Así podrás ahorrar con tus fondos al hacer la declaración de la renta

Da igual en lo que inviertas, tarde o temprano habrá que pasar por la caja de Hacienda para pagar impuestos. Eso sí, dependiendo del producto que elijas pagarás más o menos de IRPF.

Por ejemplo, si tienes fondos de inversión, hay cuatro cosas que deberías saber para ahorrar con ellos al hacer la declaración de la renta. Se trata de aprovechar la fiscalidad de este producto para no pagar de más y que la rentabilidad real de tu inversión sea mayor.

No pagues hasta el final, aprovecha la exención por reinversión

La principal ventaja de los fondos de inversión desde un punto de vista fiscal es que no tendrás que pagar impuestos por las ganancias hasta que recuperes el dinero, lo que técnicamente se denomina un reembolso. Eso te permitiría ahorrar entre un 19% y un 23% de las ganancias que de otra forma tendrías que pagar en el IRPF cada vez que cambiases de fondo. Este diferimiento fiscal hace que el ahorro sea enorme a largo plazo gracias al interés compuesto.

A modo de ejemplo, veamos lo que le pasaría a un capital de 10.0000 € que cada año recibe un 10% con y sin esta ventaja.

Sin exención fiscal

Con exención fiscal

Capital total Impuestos Capital Total Impuestos
Año 0

10.000 €

10.000 €

– €

Año 1

10.981,00 €

190,00 €

11.000,00 €

– €

Año 2

11.685,61 €

222,03 €

12.100,00 €

– €

Año 3

12.632,14 €

240,01 €

13.310,00 €

– €

Año 4

13.655,35 €

259,45 €

14.641,00 €

– €

Año 5

14.761,43 €

280,47 €

16.105,10 €

– €

Año 6

15.957,11 €

303,19 €

17.715,61 €

– €

Año 7

17.249,63 €

327,74 €

19.487,17 €

– €

Año 8

18.646,85 €

354,29 €

21.435,89 €

– €

Año 9

20.157,25 €

382,99 €

23.579,48 €

– €

Año 10

21.789,99 €

414,01 €

25.937,42 €

– €

Año 11

23.554,97 €

447,54 €

28.531,17 €

– €

Año 12

25.462,93 €

483,80 €

31.384,28 €

– €

Año 13

27.525,42 €

522,98 €

34.522,71 €

– €

Año 14

29.754,98 €

565,34 €

37.974,98 €

– €

Año 15

32.165,14 €

611,14 €

41.772,48 €

– €

Año 16

34.770,51 €

660,64 €

45.949,73 €

– €

[…]
Año 25

70.087,79 €

1.331,67 €

108.347,06 €

23.799,82 €

TOTALES

70.087,79 €

15.220,94 €

84.547,24 €

23.799,82 €

Desde el principio se puede ver que hay diferencia, pero en periodos más largos es todavía más claro. Al cabo de 25 años habrías acumulado un capital total de 84.547,24 €, 14.459,45 € más que en caso de tener que pagar impuestos cada año.
Compensar perdidas y ganancias con los fondos de inversion

Aprovecha para compensar ganancias y pérdidas

Nadie quiere perder dinero invirtiendo. Sin embargo, a nivel fiscal, las pérdidas pueden servir para ahorrar impuestos. Si has sufrido pérdidas con tus fondos de inversión podrás restarlas a tus ganancias. Es lo que se conoce como compensar pérdidas y ganancias patrimoniales.

Hacienda divide tus ingresos entre rentas del trabajo y rentas del ahorro. Estas últimas, a su vez, comprenden:

  • Rendimientos de capital mobiliario: depósitos, cuentas corrientes, dividendos…
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales: fondos de inversión, ETF o acciones, entre otros.

Al hacer la declaración de la renta, podemos compensar las ganancias con las pérdidas patrimoniales sin ningún tipo de límite. Si el resultado sigue siendo negativo todavía podrás compensar este resultado con el beneficio de los rendimientos de capital mobiliario con un límite del 20% de las ganancias totales en ese apartado. Y si pese a todo sigues perdido dinero con tus inversiones, dispones de los próximos cuatro años para hacerlo. Por eso mismo en la renta 2017 puedes imputar pérdidas no compensadas desde 2013 hasta 2016.

Fondos de inversión

0% comisión de suscripción o reembolso

Los Fondos NARANJA con los que podrías conseguir un extra de rentabilidad seas del tipo de inversor que seas

Potencial de rentabilidad. Invierte desde 1€ y siempre con tu dinero disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo NARANJA en la web.

¿Todo esto te ha sonado a chino? Un ejemplo te ayudará a entenderlo mejor y ver el abanico de posibilidades que tienes para ahorrar en la renta con tus fondos de inversión.

Imaginemos que Juan obtuvo los siguientes rendimientos en 2017:

Fondos de inversión: + 2000 €

Acciones: -500 €

ETF: – 250 €

Al hacer la renta de 2017, Juan podrá restar las minusvalías de 500 € en acciones y los 250 € de los ETF a los 2000 € que ganó con los fondos de inversión. El resultado es que su base del ahorro será de 1250 € y no de 2000 €, de manera que tendrá que abonar menos al hacer su declaración.

Si usas bien esta opción podrías ahorrar muchos impuestos con tus fondos de inversión. La clave está en saber cuándo hacer aflorar pérdidas para limitar lo que pagarías por tus ganancias.

Aprovecha los coeficientes de abatimiento para fondos anteriores a 1994

Desde el 1 de enero de 1995, la ganancia obtenida es la diferencia entre el precio de compra y de venta independientemente de cuándo hayas comprado y vendido. Con las participaciones anteriores al 31 de diciembre de 1994 no ocurre lo mismo, ya que se puede aplicar un coeficiente reductor para las ganancias obtenidas hasta 2006. Dicho de otro modo, la base imponible del ahorro se reduce, de manera que pagaremos menos por ellas.

Desde 2015, existe un límite de 400.000 € a las cantidades sobre las que se aplica esta ventaja fiscal, de manera que si este valor es superior a 400.000 €, no se practicará reducción alguna. Este tope se aplica sobre todas las declaraciones que el contribuyente tenga que presentar. Dicho de otra forma, una vez hayas aplicado estos coeficientes sobre 400.000 € (por ejemplo, porque hayas aplicado 200.000 € en un ejercicio fiscal y otros 200.000 € en otro), ya no podrás hacerlo sobre más rentas.

En este enlace puedes ver un ejemplo de cómo se aplican los coeficientes de abatimiento.

No te olvides de los gastos deducibles

Por último, revisa que has incluido todos los gastos deducibles de tus fondos de inversión en la declaración de la renta. Hay tres gastos de tus fondos que puedes desgravar o restar de los beneficios a la hora de calcular el rendimiento fiscal. Son los siguientes:

  • Los gastos de compra del fondo. Esto incluye cualquier comisión por adquisición que hayas tenido que abonar.
  • Los gastos de mantenimiento del fondo.
  • Los gastos por reembolso. Aquí sumarías las comisiones por vender el fondo o traspasarlo en caso de haberlos.

Ten en cuenta estos cuatro consejos y podrás pagar menos impuestos en la renta gracias a tus fondos de inversión.

En Naranja I ¿Planes de pensiones o fondos de inversión? Esto es lo que pagarás (y te ahorrarás) en impuestos en función de lo que elijas

Conversación