Coronavirus economía
Tiempo de lectura: 12 minutos

La economía se ha visto azotada por el coronavirus, que ha atacado con una contundencia sin precedentes y ha tenido un gran impacto en los mercados financieros, ya que por el momento la única forma que hay de frenar su expansión exige una paralización casi total de la economía.

Pero, ¿qué pasará en los próximos meses? ¿Saldremos de esta crisis rápidamente? ¿Cómo está afectando el coronavirus a la economía? ¿Qué debo hacer con mis inversiones? A estas y otras preguntas responde Francisco Quintana, director de estrategia de inversión de ING.

¿La salida de la crisis del coronavirus va a ser repentina o vamos a pasar un tiempo de penurias?

Desafortunadamente, no lo sabemos. No existen referencias en el pasado que nos puedan servir de guía. Por ejemplo, las epidemias tradicionales (SARS, ébola, gripe aviar, etc.) siempre se han caracterizado por estar bastante localizadas en una zona geográfica. Cuando han tenido un impacto en la bolsa y los bonos ha sido más debido al miedo y los nervios que a una amenaza real en la economía. Así ha sucedido con las seis grandes epidemias de los últimos 20 años: han tenido un cierto impacto en los mercados, pero muy poco impacto económico.

No tenemos tampoco referencias de pandemias (que son epidemias de gran expansión y alcance geográfico). En los últimos 40 años solo hemos tenido una pandemia declarada por la OMS, que fue la gripe A en 2009, y que apenas tuvo impacto económico ni en la bolsa. Tampoco sirve compararlo con otros desastres naturales, que suelen ser eventos que tienen un gran impacto en el corto plazo, pero después se produce una recuperación rápida, en la que la reconstrucción suele estimular la recuperación.

Lo que sí sabemos a día de hoy es que la parálisis económica de la primera mitad del año va a provocar la primera recesión mundial desde el año 2008. Pero esto no quiere decir que la recesión vaya a permanecer durante todo el año. El FMI publicó el 14 de abril sus previsiones actualizadas, y espera que la economía mundial se contraiga un 3 % este año, y España un 8 %, con el desemplo subiendo al 20 % (desde el 14 % previo a la crisis).

¿Cuánto tiempo crees que tardaremos en recuperar la actividad económica?

A día de hoy, la recesión es inevitable. La caída en el corto plazo está siendo muy severa, a niveles comparables con una guerra. A partir de mayo empezará un proceso de normalización muy gradual. En el mejor de los casos, volveríamos a ver una economía similar a la de febrero, antes de la crisis, en el primer trimestre de 2021. Pero si algo se complica, por ejemplo, con una nueva oleada de la epidemia que provocara un nuevo confinamiento, la normalización podría retrasarse otro año

La economía española es particularmente vulnerable y por eso caerá mucho más que la media global. El turismo y la hostelería tienen mucho peso. Además tenemos una altísima proporción de pymes y autónomos en comparación con otros países de nuestro entorno, y éstos son más frágiles, tienen menos colchón financiero para sobrevivir una parálisis económica de varios meses.

En este sentido, hay dos escenarios posibles:

  • El realista, que dice que a finales del mes de abril o inicios de mayo empieza a relajarse el confinamiento y a partir de ahí comienza a reactivarse la economía poco a poco. En este caso, se estima una caída del PIB español que, según las distintas fuentes, varía entre un 4 % y un 8 % en 2020, un porcentaje similar a la caída que se produjo en 2008, que fue del 4 %. Además, supondría un incremento del desempleo de más de medio millón de personas, que acabaría con una tasa de paro de alrededor del 20 %. En 2021 la economía crecería entre un 3 % y un 5 %, lo que supondría un rebote notable pero no una recuperación total de la caída.
  • El negativo, menos probable, que supone que la pandemia dura hasta doce meses por la relajación de las políticas del confinamiento. En este caso, la crisis será más seria.

¿Qué podemos hacer en un entorno en el que la bolsa es tan volátil?

El mes de marzo generó el peor escenario posible para la bolsa. Al llegar el virus a Italia y constatar que éramos incapaces de controlar su expansión, las bolsas entraron en pánico y se hundieron. Esto sucedión fundamentalmente porque no sabemos lo que va a pasar, la falta de elementos para evaluar el futuro hace que la incertidumbre se dispare, impidiendo a los inversores valorar las empresas.

