Regla del 10-10
Tiempo de lectura: 4 minutos

La mejor fórmula para un inversor a largo plazo es comprar y mantener su inversión, pase lo que pase en los mercados. Esta estrategia, conocida también como Buy & Hold, es la que mejores resultados ha dado a lo largo de la historia, pero también la más difícil de cumplir, sobre todo a nivel psicológico. Por eso, algunos expertos han querido ir un paso más allá, utilizando otras reglas para mejorar su eficacia. Entre ellas, destaca la regla del 10-10.

Su objetivo es no solo permanecer invertidos a largo plazo, sino también aprovechar las caídas bruscas de los mercados para invertir más. De este modo, compramos con grandes descuentos, aprovechamos las subidas de forma mucho más acentuada y, de paso, nos preparamos psicológicamente ante los riesgos propios de cualquier inversión.

El principal error que cometen los inversores

El error más habitual entre los inversores principiantes es vender cuando el mercado cae. El miedo a perder limita nuestra capacidad inversora y condiciona de manera significativa nuestros resultados.

La recomendación de los expertos es la contraria: mantener la inversión, pase lo que pase. El mundo no ha dejado de crecer en el último siglo, y la historia nos ha demostrado que los mercados siempre tienden a la media. Por eso, a largo plazo, el Buy & Hold es la estrategia que tradicionalmente mejores resultados ha proporcionado.

Sin embargo, a nivel psicológico, permanecer invertidos a largo plazo no es ni mucho menos intuitivo. Supone tener que asumir pérdidas que, en algunos casos, pueden poner en riesgo nuestro patrimonio. Y para muestra, un botón: entre finales de mayo del 2008 y finales de febrero de 2009 el índice S&P 500 perdió cerca de un 50 % de su valor, lo que llevó a muchos inversores a vender parte de su inversión y, por supuesto, a perderse las subidas posteriores.

Pero, ¿y si pudiésemos ver las caídas en los mercados como una oportunidad más que como un riesgo? ¿Y si fuese posible aprovecharse de los descensos abruptos del mercado para ganar más? Esto es precisamente lo que propone la regla del 10-10.

En qué consiste la regla del 10-10

La regla del 10-10 es una sencilla estrategia que permite aprovechar las caídas puntuales y abruptas de los mercados. En concreto, tal y como recomienda Fernando Luque, editor de Morningstar, consiste en reservar un 10 % de la cartera en efectivo para aprovechar eventuales caídas de más del 10 % en los mercados.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Lo que se pretende conseguir con esta regla es que, de alguna forma, los inversores vean las caídas en los mercados como una oportunidad para comprar con descuentos importantes más que como un riesgo de pérdida.

Por ejemplo, si tenemos un capital de 40.000 €, la regla 10-10 propone reservar al menos 4000 € en efectivo y mantener invertidos los 36.000 € restantes. En el momento en el que el mercado caiga ese 10 % es cuando nosotros entraríamos con esa liquidez adicional comprando los valores a un precio más barato.

¿Cuántas veces ha caído el mercado más de un 10 %?
En los últimos 30 años, no ha habido muchas ocasiones dónde esta estrategia se haya podido aplicar. De hecho, si tomamos como referencia el índice S&P 500 de Estados Unidos, tan solo ha ocurrido en 5 ocasiones: en septiembre del 90, en agosto del 98, en noviembre del 2000, en enero del 2008 y en diciembre del 2018.

Ventajas e inconvenientes de la regla del 10-10

La principal ventaja de la regla 10-10 es que compramos a precios mucho más reducidos que en condiciones normales. Además, parte de nuestro capital se mantiene en liquidez, sin estar expuesto a los riesgos diarios en los mercados, lo cual puede ser apropiado para inversores más conservadores.

El principal inconveniente es el coste de oportunidad de la liquidez. Ese dinero no está proporcionando ninguna rentabilidad, de manera que estamos perdiendo una buena ocasión para que nuestro capital se revalorice. Además, es posible que el dinero quede parado mucho tiempo, porque no sabemos cuándo se va a producir una caída tan brusca de los mercados (si es que se produce en algún momento).

Ejemplo práctico

Imaginemos dos carteras, ambas de 50.000 €. Una de ellas utiliza una estrategia Buy & Hold pura y la otra utiliza la regla del 10-10, de manera que 45.000 € están invertidos y los otros 5000 € están reservados en liquidez para eventuales caídas de los mercados. Suponiendo la siguiente evolución de la bolsa, el resultado de cada estrategia por separado sería el siguiente:

 

Buy & Hold Regla del 10-10
Año Rentabilidad Capital Total Capital Liquidez Total
1 8,00 % 54.000,00 € 48.600,00 € 5.000,00 € 53.600,00 €
2 7,43 % 58.012,20 € 52.210,98 € 5.000,00 € 57.210,98 €
3 -3,00 %  56.271,83 € 50.644,65 € 5.000,00 € 55.644,65 €
4 5,65 % 59.451,19 € 53.506,07 € 5.000,00 € 58.506,07 €
5 7,00 % 63.612,78 € 57.251,50 € 5.000,00 € 62.251,50 €
6 6,50 % 67.747,61 € 60.972,85 € 5.000,00 € 65.972,85 €
7 -13,00 % 58.940,42 € 53.046,38 € 5.000,00 € 58.046,38 €
8 3,15 % 60.797,04 € 59.874,84 € 0 € 59.874,84 €
9 -2,84 % 59.070,40 € 58.174,39 € 0 € 58.174,39 €
10 6,80 % 63.087,19 € 62.130,25 € 0 € 62.130,25 €

En este ejemplo, la estrategia Buy & Hold obtiene una rentabilidad del 2,35 % anualizada, mientras que la estrategia del 10-10 obtiene un 2,19 %. Es una diferencia muy pequeña, y las diferencias se han reducido cuando los mercados han caído más de un 10 %, que es precisamente cuando la mayoría de inversores venden.

En ese momento, se utiliza la totalidad de la liquidez para entrar de nuevo en el mercado. Una vez hecha la compra, y una vez recuperado el mercado de la caida, se puede volver a reservar el 10 % del capital para aplicarlo en el futuro si los mercados vuelven a caer, y así sucesivamente.

Variantes de la regla 10-10

Existen otras variantes de esta regla que, al fin y al cabo, producen resultados similares. Por ejemplo, la regla del 5-5 que se aplica cuando los mercados caen más de un 5 % o la regla del 20-20, para cuando los mercados caen más de un 20 %. Evidentemente, cuanto menor sea la cifra esperada de caída del mercado, más veces tendremos que aplicar la regla que corresponda.

Lo que no cambia es su objetivo: que las caídas de los mercados no solo no nos hagan salir del mercado, sino que se utilicen para entrar con más fuerza.

Imagen | Simon Migaj 

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 2,25 sobre 5)
Cargando…

Lo último en Conceptos básicos