Tiempo de lectura: 5 minutos

La actual inercia de los mercados, con un 2019 que ha sido especialmente positivo en renta variable, ha catapultado a muchos de los principales índices del mundo hacia nuevos máximos históricos.

Esta situación, a pesar de ser un reflejo de la buena marcha de los mercados, también está sembrando de dudas la estrategia inversora de muchas personas, que se preguntan qué hacer con su dinero. ¿Es conveniente liquidar parte o la totalidad de la inversión ahora que la bolsa está en máximos? ¿O es mejor invertir ahora en el mercado, pase lo que pase?

Los factores que han provocado el buen comportamiento de los mercados en 2019

2019 ha sido un año especialmente bueno para la mayoría de activos cotizados. El S&P 500, principal índice de Estados Unidos, subió casi un 29 %; el Eurostoxx un 25 %, el oro lo hizo un 20 %, mientras que los bonos de los principales países han consolidado la senda de intereses negativos.

Aprovechando esta tendencia, los fondos de ING también han cosechado excelentes resultados. Por ejemplo, el Fondo NARANJA 90 ha logrado un 24,91 %, el Fondo NARANJA 75/25, el 19,29 % y el Fondo NARANJA 30/70, el 9,92 %.

A pesar de que el 2019 ha sido un buen año para los mercados, siempre hay que tener en cuenta que los comportamientos pasados no suponen un indicador fiable para predecir el futuro. Pero aunque los fondos de inversión conllevan riesgo de pérdida de capital, no hay que olvidar que son una herramienta de inversión adecuada para estrategias a largo plazo, con aportaciones periódicas que aprovechen las eventuales caídas del mercado.

Pero, ¿qué factores explican estas rentabilidades tan positivas?

Para empezar, hay que tener en cuenta que 2018 terminó con un descenso brusco de los mercados por varios factores, muchos de los cuales han ido encarrilándose en 2019. China y Estados Unidos han ido acercando posturas y la guerra comercial parece cosa del pasado. Y aunque 2019 ha sido un año de ralentización en el crecimiento económico, los buenos resultados empresariales, la mejora en las expectativas de los consumidores y las políticas expansivas de los bancos centrales han tirado del carro del crecimiento bursátil.

Además, el futuro del Brexit se ha despejado bastante. Y si bien el Brexit en sí no es una buena noticia para las bolsas, menos aún es la incertidumbre que provoca no saber qué va a pasar desde el punto de vista político.

Máximos históricos en bolsa, algo más habitual de lo que parece

Que una bolsa alcance los máximos históricos no debería hacernos pensar que, en ese momento, va a comenzar a caer. De hecho, si tomamos como referencia el índice S&P 500 de Estados Unidos, haber alcanzado nuevos máximos históricos es una situación más habitual de lo que parece. Sin ir más lejos, el año pasado batió hasta 25 veces su propio récord, perforando las anteriores marcas.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Además, si miramos más en detalle la gráfica del S&P 500, vemos que desde 1950, después de cada máximo histórico, en un 82 % de las ocasiones el mercado ha acumulado alzas el año siguiente.

Dicho de otro modo, el estado más habitual de los mercados, al menos en el caso del S&P 500, es estar en máximos históricos. Esta circunstancia responde a un buen comportamiento de las empresas americanas, especialmente aquellas que tienen un mayor componente tecnológico, algunas de las cuales consiguen nuevos máximos históricos año tras año.

El mundo no ha parado de crecer en el último siglo

Los máximos históricos de la bolsa no es algo exclusivo del mercado americano. El resto del mundo ha seguido la senda del S&P 500. Así lo demuestra el hecho de que índices como el MSCI World, que representa un conjunto de referencia de acciones a nivel mundial, haya seguido una tendencia alcista en los últimos diez años, como demuestra el siguiente gráfico.

Esto se explica, en cierto modo, por la evolución de la economía mundial del último siglo, y muy especialmente de los últimos 60 años. De hecho, y a excepción del reciente año 2008, con una de las mayores crisis económicas de nuestra historia reciente, desde 1960 el PIB mundial ha experimentado un crecimiento más o menos significativo todos los años.

El mito de no invertir en máximos históricos: los datos
Imagina que vives en 1871 y decides invertir un dólar en bolsa. Llega septiembre de 2018, y haces un pequeño análisis de tu capital después de 147 años. Pues bien, aparte de haber ganado mucho dinero, descubres que tu inversión ha tocado máximos históricos en 289 de 1771 meses, es decir, un 16,3 % de las veces.

Esta es, al menos, la conclusión a la que llegó Robert Shiller, Premio Nobel de Economía en 2013, después de analizar los precios del índice S&P 500 durante casi siglo y medio. De este análisis se extrae un dato tan curioso o más que el anterior: de los 289 meses en los que se tocó máximos, se volvió a realizar un nuevo máximo en el mes siguiente en 194 veces.

O dicho de otro modo, la historia nos demuestra que existe una probabilidad del 67 % de que vuelva a tocar máximos históricos un mes después.

Cómo invertir con la bolsa en máximos

Hay una serie de consideraciones a tener en cuenta cuando el mercado está en máximos, algunas de las cuales bien podrían emplearse a cualquier otro momento:

  • Elegir compañías sólidas y con buena proyección a largo plazo: aunque puede haber empresas con mayor capacidad de crecimiento a corto plazo, si elegimos compañías sólidas capearemos mejor el temporal en caso de una eventual caída de los mercados. Es decir, empresas que tengan una buena perspectiva de beneficios, una situación de tesorería saneada, poco endeudamiento o con un negocio asentado y con futuro, entre otros muchos factores.
  • Manejar el mercado con cautela: algunos inversores pueden ser escépticos acerca de la evolución de los mercados, aunque la evidencia y los análisis fundamentales nos haga pensar lo contrario. Por eso, eligen valores más defensivos o refugio, que tengan un mejor comportamiento cuando se producen caídas. Y, por supuesto, estar convenientemente diversificado.
  • Sigue haciendo aportaciones a tu fondo de inversión: si tu horizonte temporal es el largo plazo, el hecho de que la bolsa esté en máximos históricos no debería alamarte en exceso. Por ejemplo, si tu estrategia pasa por realizar aportaciones mensuales a un fondo de inversión de una misma cuantía y de forma automática, comprarás más caro, pero si se produce una caída y sigues tu plan, lo harás más barato en el futuro. Y si la bolsa sigue subiendo, estarás comprando más barato ahora con respecto al futuro.

¿Es un buen momento para invertir?

Entender que invertir en máximos históricos no es una mala estrategia es complejo. Guiados por la lógica, podemos pensar que la bolsa está cara y que, por tanto, no es el momento idóneo para entrar en el mercado.

Sin embargo, todo depende de si la situación económica actual respalda los precios de los activos, aunque también hay que considerar que cualquier cisne negro, como el actual coronavirus, puede provocar una caída puntual de la bolsa. Sin embargo, la historia nos dice que lo más probable es que acabe recuperándose.

2019 ha sido un gran año para estar invertido en bolsa porque los resultados han sido muy buenos. Sin embargo, mucha gente, que liquidó sus inversiones en 2018 ante los malos resultados que se dieron a final de año, se perdió la subida. Esto demuestra, una vez más, que es imposible saber cuál es el mejor momento para invertir.

Por eso en ING recomendamos permanecer siempre invertidos a través de fondos indexados y realizando aportaciones periódicas.

Imagen | bruce mars

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,83 sobre 5)
Cargando…