Esto provocó una caída de la bolsa mundial de alrededor del 30 %, unos niveles cercanos a las grandes crisis de la historia. Sin embargo, en las últimas dos semanas de marzo se han eliminado algunas de las principales incertidumbres. Ya sabemos que los bancos centrales y todos los gobiernos están plenamente comprometidos a acabar con la crisis, y que vamos a ver unos programas de estímulo sin igual en la historia reciente. Además empezamos a ver algunos signos de normalización, tanto en China como en Europa, donde países como Austria están ya relajando el confinamiento.

Fondos Cartera NARANJA

Te lo ponemos fácil

Con los Fondos Cartera NARANJA accedes a los principales mercados del mundo con un solo producto.

Invierte la cantidad que quieras. Con menos gastos y comisiones.

Encuentra el que mejor se adapte a tu perfil inversor.

Ninguna de estas cosas era evidente hace un mes. Ahora falta por saber en cuánto tiempo vamos a controlar la epidemia, y esta es la principal incertidumbre que queda por aclarar. No es un asunto menor, por lo que es probable que aún veamos volatilidad.

Por eso, si alguien sufre ante este escenario o necesita el dinero en el corto plazo, lo mejor es que no invierta en bolsa, al menos de momento. Pero una persona que no necesite el dinero ahora debe hacerse la siguiente pregunta: ¿crees que el mundo va a estar mejor en cinco años? Si la respuesta es sí, es buen momento para invertir, se han reducido los precios considerablemente para tener en centa el impacto de la recesión que se avecina. Además, así eres partícipe de ese progreso.

Entonces, ¿es buen momento para invertir en bolsa?

Para esta pregunta hay tres tipos de alternativas posibles, que se corresponden con tres filosofías diferentes de inversión.

Primero, si crees que es posible prever los giros y tendencias del mercado, entonces tienes que encontrar un analista cuyo análisis te convenza -o formar tú mismo tu propia opinión- e invertir según lo que diga ese análisis.

Por ejemplo, JP Morgan, el banco de inversión más importante del mundo, recomienda comprar oro en el corto plazo, porque espera más volatilidad. En el largo plazo, este banco de inversión recomienda comprar acciones de Estados Unidos, porque el paquete de estímulos que el Gobierno y la Reserva Federal están lanzando al mercado es muy potente, y además esperan que la recuperación será rápida.

Otro ejemplo de uno de estos análisis sería el de Blackrock, la gestora más grande del mundo. Ellos creen que ya ha pasado lo peor, y su recomendación es no vender en este momento, sino comprar renta variable de Estados Unidos y bonos de la periferia europea, sobre todo española e italiana, evitando la renta variable europea y japonesa.

Por último, Amundi, la gestora más grande en Europa, también cree que lo peor ya ha pasado, pero recomienda no invertir en renta variable en este momento, porque anticipa una recuperación lenta. Su recomendación es comprar bonos de la periferia europea, de Italia y España fundamentalmente, por los mismos motivos que Blackrock.

Para invertir según esta filosofía existen muchas opciones. Puedes invertir directamente en los fondos de gestión activa que ofrece tu banco, en los que el gestor de cada fondo seleccionará las inversiones que considere adecuadas. O también puedes comprar los productos por ti mismo, en el bróker de tu banco o fuera.

La segunda alternativa, es protegerse de la volatilidad que viene, saliéndose del mercado. No sabemos cómo serán los próximos meses, pero es muy probable que haya subidas y bajadas importantes. Los inversores que sienten miedo ante esta perspectiva deben considerar salir del mercado ahora. Es decir, vender tu fondo. Esto supone afrontar pérdidas (y no esperar a recuperarlas), pero al menos te ahorras tener que sufrir por las bajadas y subidas del mercado actual.

La tercera alternativa, que es la que yo aplico en mis inversiones, es invertir a largo plazo y no intentar adivinar los mejores momentos para comprar o vender.

Se basa en un solo principio: no sabemos qué va a pasar en el corto plazo, pero tenemos una idea bastante sólida de lo que ocurrirá en el largo plazo. Es imposible conocer la reacción de los mercados en el corto plazo. Por ejemplo, hace unos días, EEUU publicó el peor dato de paro de su historia, mucho peor de lo inicialmente esperado. Sin embargo, el mercado subió. Muchos se han perdido el rebote de cerca del 20 % de las últimas semanas, y que han reducido a la mitad el impacto de la crisis. Es muy peligroso entrar y salir, porque las recuperaciones se producen de manera inesperada, incluso en momentos en los que las perspectivas son muy oscuras, como en el pasado mes.

