Términos de fondos de inversión
Tiempo de lectura: 5 minutos

Estás decidido a conocer en detalle tu fondo de inversión. Te has descargado el folleto íntegro y buscado información al respecto, pero cuando te pones manos a la obra ves cómo la mitad de términos y ratios que mencionan te suenan a chino. Tranquilo y no desesperes, porque no eres el único al que le pasa.

Las autoridades, bancos y gestoras de fondos se esfuerzan por acercar el funcionamiento de los fondos de inversión, pero aun así el camino por recorrer es largo. Muchas de las palabras que se usan en el sector y aparecen en los folletos de inversión son poco descriptivas y todavía menos intuitivas. Las que tratan sobre ratios e indicadores para evaluar fondos son el mejor ejemplo: ratio de sharpe, alfa o beta ¿que no sabes qué significan? Vamos a descubrirlo e intentar que las entiendas.

Términos básicos de un fondo de inversión

Al hablar de fondos de inversión hay palabras que se refieren al propio fondo y sus componentes, mientras que otras lo hacen a formas de comparar el producto con otros.

Código ISIN

Es el DNI del fondo de inversión. Consta de un código único alfanumérico de 12 caracteres que sirve para identificar de manera unívoca al fondo.

Volatilidad

Es una de las principales medidas de riesgo de un fondo, aunque se limita a cuantificar las oscilaciones históricas con respecto a la rentabilidad media del propio fondo. Es decir, no recoge el riesgo específico de los activos en los que invierte el fondo, sino que mide cuánto ha fluctuado su cotización en el pasado. ¿Por qué se usa como medida de riesgo? Porque da una aproximación de cuánto podríamos llegar a perder si vendiéramos en los peores momentos, fijándose en la evolución pasada. Si invertimos a largo plazo, no debería ser un factor decisivo.

Benchmark

Es el índice que se usa como referencia para comparar el comportamiento del fondo. El benchmark puede ser un conjunto de índices o de valores que sirven para saber cómo evoluciona el fondo respecto al mercado. A modo de ejemplo, un fondo de acciones españolas podría utilizar el Ibex 35 (índice de las 35 principales empresas españolas cotizadas) como benchmark. Así podrías saber si está batiendo o no al principal índice del mercado español.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Minimiza el riesgo a largo plazo. Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Valor liquidativo

Es lo que vale cada una de las participaciones, es decir, su precio a mercado, lo que te costaría adquirir una y lo que te pagarán si las reembolsas. Por ejemplo, si con 1000 € pudiésemos adquirir 100 participaciones de un fondo, su valor liquidativo sería de 10 €.

Divisa de denominación

Es la moneda en la que los inversores compran y venden las participaciones del fondo. Pero no significa que el fondo sólo invierta en esa moneda; si el fondo invierte en activos denominados en una divisa diferente se dice que incurre en riesgos de tipo de cambio.

VaR o Value at Risk

Es otra forma de cuantificar el riesgo de una inversión, a partir del análisis de los precios y las fluctuaciones pasadas. El VaR mide la máxima pérdida esperable en un periodo de tiempo concreto y con un cierto nivel de confianza (o probabilidad). Cuando en el resumen trimestral de tu fondo ves que el VaR es de un 3 % a un año, con un 99 % de confianza, quiere decir que a un año existe un 99 % de posibilidades de que el fondo no pierda más de un 3 %. Da una buena aproximación en mercados tranquilos, pero no funciona cuando sube la volatilidad del mercado (por ejemplo, durante la crisis financiera de 2008).

Indicadores que se usan en fondos de inversion

Indicadores y ratios de un fondo de inversión

Aclarada la terminología básica llega el momento de la parte más avanzada de este glosario de términos de fondos de inversión. Es la que trata sobre ratios e indicadores que los inversores usan para analizar el comportamiento de un fondo, entre otras cosas. Para construirlos se utiliza información pasada, de forma que sólo debemos utilizarlos como referencia, pero sabiendo que no tienen capacidad de garantizar el riesgo o la rentabilidad futura.

La beta

La beta es un indicador de riesgo que mide la relación entre la volatilidad del fondo y la del mercado en el que se negocia. En otras palabras, analiza la sensibilidad del fondo respecto a los movimientos del mercado comparando sus oscilaciones.

La beta puede ser mayor, menor o igual a uno y en cada caso significará una cosa diferente:

  • Beta igual a 1. El fondo evoluciona en consonancia con el índice de referencia.
  • Beta mayor a 1. El fondo es más volátil que el índice de referencia, así que cualquier movimiento del mercado es más agresivo en el fondo. Cuando el mercado sube, el fondo lo hace todavía más, pero en momentos de pérdida, el fondo pierde aún más que el mercado.
  • Beta menor a 1. El fondo es menos volátil que el mercado, así que reacciona por debajo de lo que lo hace éste, amortiguando subidas o bajadas.

A modo de ejemplo, un fondo con una beta de 1,2 es un 20% más volátil que el mercado, así que subiría un 12 % cuando el mercado lo hace un 10 %, pero también bajaría un 12 % cuando el mercado cae un 10 %.

Alfa

El Alfa se utiliza para medir la habilidad del gestor para generar valor al fondo. Partiendo de la rentabilidad esperada por la beta (por encima o por debajo de la rentabilidad del mercado), el alfa mide la rentabilidad extra que es capaz de generar el gestor.

A efectos prácticos, un Alfa positivo indica que el gestor añade valor gracias a sus decisiones, más allá de lo que haga el índice de referencia del fondo.

Ratio de Sharpe

Este ratio indica la rentabilidad del fondo ajustada al riesgo (volatilidad). Debe su nombre al Premio Nobel de Economía William Forsyth Sharpe, que lo creó en 1966 y lo actualizó en 1994.

Sirve para comparar fondos semejantes con distinta rentabilidad y riesgo (entendido como volatilidad). Cuanto mayor sea el ratio, más rentabilidad consigue el fondo con menos volatilidad. Para que lo entiendas mejor, en el siguiente cuadro vemos cómo, aunque la rentabilidad del fondo A es menor, su menor volatilidad hace que el ratio de Sharpe sea mayor (es decir, consigue mayor rentabilidad que el fondo B para un nivel de riesgo dado, o lo que es lo mismo, consigue su rentabilidad con menos altibajos que el fondo B):

Rentabilidad Volatilidad Ratio de Sharpe
Fondo A 10 % 12 % 0,5
Fondo B 15 % 25 % 0,44

Tracking error

El tracking error mide lo ajustadas que están las rentabilidades de un fondo indexado (un fondo que replica a un índice, como por ejemplo el Ibex35) con respecto a su índice de referencia (el propio Ibex35). La forma de medirlo es la volatilidad, de forma que un fondo con tracking error bajo seguirá más fielmente al índice que uno con tracking error mayor.

Este término es útil  cuando contratamos un fondo indexado o un ETF, para comprobar si está gestionado de forma adecuada y vamos a obtener una rentabilidad lo más ajustada posible al índice de referencia. Un fondo de gestión activa, como lo que pretende es obtener más rentabilidad que su índice de referencia, debería tener un tracking error grande.

En Naranja I Cuatro comportamientos comunes a todo buen inversor

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…