El dilema del autónomo: ¿me abro un plan de pensiones o aumento mi base de cotización?

La base de cotización a la Seguridad Social de los autónomos menores de 47 años se puede elegir libremente dentro de unos límites. En concreto, en 2016 debe situarse entre 893,10 y 3.642,00 euros. Dado el amplio margen, muchos autónomos se plantean si es más conveniente aumentar la base de cotización o cotizar por una base menor y destinar el dinero  restante a un plan de pensiones.

El aumento de la base de cotización de los autónomos

Aumentar la base de cotización supone al autónomo tener que pagar a la Seguridad Social una cuota mayor. En contrapartida, permite acceder a una mayor pensión pública. Al mismo tiempo, también puede cotizar para poder cobrar la baja en caso de accidente o enfermedad, o una prestación en caso de tener que cesar su actividad.

Sin embargo, en algunos casos, puede haber un desequilibrio entre el dinero que se paga en cotizaciones y las prestaciones que se acaban percibiendo. El acceso a las diversas prestaciones y su cuantía está sujeto a requisitos, que pueden cambiar con el tiempo, lo que hace más complicado saber las prestaciones que se recibirán.

Por ejemplo, podría no llegar a cotizar el suficiente tiempo para cobrar una pensión. Y ello podría deberse a circunstancias de su vida como, por poner un solo ejemplo, un cese en su actividad por falta de clientes, o bien a un cambio en los requisitos para acceder a la pensión pública.

Pedir un Préstamo NARANJA sin ser de ING, no es infidelidad a tu banco

Desde 5,95%TIN (6,11% TAE)*.
Sin comisiones y sin domiciliar tu nómina.

La aportación a planes de pensiones

Los planes de pensiones ofrecen la ventaja de tener más flexibilidad. Si no se puede aportar, no pasa nada. Además, se puede traspasar el plan de pensiones,  cambiando de entidad o permaneciendo en ella. Uno mismo toma la decisión de en qué plan invierte lo que ha ahorrado.

Además, se puede retirar el dinero de los planes de pensiones no solamente en la jubilación, sino también otras circunstancias como el desempleo de larga duración, una enfermedad grave, la dependencia o el riesgo de desahucio. Adicionalmente, se permitirá retirar el dinero de nuestro plan de pensiones a los diez años.

Se pueden combinar distintas opciones

Se pueden combinar ambas opciones. Así, se puede incrementar la base de cotización hasta donde se considere conveniente y aportar el resto a planes de pensiones. Y también es posible compatibilizarlo con otras opciones de inversión, como invertir en un negocio, en fondos de inversión, en bolsa, etc.

En definitiva, una de las decisiones más importantes del autónomo es la elección de base de cotización. Los planes de pensiones son una buena alternativa de colocación del ahorro. Tienen importantes ventajas fiscales, aportan flexibilidad y son esa red de seguridad que necesita quien asume los riesgos de una actividad económica.

En Naranja | ¿Es sostenible el sistema de pensiones tal y como está diseñado en la actualidad?

Conversación