Tiempo de lectura: 4 minutos

La ubicación es un factor fundamental en la elección de tu nueva vivienda, pero es también un elemento variable porque depende de las circunstancias personales. En cada etapa de la vida tenemos unas necesidades diferentes que condicionan cuál es la mejor localización para nuestra vivienda. Obviamente, no es lo mismo comprar una primera vivienda cuando eres un joven soltero que se acaba de emancipar del hogar paterno que cuando ya has formado tu propia familia.

En líneas generales, los jóvenes prefieren vivir en zonas céntricas que ofrezcan una variada oferta cultural y de ocio, mientras que las familias se decantan por barrios más tranquilos donde lo que se valora es la cercanía de colegios y centros de salud. Cada ubicación, centro o periferia, tiene sus ventajas y también sus inconvenientes. Por eso debes sopesar muy bien todas las circunstancias para elegir bien la localización de tu nueva vivienda.

Hipotecas NARANJA,

elijas la que elijas, siempre eliges bien.

Ahora que ya sabes los secretos para elegir bien tu casa, haz lo mismo con tu hipoteca:



Desde euríbor + 0,99 % 1,99 % TIN primer año (1,77 % TAE Variable)

Los jóvenes prefieren el centro de las ciudades

Cuando buscan su primera vivienda, los jóvenes priorizan que esté situada en zonas con una abundante oferta cultural y de ocio: teatros, cines y restaurantes que facilitan sus salidas nocturnas, ya que su vida está muy orientada al ocio. Independientemente del tamaño de la ciudad, estas zonas tienden a concentrarse en el centro.

En esta ubicación, la oferta de viviendas en venta es fundamentalmente de segunda mano, que tienen la ventaja de ser más baratas que la obra nueva y estar gravadas con menos impuestos. Sin embargo, el acceso a una vivienda de este tipo para una persona de entre 25 y 34 años puede ser todavía demasiado difícil. Por ejemplo, una joven con el salario medio de este tramo de edad en 2016, que es de 1.543,9 € según la EPA, pueden optar a viviendas de menos de 50 m2 por unos 150.000 € en el centro de Madrid. Son pisos pequeños, de 1 o 2 dormitorios, pues pasar a 3 dormitorios puede suponer pagar un 16 % más por la vivienda, según un estudio de Urban data Analytics.

Las familias eligen barrios con servicios escolares

Las familias con hijos en edad escolar centran la búsqueda de casa en barrios que tienen cerca guarderías, colegios y servicios sanitarios. Estas circunstancias condicionan también el precio de la vivienda hasta el punto de que las situadas en un radio de 500 metros de un centro escolar son un 6 % más caras que las que se encuentran entre 500 y 1.000 metros, según un análisis realizado mediante Big Data. Incluso condiciona el precio que el centro sea público, privado o concertado, siendo más caras las viviendas más cercanas a un centro concertado.

Otro elemento que valoran las familias en el proceso de búsqueda de la vivienda es la cercanía con los medios de transporte con el fin de facilitar los desplazamientos. En el caso de Madrid, tener cerca una estación de metro tiene un valor especial que, según el barrio, puede incrementar el precio de la vivienda entre un 12 % y un 18 %. Este incremento es más acusado cuando la vivienda está ubicada en zonas alejadas del centro urbano, donde este factor apenas tiene incidencia en el precio.

Las familias de dos o más miembros constituyen el perfil mayoritario de los compradores de vivienda, que con unos ingresos medios de 2.889 € mensuales en 14 pagas según el INE, pueden comprar una vivienda de hasta 310.000, según Idealista, en urbanizaciones del Ensanche de Vallecas o Tres Cantos, en Madrid.

Cuanto más lejos, mejor precio

A la vista de tu situación personal y familiar, lo primero que debes hacer al buscar vivienda es decidir entre el centro y la periferia, teniendo en cuenta tus necesidades. Vivir cerca de las zonas de ocio puede ser una necesidad cuando eres joven, pero puede transformarse en un inconveniente para las familias con niños. De igual modo, es más fácil conciliar la vida familiar en urbanizaciones que disponen de zonas de juego para los niños, que en el centro de las ciudades donde solo tienes el recurso de los parques públicos.

Por último, también debes considerar que la distancia al centro urbano influye en el precio de la vivienda. El precio del metro cuadrado en los barrios de la periferia es más barato que en el centro.

Por ejemplo, en Madrid el precio medio de la vivienda está en 2.699 €/m2, pero hay una diferencia entre el distrito Salamanca en el centro con 4.734 €/m2 y Villaverde en la periferia con un precio de 1.338 €/m2, según Tinsa. Entre ambos, hay una amplia variedad de precios entre los que poder elegir, pero con denominador común: la mayoría de barrios céntricos son más caros que los barrios periféricos.

En definitiva, con un presupuesto similar, en los barrios del extrarradio puedes adquirir una casa con más metros y a un precio más asequible.

Si te ha gustado, te damos otras claves para que elijas bien tu nueva casa. ¿Quieres saber más? Descúbrelo aquí

En Naranja | ¿Una forma alternativa de acceder a tu nueva casa? Así funciona la propiedad compartida de una vivienda


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…