carencia capital
Tiempo de lectura: 2 minutos

La carencia de capital es el periodo a lo largo de la vida de la hipoteca en el que solo se pagan intereses, sin amortizar capital. La ventaja para el hipotecado es que la cuota hipotecaria se reduce al no tener que amortizar el capital pendiente durante el tiempo que se pacte con el banco.

Se diferencia de la carencia total en que, en ésta, no se pagan cuotas de la hipoteca durante un periodo de tiempo concreto, ni para amortizar capital ni para amortizar intereses.

¿Cómo funciona la carencia?

Un periodo de carencia se solicita cuando se tiene alguna dificultad para pagar las cuotas hipotecarias, algo que puede ocurrir si cambia la situación económica del hipotecado. De este modo, se evitan los impagos y se facilita el pago de la hipoteca al rebajar la cuota, ya que el periodo de carencia se puede extender durante varios años. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la carencia aumenta el coste total de la hipoteca ya que el capital que no se amortiza sigue generando intereses.

Ejemplo de carencia

Con una hipoteca variable de 120.000 € a 20 años y un tipo de interés de euríbor + 1,11 %, la cuota mensual a pagar es de 552 €. Al solicitar un periodo de carencia de capital de 36 meses, la cuota mensual se reduce a 100 € al pagar solo intereses. Al terminar el periodo de carencia, las cuotas subirán a 607 € porque hay que amortizar el mismo capital en menos tiempo (17 años en lugar de 20).

El coste total de la hipoteca será de 133.601 €, mientras que la misma hipoteca pero sin periodo de carencia tendrá un coste total menor, de 132.475 €.

¿Tienes miedo al compromiso?

La HIPOTECA NARANJA del Banco no Banco tiene todo para que se te quite: sin comisiones

Desde euríbor + 1,11 %
1,99 % TIN primer año
(1,60 % TAE Variable)¹.

¹Consulta las condiciones en ing.es

¿Cómo se pide una carencia?

Salvo que la hipoteca tenga recogida en sus condiciones la carencia, es preciso negociar con el banco la solicitud de un periodo de carencia. Una vez aprobado hay que hacer una novación hipotecaria, por la que se modifican las condiciones del préstamo hipotecario con el mismo banco donde está el préstamo.

Con la nueva ley hipotecaria, el hipotecado no tiene que pagar ninguna comisión al realizar la novación hipotecaria para cambiar las condiciones de la hipoteca, solo tiene gastos la novación cuando se cambia el tipo de interés de variable a fijo.

En Naranja | Cómo impacta el diferencial en tu hipoteca

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 4,00 sobre 5)
Cargando…