Así afecta un euro fuerte a tu bolsillo y a tus inversiones

La política monetaria promete marcar las tendencias de inversión en 2018 con los tipos de interés como protagonistas. Entre los eventos clave de este año, el informe de Estrategia 2018 de Renta 4 prevé que continúe la fortaleza del euro a corto y medio plazo.

Un euro fuerte puede sonar a que Europa va bien, cuando no necesariamente tiene por qué ser así. Lo que ocurra con el euro afectará a tu bolsillo, a tus inversiones y, en general, a la economía europea. De hecho, muchas veces lo hará de forma opuesta en cada caso. Esto es lo que puedes esperar si la moneda única mantiene sus actuales niveles frente al dólar y otras divisas.

Carburantes e importaciones más baratas

El crudo se compra y se vende en dólares. Con un euro más fuerte, el precio de los carburantes antes de impuestos es más barato o debería ser barato. Eso sí, tampoco espere caídas del 10%. Y es que más de la mitad de lo que pagas por la gasolina son impuestos, costes logísticos de la empresa y márgenes de ganancia de la petrolera.

Un euro fuerte ayudará a contener el precio de la gasolina en Europa y, en general, todos los productos que se importen de países que no utilicen el euro como moneda, especialmente los procedentes de Estados Unidos.

Por el contrario, las empresas exportadoras sufren con un euro fuerte, porque sus productos son más caros fuera de la Unión Europea y muchos clientes buscarán alternativas más económicas

Broker NARANJA

8€ por operación en bolsa española.

Hasta 30.000€

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos

Herramientas gratuitas para sacarle más partido a la bolsa.
0€ custodia* y 0€ cobro de dividendos.

Mayor contención de la inflación

La inflación es el gran enemigo de tus ahorros e inversiones a largo plazo. Y es que cada año que pasas sin obtener un rendimiento igual o superior a la inflación, tu dinero pierde valor. Con menos inflación será más fácil obtener una mayor rentabilidad real por tus inversiones.

Para que lo entiendas mejor, si el precio del dinero sube un 2% y guardas tus ahorros debajo del colchón, al cabo de 5 años ese dinero valdrá un 10,4% menos. Si inviertes pero sólo consigues una rentabilidad del 1% anual, mitigarás la pérdida, pero aun así tu dinero valdrá un 1% menos cada año. Por eso mismo para calcular la rentabilidad real de una inversión siempre debes restar la inflación.

Un euro fuerte presiona a la baja la inflación, especialmente porque las importaciones tienen un precio relativamente más barato (la gasolina, por ejemplo, será más barata en España, lo que provocará una reducción del IPC).

Sin embargo, esta caída de la inflación tiene una cara oculta. Como los precios no suben, se reducen los incentivos para comprar ahora y hacerlo más adelante esperando que los precios sean todavía más baratos; y en teoría esto puede afectar al consumo y a la marcha de la economía, que depende de él.

Conseguir que la inflación se estabilice en torno al 2% es uno de los objetivos del Banco Central Europeo (BCE). Si la inflación cae, es fácil que el organismo presidido por Mario Draghi tome medidas al respecto.

Viajarás más barato, pero verás menos turistas en España

Con una moneda fuerte tus viajes serán más baratos. Si vas, por ejemplo, a Estados Unidos, los gastos de estancia serán menores y también las compras. En otras palabras, puede ser un buen momento para viajar.

Por el contrario, un euro fuerte afectará al turismo de fuera de la Unión Europea. Para ti es más barato viajar, pero para el turista chino, japonés, británico o estadounidense, será más caro venir a España.

¿Bolsa europea menos atractiva?

Como acabas de ver, un euro fuerte beneficiará a las empresas importadoras y centradas en la producción pero penalizará a las exportadoras. Los mercados financieros y más concretamente las empresas cotizadas van a terminar recogiendo estos movimientos.

El resultado es que puede haber caídas en las bolsas europeas o, por lo menos, en las empresas cuyo negocio dependa más de la exportación. Por su parte, las compañías cuyo mercado sea Europa verán cómo sus importaciones son más baratas, pero pueden verse afectadas por una caída del consumo.

Este es un buen ejemplo de por qué es importante diversificar y tener acciones en más de una región, en varios sectores y con diferentes tipos de empresa. Los fondos indexados son una buena forma de lograrlo.

En Naranja I ¿Qué hacer con mis inversiones si cae el mercado?

Conversación