Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Puede tu casa ayudarte a pagar menos impuestos en la declaración de la renta? La respuesta es sí. La vivienda sigue siendo uno de los elementos más utilizados para desgravar en el IRPF, aunque no para todos los contribuyentes.

Desde 2013 Hacienda ha limitado la deducción por adquisición de vivienda habitual y con ella, los beneficios fiscales de tener una casa. El resultado es que sólo quienes compraron vivienda antes del 1 de enero de 2013 puede seguir desgravando por este concepto, de modo que si compraste más tarde no podrás disfrutar de esa ventaja en el IRPF. Pero atento, porque hay más gastos que puedes incluir en tu declaración para reducir tu factura fiscal.

Cuándo puedes desgravar la hipoteca en la renta

La fecha límite no es el único condicionante para poder beneficiarnos de la desgravación por vivienda habitual. Los otros requisitos son:

Que la hipoteca se haya firmado para la compra de tu vivienda

Este requisito deja fuera todas las segundas hipotecas que generalmente tienen otros fines, al igual que las ampliaciones hipotecarias. Para que lo entiendas mejor, si has ampliado la hipoteca para hacer reformas no podrás desgravar ese capital adicional.

Que la hipoteca haya servido para comprar un bien inmueble

Un préstamo para comprar una casa móvil, por ejemplo, quedaría fuera de la deducción.

¿Tienes miedo al compromiso?

La HIPOTECA NARANJA del Banco no Banco tiene todo para que se te quite: sin comisiones

Desde euríbor + 1,11 %
1,99 % TIN primer año
(1,60 % TAE Variable)¹.

¹Consulta las condiciones en ing.es

Que la casa sea la vivienda habitual

Para Hacienda, la vivienda habitual es en la que pasas más tiempo a lo largo del año. Dentro de esta definición no entran las segundas residencias como la casa de la playa o las viviendas compradas como inversión. Además, deberás residir en ella un mínimo de tres años, de modo que si compraste la casa y te mudaste antes de ese tiempo, deberías devolver la deducción.

Existen excepciones a la norma. Una de ellas es la de los padres o madres divorciados que pagan la hipoteca de la casa en la que viven sus hijos pero ellos no. En estos casos, Hacienda permite seguir desgravando por la vivienda sin que se cumpla la condición de vivienda habitual.

Cuánto puedes desgravar por la hipoteca

La deducción por adquisición de vivienda es de un 15 % de lo que hayas pagado en el año por tu casa sobre un máximo de 9040 € por año. Es decir, en el mejor de los casos podrás desgravar 1356 € en tu declaración de la renta.

Para que lo entiendas mejor, si has pagado 7000 € por tu hipoteca podrás deducir un 15 % de ese dinero, es decir, 1050 €. Sin embargo, si hubieses pagado 11.000 € sólo podrás desgravar hasta un máximo de 9040 €.

Estos límites se aplican tanto a declaraciones individuales como conjuntas. Si estás casado y tienes una hipoteca por la que puedes desgravar, seguramente sea mejor que hagas la declaración individual, porque así cada uno podréis desgravar un 15 % sobre esos 9040 €. Eso sí, recuerda que al hacer el cómputo de lo aportado para la compra tendréis que dividir entre dos lo que hayáis pagado de hipoteca. En estos casos podría ser una buena idea amortizar hipoteca de forma anticipada para deducir los 18.080 € en conjunto.

Qué otros gastos puedes desgravar de tu hipoteca

como tributa la hipoteca en la renta

La Agencia Tributaria explica que junto con el importe de la hipoteca también “forman parte de la base de la deducción los gastos y tributos originados por la adquisición que hayan corrido a cargo del adquiriente”. Esto permite incluir dentro de la cantidad sobre la que se practica la deducción una serie de gastos que no todo el mundo conoce.

Entre los gastos de la compra de la casa podrás añadir los siguientes que hayas pagado por la vivienda:

Gastos de escritura de compra

Podrás deducirte los gastos de notario, registro, gestoría, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y el IVA o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, según corresponda.

Gastos de escritura de la hipoteca

Esto vuelve a incluir el notario, registro, gestoría, Actos Jurídicos Documentados y también los gastos de tasación de la vivienda.

Lo que no podrás sumar son las reformas y mejoras de la vivienda no declaradas en la escritura de compra-venta. Es decir, lo que hayas pagado por pintar o reformar la vivienda.

A los gastos propios de la compra hay que añadir lo que cada año pagas por la adquisición de vivienda. Lo más sencillo es pensar que sólo puedes sumar las cuotas del préstamo. Nada más lejos de la realidad estos son todos los gastos que puedes imputar a la hora de calcular la base imponible de la deducción:

Algunas deducciones autonómicas en la cuota de tu hipoteca

Además de la deducción prevista para aquellas hipotecas suscritas antes del 1 de enero de 2013, algunas comunidades autónomas incluyen bonificaciones similares por la inversión en vivienda habitual. Así, por ejemplo, en País Vasco, la deducción prevista es del 18 % de las cantidades satisfechas, con el límite anual de 1530 €, y en el caso de jóvenes y familias numerosas, el 23 %, con el límite máximo de 1955 €.

Por su parte, en Navarra esta deducción asciende al 15 % de la adquisición de vivienda protegida con carácter general, y con una base máxima de deducción de 7000 € anuales en declaración individual o 15.000 € en conjunta.

Seguro de hogar

La ley obliga a que las viviendas hipotecadas cuenten con un seguro contra incendio. Podrás sumar el coste de la póliza de incendio y también la del seguro del hogar si está vinculado a la hipoteca. Es decir, si tienes el seguro con la entidad en la que tienes la hipoteca porque te ayuda a reducir el tipo de interés, podrás desgravarlo junto con lo que pagas de hipoteca.

Seguro de vida

Al seguro de vida se le aplican las mismas condiciones. Si está vinculado a la hipoteca, se considera un gasto deducible por la compra. En caso contrario, no podrás desgravarlo por más que lo hayas contratado pensando en tu vivienda.

Añadir estos gastos todos los años te puede ayudar a pagar menos impuestos al hacer la declaración de la renta por tu vivienda.

En Naranja | Esto es lo que se revalorizará tu casa con estas siete reformas

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (36 votos, media: 3,86 sobre 5)
Cargando…