Tiempo de lectura: 3 minutos

El mercado, por su propia naturaleza, nunca sube o baja de forma constante sin tomarse un respiro puntual de vez en cuando. Tampoco la renta fija, que aunque en mucha menor medida que la renta variable, también puede vivir momentos de volatilidad.

Pero ¿a qué se pueden deber estos momentos?

Lo primero que debemos recordar es que la renta fija (deuda, ya sea de gobiernos o de empresas) aunque lo pueda parecer, no es fija. Quien invierte en ella recupera su inversión más los intereses pactados, siempre que aguante hasta su vencimiento, momento en el que cobramos el interés fijado (cupón) del bono. Sin embargo, si no aguantamos hasta vencimiento, habrá que ver cuánto nos ofrece el mercado por él. Porque, como pasa con las acciones, los bonos cotizan en un mercado que sube, pero que también puede bajar.

Fondos de inversión

0% comisión de suscripción o reembolso

Los Fondos NARANJA con los que podrías conseguir un extra de rentabilidad seas del tipo de inversor que seas

Potencial de rentabilidad. Invierte desde 1€ y siempre con tu dinero disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo NARANJA en la web.

De esta forma, cuando invertimos en un fondo de renta fija, estaremos invertidos en bonos por los que nos darán un interés fijo, pero cuyo precio varía de forma diaria en el mercado. Y es precisamente esta valoración diaria la que puede sufrir según algunas circunstancias económicas.

Cómo impacta la inflación en el mercado de renta fija

Uno de los principales factores detrás de la volatilidad en el mercado de renta fija es la inflación. La explicación es sencilla: un aumento de la inflación (especialmente por encima de lo esperado por el mercado) hace que aumenten las expectativas de subidas de tipos de interés adicionales por parte de los bancos centrales. Si un banco central decide subir los tipos de interés, tanto gobiernos como empresas podrán emitir nueva deuda (bonos) por los que ofrecerán un interés más alto. De ahí que los inversores prefieran los nuevos bonos, pues recibirán un interés fijo mayor que por los antiguos. Y aquí es precisamente donde se refleja la volatilidad del mercado.

¿Debemos preocuparnos entonces ante la volatilidad en el mercado de renta fija?

La respuesta debería ser no y te explicamos por qué.

Un largo plazo de rentabilidades positivas

Como humanos que somos, es lógico sentir cierta preocupación si viéramos bajadas en nuestro fondo. Sin embargo, esta reacción también indicaría que solo estamos pensando en el corto plazo y nos estaríamos olvidando de las rentabilidades reales que nos está dando nuestra inversión al cabo de los años.

Si echamos la vista atrás, el Fondo NARANJA Renta Fija ha ofrecido rentabilidades positivas en cada año desde su creación (como se puede ver en la siguiente tabla). Tan solo en 2015 tuvo una mínima rentabilidad negativa (-0,05%), que fue ampliamente compensada con el rendimiento del 2,40 %, obtenido en 2016.

Rentabilidad anual del Fondo NARANJA Renta Fija Fija

Año Rentabilidad
2006 1,28 %
2007 2,54 %
2008 0,91 %
2009 5,61 %
2010 0,78 %
2011 1,57 %
2012 5,45 %
2013 4,77 %
2014 3,18 %
2015 -0,05 %
2016 2,40 %
2017 1,46 %
2018* 0,08 %


*Datos actualizados hasta 28 de marzo de 2018

Rentabilidades pasadas, no garantizan rentabilidades futuras

Además, en ocho de los últimos diez años, el fondo ha conseguido una rentabilidad superior a la de los fondos de su categoría, llegando a duplicar el rendimiento en muchos casos.

Rentabilidad Fondo NARANJA Renta Fija vs Categoría

Fondo Naranja Vs Categoria. ING

Fuente: Elaboración propia

Salir y entrar del mercado nos hace perder dinero

Los datos demuestran que, si en momentos de caídas sentimos el impulso de reembolsar, podríamos echar por tierra la estrategia de inversión a largo plazo: si vendiéramos cuando el mercado cae, aparte de asumir pérdidas, podríamos perder la potencial subida después. No debemos olvidar que el mercado se mueve en ciclos, de ahí que sea tan importante controlar nuestras emociones y tener paciencia.

Nada como un caso real para hacernos a la idea:

 

Caso Práctico de Evolución de Renta Fija

Fuente: Elaboración propia

Como vemos en el gráfico, Inversor 1 e Inversor 2 invierten 20.000 € y lo hacen en el mismo momento. Pero, tras un periodo de bajadas, el Inversor 1 decide reembolsar cegado por sus emociones ante el movimiento vivido en el corto plazo. Sin embargo, el Inversor 2 mantiene posiciones y no vende hasta algunos años después.

¿Cuál es el resultado?

  • El Inversor 1 sale del mercado cuando el fondo baja, asumiendo una pérdida del 1 % (pierde 198 € de su inversión inicial)
  • El Inversor 2, al mantener posiciones en momentos de caída, consigue beneficiarse de la subida posterior, obteniendo una ganancia del 4 % (785 €).

Si aun así no estuviéramos contentos con la rentabilidad de nuestro fondo actual y hubiéramos encontrado otro que encaja mejor con nuestro perfil de inversor, el traspaso entre fondos podría ser la alternativa frente al reembolso, pues de esta manera no pagaremos impuestos hasta que decidamos recuperar nuestro dinero.

 

, , ,