De hecho, en los últimos diez años, la bolsa ha dado un 90 % de rentabilidad acumulada; si alguien se pierde los 20 mejores días de estos diez años, la rentabilidad baja hasta el 7 %. Es decir, casi toda la rentabilidad se da en unos pocos días, que normalmente suelen coincidir con momentos de estrés como el actual.

Si además de ser disciplinado, consigues invertir de manera muy diversificada y con costes bajos, tienes muchos de los elementos que históricamente han constituido inversiones exitosas. Ahora además, hay mucha más disponibilidad de herramientas para hacer eso, en particular los fondos indexados que replican el comportamiento del mercado mundial.

Hay básicamente tres alternativas de inversión ahora: tratar de determinar qué activos lo van a hacer mejor en los próximos meses, salirte del mercado ahora o invertir en todo el mundo y a largo plazo mediante fondos indexados.

Si es buen momento para invertir, ¿mejor todo de golpe?

Invertir todo de golpe puede ser una buena opción si aciertas en el momento (es lo que se conoce como Market Timing), aunque también puede tener efectos negativos si no se escoge adecuadamente.

Una alternativa para minimizar este riesgo es la inversión periódica. Esta estrategia tiene una ventaja: se adapta muy bien a la evolución de los mercados financieros. Si la bolsa está muy cara, estás comprando una parte pequeña, y si la bolsa sufre caídas como la actual, estás comprando un 25 o un 30 % más con el mismo capital. Es decir, este sistema te permite adaptarte a las variaciones de precios.

Existen muchos estudios que lo demuestran. Por ejemplo, en el periodo que va entre 2008 y 2013, la rentabilidad mundial de la bolsa fue de un -6 %. Sin embargo, haciendo aportaciones mensuales, la rentabilidad habría sido del +21%.

El IBEX está por los suelos, ¿qué empresas tienen futuro en bolsa?

Invertir se basa en la idea de que la economía va a progresar. Sin embargo, conocer los detalles de qué empresas van a ir mejor o peor es casi imposible. La expansión del coronavirus es un evento extraordinario que ha afectado a la economía mundial, pero diariamente hay muchos otros eventos que tienen un impacto similar a pequeña escala: un nuevo competidor más eficiente, un cambio en la regulación, un descubrimiento que haga obsoleta la tecnología actual… Existen muchos ejemplos de empresas que, aunque se consideraban eternas, han desaparecido.

Es muy difícil atinar con los detalles, por lo que optamos por comprar el mercado en su totalidad. Esta filosofía de inversión se conoce como gestión indexada.

¿Qué impacto tendrá el COVID-19 sobre los dividendos de las compañías?

Los dividendos van a caer con total seguridad como consecuencia del coronavirus. Se estima que la caída será del 50 %, debido a una caída en los beneficios empresariales y a la incertidumbre provocada por este virus, que va a hacer que muchas empresas retengan una mayor parte de su beneficio para hacer frente a imprevistos.

Por poner estos datos en contexto, en la última pandemia de 2009 provocada por el H1N1, el dividendo cayó más de un 20 %. Durante este 2020 estaba previsto que aumentase un 10 %, pero algunas estimaciones, como la de JP Morgan, sitúan la caída de los dividendos en torno al 40 %.

¿Voy a recuperar el dinero que invertí en 2019 si no muevo mi fondo?

No lo sabemos, aunque la evidencia histórica indica que sí. En periodos superiores a once años en la historia de la bolsa mundial, nadie ha perdido dinero.

En general, en la mayoría de los periodos, si no hay un evento catastrófico, lo normal es que los resultados sean positivos. Así que, si dejas tu dinero tranquilo y puedes permitirte esperar 10 años o más, ese dinero se va a recuperar con mucha certeza.

Recordemos que no estamos ante una guerra o una depresión económica. Nos enfrentamos a una recesión que puede durar entre dos y cuatro trimestres, de manera que es probable que la recuperación se produzca en un horizonte temporal relativamente reducido.

¿Qué hacer con los fondos que tienen pérdidas?

La inversión solo funciona bien bajo determinadas condiciones: diversificación, disciplina para no comprar y vender con frecuencia, largo plazo y bajo coste. En estas circunstancias, tenemos la certeza de que no se pierde dinero en un horizonte temporal largo y que incluso se obtienen rentabilidades positivas. En el corto plazo, sin embargo, hay mucha volatilidad e incertidumbre.

