Coronavirus economía
Tiempo de lectura: 6 minutos

La economía se ha visto azotada por el coronavirus, que ha atacado con una contundencia sin precedentes. Un auténtico cisne negro que ha tenido un gran impacto en los mercados financieros, ya que la única forma que por el momento ha habido de frenar su expansión, exige una paralización casi total de la economía.

Pero, ¿qué pasará en los próximos meses? ¿Saldremos de esta crisis rápidamente? ¿Cómo está afectando el coronavirus a la economía? ¿Qué debo hacer con mis inversiones? A estas y otras preguntas responde Francisco Quintana, director de estrategia de inversión de ING.

¿La salida de la crisis del coronavirus va a ser repentina o vamos a pasar un tiempo de penurias?

Desafortunadamente, no lo sabemos. De hecho, las evidencias anteriores ni siquiera nos proporcionan las herramientas adecuadas para valorarlo. Las epidemias se caracterizan por estar bastante localizadas, y los movimientos en los mercados siempre se han debido más a los nervios que a un movimiento realmente relevante. Así ha sucedido con las seis grandes epidemias de años anteriores, que tenían un cierto impacto en los mercados, pero muy poco impacto económico.

Cuando ya descubrimos que el Covid-19 podía ser una pandemia a nivel mundial, pasamos a compararlo con pandemias anteriores. Sin embargo, tampoco disponemos de datos fiables, porque en los últimos 40 años solo hemos tenido una pandemia declarada por la OMS, la de la gripe A, con apenas impacto económico. Tampoco sirve compararlo con otros desastres naturales, que suelen ser eventos que tienen un gran impacto, pero después se produce una recuperación rápida.

Lo que sí sabemos a día de hoy es que la parálisis económica del próximo trimestre va a provocar la primera recesión mundial desde el año 2008. Pero esto no quiere decir que la recesión vaya a permanecer durante todo el año. De hecho, cuatro de los cinco grandes bancos de inversión a nivel mundial creen que el crecimiento económico va a sufrir mucho, pero que vamos a terminar el año creciendo.

¿Se recuperará la economía española de la crisis del coronavirus?

En ING cambiamos las previsiones de crecimiento, y esperamos que la economía española se contraiga casi un 3 % en 2020. Sin embargo, es probable que la recuperación sea rápida, en forma de “V”, ya que se espera que la recesión se mantenga únicamente entre uno y dos trimestres, dependiendo también de lo que dure la crisis del coronavirus.

Esperamos que la economía española se contraiga un 3 % en 2020, aunque es probable que la recuperación sea rápida.

Esto es muy importante, porque una recesión corta no deja cicatrices en el largo plazo. Sin embargo, si para finales de verano la actividad económica no se ha recuperado, el escenario sería significativamente peor.

¿Qué podemos hacer en un entorno en el que la bolsa es tan volátil?

Nos encontramos ante el peor escenario posible para la bolsa, porque la actividad financiera está llena de incertidumbre. Desde que el virus llegó a Italia y vimos que éramos incapaces de controlar la expansión del virus, las bolsas entraron en pánico y colapsaron. Fundamentalmente por dos motivos: por un lado, porque no sabemos lo que va a pasar y, por otro, porque no sabemos si tenemos las herramientas y la voluntad necesarias para luchar contra ello.

Esto ha hecho que, en los dos últimos meses, la bolsa mundial haya caído un 25 %, unos niveles cercanos a las grandes crisis de la historia. En las últimas dos semanas hemos eliminado una de las principales incertidumbres, ya que los bancos centrales y todos los gobiernos están plenamente comprometidos a acabar con la crisis.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Esto, que parece tan evidente ahora, hace tan solo dos semanas no lo era. Todos los gobiernos y los bancos centrales están lanzando paquetes de estímulo que, aunque sea de forma descoordinada, están enviando un mensaje a los mercados de que todos están luchando con un objetivo común. Ahora falta por saber en cuánto tiempo vamos a controlar la epidemia, y esta es la principal incertidumbre que queda por aclarar.

Por eso, si alguien sufre ante este escenario o necesita el dinero en el corto plazo, lo mejor es que no invierta en bolsa, al menos de momento. Pero una persona que no necesite el dinero ahora debe hacerse la siguiente pregunta: ¿crees que el mundo va a estar mejor en cinco años? Si la respuesta es sí, es buen momento para invertir. Además, así eres partícipe de ese progreso.

Si es buen momento para invertir, ¿mejor todo de golpe?

