Siete consejos para comprar acciones en bolsa y no morir en el intento

Muchas personas quieren comprar accione porque saben que es una de las mejores opciones a largo plazo, pero tienen miedo a hacerlo porque desconocen cómo planificar bien su inversión. Estos consejos pueden servir de orientación para comprar acciones.

Diversificar reduce los riesgos

Comprar acciones de muchas empresas no reduce el dinero que podemos esperar que se gane con la inversión, pero sí puede hacer menos probable que el resultado se aleje mucho de lo previsto inicialmente . Si disponemos de poco dinero, una alternativa para no hacer muchas operaciones y ahorrar en comisiones son los fondos de inversión de renta variable.

Hay que vigilar las comisiones

Comprar acciones o venderlas requiere la actuación de unos profesionales, al igual que la custodia de las acciones. Hay que pagar por ello, pero no debemos desembolsar más dinero de la cuenta para lo cual buscaremos invertir a través de un bróker con unas comisiones competitivas.

Broker NARANJA

8€ por operación en bolsa española.

Hasta 30.000€

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos

Herramientas gratuitas para sacarle más partido a la bolsa.
0€ custodia* y 0€ cobro de dividendos.

Meditar la proporción de los ahorros que se invierte en acciones

Dependiendo de nuestras circunstancias, podremos invertir más o menos dinero en bolsa. Un ejemplo de esas circunstancias es la edad. Es más fácil reponernos de las pérdidas y aprovechar las ganancias para ir construyendo un buen capital en el futuro cuando somos más jóvenes.

Poner la vista en el largo plazo

Vender acciones al poco tiempo de comprarlas puede darnos importantes beneficios si suceden novedades positivas e inesperadas, pero también grandes pérdidas si nos encontramos malas noticias imprevistas. Sin embargo, en el largo plazo, la tendencia de la bolsa es a crecer y superar los sobresaltos.

Tener en cuenta la inflación al invertir

La inflación afecta a las acciones de distinta forma que a otras inversiones. A diferencia de la renta fija, los beneficios de las empresas varían cuando lo hace la inflación. Pero, dado que no afecta por igual a todas las empresas, es importante informarnos previamente de cómo afecta la inflación a las empresas cuyas acciones queremos adquirir.

Vigilar los dividendos

Invertir en empresas que reparten muchos dividendos puede ser menos arriesgado. Por un lado, los dividendos hacen que recuperemos más rápido nuestra inversión. Y por otro, que una empresa reparta un buen dividendo es una señal de la empresa genera dinero para pagarlos, lo que aporta mayor credibilidad a su contabilidad.

Pensar siempre en el futuro

El pasado puede llevar a equivocaciones en las inversiones en bolsa. Por mucho que hayan subido o bajado unas acciones, pueden seguir haciéndolo en el futuro. El cambio de tendencia dependerá fundamentalmente de la información que vaya llegando y que ahora desconocemos. Lo que sí podemos saber sobre el futuro es que hay acciones más arriesgadas que otras, que las rentabilidades esperadas varían en función de ese riesgo  y que existe una tendencia a subir a largo plazo del conjunto de la bolsa.

Dedicar un tiempo a tener en cuenta estos y otros aspectos que conduzcan a una buena planificación de nuestra cartera de acciones puede ser una de las mejores inversiones.

En Naranja | Esto es lo que podemos aprender de Warren Buffett … sin tener sus millones de dólares

Conversación