En general, parece mala idea deshacerse de esas inversiones en este momento, sobre todo después de haber vivido una caída tan pronunciada. Tenemos una tendencia histórica a liquidar nuestras inversiones justo cuando hemos sufrido la mayor parte de los desplomes y antes de ver las recuperaciones. Es un patrón repetido ampliamente a lo largo del último siglo, pero es un error.

¿Qué factores pueden hacer que la bolsa suba en este momento?

La mejora en la bolsa desde finales de marzo se debe a la confirmación de que las políticas fiscales y monetarias para ayudar a la economía van a ser muy potentes. A pesar de eso aún existe mucha incertidumbre que producirá volatilidad. Para que se produjera una subida sostenida tendría que llegar una sorpresa positiva en el ámbito médico: quizás una combinación de fármacos que reduzca el contagio o una caída mayor de la esperada de la enfermedad al subir las temperaturas o cualquier otro factor que reduzca la virulencia de la epidemia en el periodo que trascurre hasta que se desarrolle una vacuna.

¿Cuál ha sido el impacto de las políticas de estímulo sobre la economía?

Sin las medidas llevadas a cabo por gobiernos y bancos centrales, el impacto sobre la economía del coronavirus sería mucho peor. Son importantes para mitigar el daño y para evitar que cuando esto termine se destruya el tejido económico y social.

En la actualidad, hay cuatro grupos de medidas:

  • Las políticas monetarias, las llevadas a cabo por los bancos centrales, que no afectan directamente al ciudadano. Se basan en ofrecer financiación casi sin condiciones a los bancos y en comprar bonos de empresas y gobiernos.
  • Los gobiernos, avalando créditos a empresas. Es uno de los aspectos más importantes del paquete español, que ya ha publicado un paquete de 100.000 millones de euros en avales.
  • Gobiernos ayudando con el gasto de manera indirecta. Por ejemplo, a través de una moratoria en el pago de las hipotecas, reducción en los recibos de la luz para empresas, etc.
  • Gobiernos a través de gasto directo. Son las únicas políticas que pueden sustituir la caída de la actividad económica, sustituyendo de manera temporal su caída de ingresos. Es un punto importante del paquete americano, por ejemplo, ya que cada familia por debajo de determinada renta va a recibir 1.200 $ con independencia de que se esté trabajando o no, 500 $ adicionales por cada niño y 700 $ semanales a los desempleados.

¿Subirán los precios este año a causa del coronavirus?

Es muy poco probable. Hay tres factores a tener en cuenta. El primero es la recesión, que suele reducir la inflación como consecuencia de la bajada de la demanda. Las familias posponen sus decisiones de compra, y los precios caen.

El segundo factor es el petróleo, que ya ha caído un 60 % en comparación con el año pasado por el aumento de la oferta, arrastrando a muchos bienes y servicios en la economía. Tengamos en cuenta que muchos productos, además de la gasolina, están relacionados de manera directa con el precio de esta materia prima.

El tercero es la oferta, que es el único factor que puede hacer subir la inflación este año. La producción está, por el momento, paralizada en la mayoría de industrias, y esto ha hecho que la oferta se contraiga.

En mi opinión, parece improbable que veamos un repunte de precios cuando la economía se normalice, y parece que el impacto en precios será, en todo caso, a la baja.

Parece improbable que la inflación repunte este año y, en todo caso, se espera que los precios caigan por la menor demanda temporal y la reducción en el precio del petróleo.

¿Va a bajar el precio de la vivienda?

En las condiciones actuales, especialmente debido al miedo a perder el trabajo, las familias suelen postergar las decisiones financieras más relevantes, como la compra de la vivienda.

Es probable que en este contexto ocurran tres cosas en relación a la situación del mercado inmobiliario:

  • Que caigan las ventas. Hay diversos estudios que avalan esta idea, como el de la Universidad Pompeu Fabra, que estima una caída del número de compraventas del 20%, y la Universidad de Málaga, que habla de un 40%. Como referencia, la compraventa de viviendas en China ha caído un 90% en lo que va de año.
  • Que también caigan los percios, aunque es difícil valorar cuánto, por la cantidad de variables que forman parte de estas estimaciones. Es probable que muchos pisos no se pongan a la venta, y no haya tanto mercado disponible para la compraventa.
  • Una paralización de la construcción durante el próximo año, porque la demanda se va enfriando y no habrá entidades financiando este tipo de proyectos.

En Naranja | 11 términos para entender las últimas noticias de la bolsa

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (62 votos, media: 4,24 sobre 5)
Cargando...