Plusvalía del muerto
Tiempo de lectura: 3 minutos

Herencias e impuestos van siempre de la mano, y sólo hay una forma de evitarlo: planificarte. Así podrás elegir el mejor momento para traspasar un bien a tus herederos (en vida o como herencia), aprovechar determinados seguros para organizar la herencia o beneficiarte de reglas especiales, como la plusvalía del muerto.

¿Qué es la plusvalía del muerto?

La plusvalía del muerto es una regla fiscal especial que se aplica al heredar acciones, fondos de inversión y, en general, cualquier inversión que tuviese que tributar en la declaración de la renta del fallecido como ganancia o pérdida patrimonial.

En condiciones normales, esos beneficios tendrían que tributar en la declaración de la renta como parte de las ganancias del ahorro. Es decir, al hacer el IRPF Hacienda se quedaría entre un 19% y un 23% del beneficio generado por esas inversiones. La plusvalía del muerto elimina ese peaje fiscal.

En otras palabras, gracias a esta figura, no tendrás que pagar impuestos en la renta por las ganancias acumuladas por fondos de inversión, fondos indexados o acciones que hayan sido heredades, por poner tres ejemplos. Y no se trata de magia, sólo es el resultado de cómo tributan estos productos de inversión cuando se heredan.

Cómo funciona la plusvalía del muerto

El funcionamiento de esta regla fiscal es en realidad bastante sencillo. Para entender qué es y cómo funciona la plusvalía del muerto, primero hay que tener claro qué pasa con los fondos de inversión en una herencia.

Al heredar un fondo de inversión, se toma su valor liquidativo a fecha del fallecimiento y se suma a la masa hereditaria, donde tributará en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. La ganancia que hubiese acumulado no importa a efectos de ese impuesto, sólo su valor liquidativo.

Ese será, además, el valor de compra del fondo para los herederos. Cuando liquiden el fondo y tengan que pagar impuestos, su ganancia se calculará según la diferencia del valor por el que lo heredaron y el valor por el que se vende, no por el valor al que se firmó inicialmente.

Así es como las ganancias acumuladas por el fondo hasta el fallecimiento de su titular evitan tener que tributar en la renta de quien las recibe y también en la declaración del fallecido.

La plusvalía del muerto y los fondos de inversión: un ejemplo

La plusvalía del muerto se aplica sobre distintos productos, pero el que mejor lo refleja y mejor permite aprovechar esta ventaja es el fondo de inversión.

Los fondos de inversión son una gran herramienta para invertir a largo plazo gracias a cómo aprovechan el diferimiento fiscal. Con un fondo evitarás pagar impuestos hasta el momento de recuperar el dinero, ya que siempre que reinviertas las ganancias al cambiar de fondo, éstas quedan exentas en el IRPF.

Gracias a la plusvalía del muerto, todas esas ganancias acumuladas pasarían a los herederos sin pagar impuestos. Por ejemplo, si hubieras heredado un fondo con una aportación inicial de 10.000 € que hubiera conseguido un 50 % de rentabilidad en los últimos 15 años, tendrías que pagar impuestos por 5000 € (los beneficios). Pero, al aplicarse la plusvalía del muerto, evitas tener que pagarlos, evitando casi 1000 € en impuestos si rescatas el fondo.

La plusvalía del muerto es un ejemplo de cómo planificar la herencia (o dejar de hacerlo) puede suponer una gran diferencia para los herederos y el patrimonio que recibirán.

Fondos Cartera NARANJA

Te lo ponemos fácil

Con los Fondos Cartera NARANJA accedes a los principales mercados del mundo con un solo producto.

Invierte la cantidad que quieras. Con menos gastos y comisiones.

Encuentra el que mejor se adapte a tu perfil inversor.

En Naranja I Tengo 10.000 € en el banco, ¿meto todo de golpe o en pequeñas aportaciones?

, , ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, media: 4,50 sobre 5)
Cargando...