que hacer con una herencia invertir de golpe
Tiempo de lectura: 4 minutos

Uno de los pocos momentos en la vida en que recibirás un dinero extra es cuando heredas. Una herencia nunca es una buena noticia, pero sí puede tener su lado positivo, ya que te obligará a tomar decisiones sobre ese patrimonio que acabas de recibir.

Lo primero que tendrás que hacer tras heredar es encargarte del papeleo, incluido el impuesto de sucesiones. Una vez solucionado, llegará el momento de ver qué hacer con ese dinero y ese patrimonio. Invertirlo podría ser una buena opción, pero quizá lo difícil es saber dónde y cómo hacerlo.

Cómo invertir una herencia

Si dentro de la herencia has recibido dinero en metálico o bienes que quieres vender como cuadros, un coche de época para el que no tienes sitio o muebles, por ejemplo, tarde o temprano surgirá la palabra inversión. Y lo hará probablemente antes si has heredado participaciones en un plan de pensiones o en algún fondo de inversión.

Existen muchas formas en las que podrías utilizar ese dinero. Sin embargo, desde un punto de vista financiero, éstas se limitan a dos: pagar deudas e invertir. Si tienes algún préstamo, puedes  cancelarlo y ahorrarte el pago de los intereses, como harías al amortizar una hipoteca de forma anticipada.

La segunda opción es invertir ese dinero para planificar tu jubilación o mejorar tu situación financiera a través de la inversión.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Minimiza el riesgo a largo plazo. Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Cuándo invertir el dinero de la herencia

La solución más rápida sería invertir cuanto antes y hacerlo todo de golpe ¿es la mejor opción? No tiene por qué. La clave al invertir en bolsa o en cualquier otro activo es acertar con el momento de realizar la inversión. Es lo que se conoce como market timing y puede marcar la diferencia.

Al final, se trata de comprar barato con el objetivo de obtener una rentabilidad real mayor para tu inversión. Sin embargo, acertar en los tiempos es todo un arte complicado de dominar. Así lo atestiguan diferentes estudios como el realizado en  las universidades de Mississipi, Nebraska e Iowa sobre compra de fondos entre 1991 y 2004, según los cuáles la rentabilidad media de los inversores es un 1,62 % menor por sus malas decisiones de inversión. El porcentaje cambia ligeramente en cada informe, pero la mayoría constata lo difícil que es acertar con los puntos de entrada y salida en el mercado.

La alternativa a invertir de golpe es hacerlo poco a poco, invirtiendo pequeñas cantidades cada vez. Esta fórmula permite mitigar la volatilidad o reducir el riesgo. Como compras en diferentes momentos, el timing no es importante. Habrá ocasiones en que compres más caro que se compensarán con otras en las que lo hagas más barato. Hay dos estrategias para hacerlo:

Dollar-Cost Averaging

En nuestro caso, podríamos definirlo como Euro-Cost Averaging al invertir en euros, pero su nombre más habitual es Dollar-Cost Averaging porque surgió en Estados Unidos. Se trata de un sistema para empezar a invertir cuando no se tiene muy claro cómo o cuándo hacerlo. Consiste en realizar aportaciones periódicas de un importe fijo durante un intervalo de tiempo determinado. A modo de ejemplo, si has heredado 25.000 €, puedes invertir 5000 € cada mes durante cinco meses o, si prefieres alargarlo durante un año, 2083 € al mes.

Value Averaging

Esta estrategia es similar a la anterior con la diferencia de que aquí la cantidad de las aportaciones no es fija, sino que depende de la evolución de las inversiones. Este método, desarrollado por el profesor Michael E. Edelson, invita a invertir cuando el valor en bolsa es más bajo y no hacerlo cuando la bolsa o el valor del fondo en el que invertimos es más alto.

Beneficios y ventajas de invertir todo de golpe

Inversión de golpe o inversiones periódicas que hacer

El principal incentivo de invertir de golpe es que, si lo haces bien, podrías ganar más que invirtiendo poco a poco. Así lo estima el estudio Dollar-cost averaging just means taking risk later realizado por la gestora Vanguard. Los datos son claros: invertir todo de una vez es mejor en un 66% de los casos y permite ganar cerca de un 2% de media en 10 años.

Más allá de los números, invertir de golpe solucionaría el problema de la procastinación. Si invertimos todo de una vez, no tendremos que volver a pensar en hacerlo,  aunque sí habrá que vigilar la evolución de la cartera.

Beneficios y ventajas de invertir poco a poco

El objetivo de invertir de forma periódica es reducir el riesgo y eliminar el impacto del market timing. De hecho, la principal virtud de promediar el coste de compra es disminuir la volatilidad a la que te enfrentas.

Al comprar en diferentes periodos promedias el coste de la compra. Habrá momentos donde compres más caro, pero también otros en los que lo hagas más barato. Desde un punto de vista psicológico, es más fácil invertir poco a poco, ya que reduce el miedo a equivocarse y el miedo a las caídas del mercado. Y es que, sabes que si hay una caída, la aprovecharás al comprar más barato en lugar de entrar en pánico y salir del mercado.

Cuándo diversificar una inversión

Diversificar: cómo y cuánto es recomendable

Independiente de cómo elijas invertir la herencia, nunca debes olvidar una de las reglas de oro del mercado: diversifica tus inversiones. En otras palabras, hacer bueno el dicho de no poner todos los huevos en una misma cesta.

Una de las ventajas de tener más dinero de partida es que puedes diversificar mejor tus inversiones. Los fondos de inversión son una buena forma de hacerlo. Un fondo ya es un instrumento diversificado en sí mismo, pero puedes diversificar todavía más invirtiendo en varios fondos.

En cualquier caso, recuerda que para que una cartera de inversión esté bien diversificada sería recomendable que cuente con diferentes tipos de activos (renta fija y renta variable), que estén en distintos sectores y en diferentes áreas geográficas. Los fondos indexados y los ETF son dos productos que te permitirán lograrlo al tiempo que inviertes poco a poco.

En Naranaja I Problemas matemáticos clásicos: la herencia del tío rico


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…