Spotify ¿una salida a bolsa poco habitual?

Spotify (la plataforma de reproducción de música vía streaming, que ya cuenta con 71 millones de suscriptores) sale a bolsa el martes 3 de abril y lo hace de forma poco habitual.

Normalmente, cuando una compañía sale a bolsa lo hace a través de una OPV (Oferta Publica de Venta), es decir, emite nuevas acciones y las vende a todo aquel que esté interesado, a través de determinados bancos que las ofrecen a sus clientes. ¿Qué se consigue con ello? Esto le permite a la empresa obtener dinero para afrontar nuevos proyectos o inversiones y le asegura cierta estabilidad al precio de la acción (si el precio baja, los bancos empiezan a comprar hasta que se estabiliza), sin embargo hace que la participación de los accionistas originales disminuya al dejar entrar a nuevos accionistas.

El caso de Spotify es distinto: sus acciones existentes simplemente van a empezar a cotizar. Es decir, no emite nuevas acciones, por lo que sus actuales accionistas no pierden cuota de participación, pero permite que sus accionistas vendan sus acciones en el mercado. Pero hay más peculiaridades,  en la salida a bolsa de Spotify no se ha fijado un precio de referencia fijo al que coticen las acciones.

Broker NARANJA

8€ por operación en bolsa española.

Hasta 30.000€

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos

Herramientas gratuitas para sacarle más partido a la bolsa.
0€ custodia* y 0€ cobro de dividendos.

¿Qué podemos esperar?

La falta de un precio de referencia fijo al que se vendan las acciones, unido a la normal “irracionalidad” del mercado que suele darse en el corto plazo, puede hacer que el precio oscile mucho en los primeros días. Si mucha gente quiere comprar acciones porque identifica a Spotify como el próximo Netflix o Amazon y pocos de los grandes accionistas quieren vender, el precio se disparará. Sin embargo, si a la gente no le convence el futuro de la empresa, puede que los accionistas actuales no sean capaces de vender más a que a precios muy bajos.

¿Por qué utilizan un método tan poco habitual?

Fundamentalmente porque es mucho más barato, se estima que el proceso de salida a bolsa les va a costar 30 millones de euros, cuando a Snap (dueño de la aplicación de mensajería Snapchat) el proceso habitual les costó alrededor de 100 millones de dólares. Pero además, sólo perderán cuota de poder aquellos accionistas actuales que decidan vender sus acciones.

Las 2 advertencias que hace la compañía

Tal y como recoge Spotify en su folleto de salida a bolsa: “la cantidad de acciones disponibles y el precio de las acciones pueden ser más volátiles que si se siguiera el proceso habitual”, además,  “hemos incurrido en pérdidas significativas en el pasado y puede que no seamos capaces de generar suficientes ingresos como para ser rentables”.

La salida a bolsa de Spotify se une a la de Dropbox del viernes 23 de marzo y plantea la duda de si otros “unicornios” (empresas que alcanzan valoraciones de más de mil millones de euros sin necesidad de salir a bolsa) les seguirán: empresas como Uber, Airbnb, Pinterest… Sin duda alguna va a ser un evento muy seguido en Wall Street, pero también en Silicon Valley.

Algunas cifras de Spotify:

  • 71m de suscriptores (48m en 2016)
  • 159m de usuarios activos (123m en 2016)
  • Disponible en 65 países

Sus ingresos (en millones de euros) pasan de 1.940 (en 2015) a 2.952 (en 2016) y 4.090 (en 2017), con una tasa de crecimiento compuesto del 45%. Al mismo tiempo, sus pérdidas (en millones de euros) aumentaron de 230 (en 2015) a 539 (en 2016) a 1.235 (en 2017). Esto supone perdidas por acción de 1,62 euros, 3,63 euros y 8,14 euros, respectivamente.

Imagen | Spotify

Conversación