Invertir todo de golpe puede ser una buena opción si aciertas en el momento (es lo que se conoce como Market Timing), aunque también puede tener efectos negativos si no se escoge adecuadamente.

Una alternativa para minimizar este riesgo es la inversión periódica. Esta estrategia tiene una ventaja: se adapta muy bien a la evolución de los mercados financieros. Si la bolsa está muy cara, estás comprando una parte pequeña, y si la bolsa sufre caídas como la actual, estás comprando un 25 o un 30 % más con el mismo capital. Es decir, este sistema te permite adaptarte a las variaciones de precios.

Existen muchas estadísticas que lo demuestran. Por ejemplo, en el periodo que va entre 2008 y 2015, la rentabilidad mundial de la bolsa fue de aproximadamente un 6 %. Sin embargo, si vas haciendo aportaciones periódicas, consigues duplicar esta cantidad.

El IBEX está por los suelos, ¿qué empresas tienen futuro en bolsa?

Invertir se basa en la idea de que la economía va a progresar. Sin embargo, conocer los detalles de qué empresas van a ir mejor o peor es casi imposible. La expansión del coronavirus es un cisne negro que ha afectado a la economía mundial, pero diariamente hay muchos otros eventos que tienen un impacto similar a pequeña escala: un nuevo competidor más eficiente, un cambio en la regulación, un descubrimiento que haga obsoleta la tecnología actual… Existen muchos ejemplos de empresas que, aunque se consideraban eternas, han desaparecido.

Es muy difícil atinar con los detalles, por lo que optamos por comprar el mercado en su totalidad. Esta filosofía de inversión se conoce como gestión indexada.

¿Voy a recuperar el dinero que invertí en 2019 si no muevo mi fondo?

No lo sabemos, aunque la evidencia histórica indica que sí. En periodos superiores a once años en la historia de la bolsa mundial, nadie ha perdido dinero. Y en estos periodos se incluyen eventos tan terribles como la crisis del 29 o la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

En general, en la mayoría de los periodos, si no hay un evento catastrófico, lo normal es que los resultados sean positivos. Así que, si dejas tu dinero tranquilo y puedes permitirte esperar 10 años o más, ese dinero se va a recuperar, al menos si nos basamos en la evidencia histórica.

Recordemos que no estamos ante una guerra o una depresión económica. Nos enfrentamos a una recesión que puede durar entre uno y tres trimestres, de manera que es probable que la recuperación se produzca en un horizonte temporal mucho más reducido.

¿Servirán de algo las medidas de gobiernos y bancos centrales para paliar la crisis del coronavirus?

La situación actual ha hecho que los gobiernos y los bancos centrales hayan lanzado paquetes de estímulo a un nivel que no habíamos visto nunca antes. La decisión particular de España va en la dirección correcta, aunque de momento no parece suficiente. El grueso del paquete de estímulos son avales que se ofrecen a empresas para obtener liquidez, pero esto no arregla la parte de ingresos que van a dejar de obtener.

El resto sí son recursos que se van a utilizar para paliar la crisis, y parece que este paquete va a tener que ser ampliado en los próximos meses. Lo positivo es que todos los gobiernos van en la misma dirección.

Por otro lado, los bancos centrales no pueden hacer mucho más para paliar la crisis. El Banco Central Europeo ha sacado toda la artillería, y ya no pueden ser más flexibles. La única decisión expansiva que podrían tomar es comprar los bonos emitidos por los estados sin ningún tipo de restricción. En nuestra opinión, han hecho los deberes, y parece que van a seguir haciendo todo lo que haga falta.

Las medidas de los gobiernos van en la buena dirección.

¿Qué hacer con los fondos que tienen pérdidas?

La inversión solo funciona bien bajo determinadas condiciones: diversificación, largo plazo y bajo coste. En estas circunstancias, tenemos la certeza de que no se pierde dinero en un horizonte temporal largo y que incluso se obtienen rentabilidades positivas. En el corto plazo, sin embargo, hay mucha volatilidad e incertidumbre.

En general, parece mala idea deshacerse de esas inversiones en este momento, sobre todo después de haber vivido una caída del 25 %. Tenemos una tendencia histórica a liquidar nuestras inversiones justo cuando hemos sufrido la mayor parte de los desplomes y antes de ver las recuperaciones. Es un patrón repetido ampliamente a lo largo del último siglo, pero es un error.

Este viernes, Paco Quintana repasará la actualidad económica en un directo en Instagram, donde también puedes aportar tus preguntas y cuyas respuestas iremos añadiendo a este artículo.

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…