, se trata de una relación a muy largo plazo, por lo que es importante elegir bien el producto que se adapte a nuestra situación.

Debes saber que existe una relación entre la duración de la hipoteca y las cuotas a pagar. Esto significa que cuanto más tiempo dura la hipoteca, menor será la cuota mensual, lo que permite llegar más desahogados a fin de mes. Por ejemplo, en una hipoteca de 200.000 € con un interés de euríbor (-0,189 % en febrero 2018) más un diferencial del 1 %, la cuota a pagar en 30 años es de 626 € mientras que a 20 años subiría a 903 €.

Sin embargo, el tiempo también influye en la cantidad de intereses que se pagan, de tal forma que cuanto más largo es el plazo de la hipoteca, mayores son también los intereses que se pagan. En el ejemplo anterior, en 20 años se pagan 16.641 € de intereses, pero a 30 años los intereses se elevan a 25.253 €.

Las comisiones encarecen la hipoteca

Al elegir una hipoteca y, en general, cualquier otro préstamo, debes valorar no solo si es de tipo fijo, variable o mixto y el tipo de interés aplicable; también es importante que te fijes en las comisiones que se aplican. En estos momentos, la mayoría de hipotecas aplican comisiones de apertura, cancelación, subrogación, desistimiento y compensación por riesgo de tipo de interés.

Con la aprobación de la nueva ley hipotecaria, todavía en tramitación, estas comisiones se rebajan en la mayoría de los casos, pero no desaparecen. Por esta razón, es fundamental saber cuánto se encarecen las hipotecas, un dato que queda reflejado en la Tasa Anual Equivalente (TAE) que incluye, además de las comisiones, el TIN y otros gastos de la operación.

De hecho, una hipoteca con un TIN inferior a otra no siempre es más barata. Todo depende de las comisiones y otros gastos que tengan ambas, dato que se refleja en su TAE. Así, por ejemplo:

 

Hipoteca NARANJA Otra hipoteca
Tipo de interés primer año 1,99% 0,00%
Euríbor -0,189% -0,189%
Diferencial 0,99% 0,90%
Plazo 25 años 25 años
Importe total 150.000 € 150.000 €
Seguro de vida 27,34 € 27,34 €
Seguro de hogar 236,40 € 236,40 €
Tasación 329 € 329 €
Gestoría 378,41 € 378,41 €
Impuestos AJD 2.235,00 € 2.235,00 €
Arancel registral 51,55 € 51,55 €
Comisión de estudio 0 € 1.500 € (1%)
Comisión de apertura 0 € 1.500 € (1%)
TAE Variable 1,77% 1,82%

 

Hipoteca NARANJA, sin comisiones

Por todo lo anterior, es importante elegir bien nuestra hipoteca, y si puede ser sin comisiones, mucho mejor. La Hipoteca NARANJA de ING no aplica ningún tipo de comisión de apertura, subrogación, compensación por desistimiento total o parcial o por cambio de condiciones. Además, ofrece un tipo de interés del euríbor más 0,99% para la compra de una casa, con un tipo de interés fijo el primer año del 1,99% y unos plazos de devolución que oscilan entre los 9 años y los 40 años.

Estas condiciones te permiten, por ejemplo, poder realizar amortizaciones parciales durante la vida de la hipoteca con el fin de reducir el tiempo para pagar menos intereses, o bien rebajar la cuota mensual. Y si a lo largo de los años cambia tu situación financiera y necesitas cambiar las condiciones de tu hipoteca puedes hacerlo sin problemas. ¿Verdad que interesa elegir bien la hipoteca?

En Naranja | ¿Merece la pena amortizar mi hipoteca? Estos son los números


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…