ING COVID-19 Tracker by Ipsos

¿Ha cambiado el COVID-19 nuestros comportamientos? ¿Pensamos de forma diferente? ¿Estamos dispuestos a modificar algunos hábitos? ¿Qué tendencias han surgido a partir de esta crisis?

Estas son algunas de las preguntas a las que queríamos dar respuesta cuando pusimos en marcha el estudio “ING COVID-19 Tracker”. Este estudio ha sido llevado a cabo por la empresa de investigación de mercados Ipsos en 5 países (Alemania, España, Polonia, Rumanía y Turquía). A lo largo de 3 encuestas realizadas entre el 15 de mayo y el 7 de agosto hemos preguntando a más de 900 ciudadanos españoles sobre los siguientes temas:

Las vacaciones de verano

En relación al periodo estival, casi la mitad de los españoles se muestra con ganas de disfrutar de sus vacaciones, aunque este año no vayan a ser un verano de ensueño.

El 48 % está de acuerdo en que no podrá tener unas vacaciones de verano de ensueño este año, pero quieren disfrutar de lugares, atracciones y parques cercanos y/o de actividades locales.

Al inicio de las vacaciones un 76 % de los españoles encuestados afirmaba que su presupuesto para este verano disminuiría, situándose a la cabeza de los países encuestados que, si bien también lo reducirían, lo harían, de media, en un 67,6 %.

Para un 73 % de los encuestados, el destino elegido en esta ocasión sería el turismo nacional.

En cuanto al formato, destacan las plataformas de alquiler de apartamentos como la opción elegida para un 36 %, fórmulas más asequibles como el camping (elección para un 35 %) o las casas de familiares (opción de un 30 %).

La relación con las finanzas

La irrupción del COVID-19 ha influido en la economía familiar de los españoles. Tanto es así que un 16,1 % de los encuestados admite estar actualmente solicitando un crédito o hacerlo próximamente, mientras que el 17,5 % reconoce que tendrá que vender algunos activos en los próximos seis meses. Además, un 38 % de los españoles asume que utilizará sus ahorros para hacer frente a esta nueva situación financiera.

Por todo ello, más del 44 % de los encuestados afirma que se han dado cuenta de la importancia de ahorrar más y declaran que van a intentar crear un fondo de ahorro para posibles emergencias.

Existe una demanda hacia la proactividad de los bancos ante la crisis sanitaria con un enfoque social y de adaptación a las nuevas posibles necesidades de los clientes. Un 45 % de los españoles considera que su banco no ha estado a la altura durante la crisis COVID-19 y no se han sentido respaldados. Ahora bien, sí hay un reconocimiento hacia la información facilitada por los bancos, así como un reconocimiento hacia la digitalización y las facilidades en la el aplazamiento de los pagos. Incluso un 27 % afirma que su banco ha tenido un papel social en esta crisis.

Digitalización y sostenibilidad

Uno de los aspectos que más se ha visto influido por la etapa de confinamiento y que ha supuesto un cambio en los hábitos de los españoles, es el incremento del consumo de algunos bienes y servicios a través del canal digital. De hecho, un 48,5 % prevé que en los próximos 3 meses se producirá una mayor digitalización.

Durante la pandemia, los españoles han aumentado el consumo de contenidos de entretenimiento online y el uso de redes sociales (48,9 % y un 48,5 % respectivamente de los encuestados lo usan más), así como el uso de servicios financieros digitales como las inversiones online (12 %), la banca online (31 %) y la prensa digital (36 %).

Por otro lado, los españoles muestran ahora una mayor sensibilidad en sus decisiones de compra hacia productos y servicios respetuosos con el medio ambiente. Concretamente, 4 de cada 10 declara tener muy en cuenta el impacto ambiental de sus actos de consumo.

De este modo, se intensifican los hábitos de reciclaje, ahorro en energía y reducción de desperdicios, y se buscan alternativas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente para viajes y transporte. También se incrementa la compra de productos orgánicos y el fomento de la economía local y de proximidad entre un 43 % de los españoles.

Además, el 37 % se muestra más interesado en productos bancarios que apoyen un futuro más verde y sostenible.

Vuelta al cole

El 68% de las familias españolas confía en que la reapertura de las escuelas será con horario estándar y a tiempo completo. Más concretamente, cuatro de cada diez creen en la reapertura con modalidad presencial y el 30% considera que finalmente la opción que se adoptará por las distintas Comunidades Autónomas será una que compagine la formación online y la presencial.

En cuanto al formato online, seis de cada diez considera que el formato online reduce la calidad de la formación y su efectividad empeora en edades más tempranas. Además, casi el 70% cree que no es apta para todas las asignaturas; el 59% piensa que esta modalidad no es buena para sus hijos, ya que necesitan socializar e interactuar; y al 54% le preocupa que pasen demasiado tiempo delante de una pantalla.

La formación online recibida durante la crisis del COVID-19 no obtiene buenos niveles de satisfacción y casi la mitad de los padres y madres considera que las escuelas van atrasadas en formación digital.

La conciliación también preocupa a las familias españolas. Aunque en los últimos meses se ha impulsado el teletrabajo, actualmente solo un 10% de los encuestados declara tener un trabajo remoto, si bien el 18% espera poder trabajar desde casa al 100% hasta finales de año.

Para el 10% podría suponer una pérdida de empleo o una reducción de jornada, mientras que el 8% declara que necesitará ayuda financiera si tiene que trabajar presencialmente mientras sus hijos e hijas dan clase desde casa.